“There’s no leaving now” de The Tallest Man on Earth

 

Por Cristina Consuegra.

There’s no leaving now

The Tallest Man on Earth

Junio, 2012

Dead Oceans

 

Recuerdo la primera vez que escuché al sueco Kristian Mattson, nombre propio tras el que se encuentra el artista conocido como The Tallest Man on Earth. Fue gracias a la canción “I Won’t be found”, corte perteneciente a su primer álbum de estudio, Shallow Grave (2008); tras ese impacto de madera y tierra, disparo certero efectuado por una de las voces más personales del folk actual, voz descarnada y áspera que lo hace situarse en la estela dibujada por los grandes del sonido made in EE.UU., llegaron otros como “Where do my bluebird fly?” o el primer sencillo del álbum, “The Gardener”. En 2010, se muda de sello gracias a la publicación de The Wild hunt pero mantiene ese sonido crudo, sujeto a la matriz, que lo acerca al Zimmerman primerizo, una atmósfera de acústica atemporal que tras el primer sencillo,  “King of Spain”,  hace que gane adeptos y críticas que lo encumbran a la infalible etiqueta de músico de culto.

Hace apenas dos meses, Mattson ha lanzado su tercer álbum de estudio, There’s no leaving know, un trabajo soberbio, cálido y elegante, grabado al amparo del hogar, con una identidad sonora que se aleja de esa inmaculada crudeza para acercarse a cierta grandilocuencia propia del género, próxima a Emily Jane White, Bon Iver y Fleet Foxes. Con una voz más sosegada, Mattson ha querido tomarse el tiempo necesario para entregar al mercado el álbum que su público y él mismo merecen. Para esta ocasión ha contado con algunos instrumentos adicionales que, sin esconder las grandes armas del de Dalarna, conceden a las canciones una fuerza mayor que en anteriores trabajos. El avance del álbum, “1904”, canción en la que la belleza determina las normas de comportamiento, ratifica todo aquello que muchos ya sabían: que en el tercer trabajo, “el de la madurez”, Mattson iba a dar el pelotazo. El ramillete de creaciones que sostiene este álbum roza la perfección, desde “To Just grow away” hasta “On every page”, pasando por la canción homónima “There’s no leaving now”, el escuchante se enfrentará a atmósferas líricas de carácter más personal e introspectivo, sin renunciar a ese hilo que Mattson siempre busca mantener con la realidad a través de las canciones. En definitiva, un tercer álbum que pone de manifiesto la inteligencia musical de este pequeño gran hombre.

Escucha There’s no leaving now de The Tallest Man on Earth en Spotify

 

Próximos conciertos:

4 de octubre en Madrid (Joy Eslava)

5 de octubre Casino de l’Aliança del Poblenou (Barcelona) 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.