La nueva editorial Pálido Fuego comienza su andadura con David Foster Wallace

 

Nace en Málaga un nuevo sello editorial, Pálido Fuego.

Comienza su andadura una editorial que en primera instancia se presenta como independiente y pequeña pero con las ideas bien claras. Toma su nombre de aquellos versos del Timón de Atenas de Shakespeare, que posteriormente adoptaría Nobokov para dar título a una de sus magistrales obras.

 

Son conscientes de la sobrecarga que desde hace años reina en el actual mercado editorial, pero también lo son de que, en buena parte, la razón de dicho exceso estriba en la gran descompensación que existe entre la ubicuidad de la literatura con pretensiones exclusivamente comerciales, y la que ellos vienen a defender aquí: esa literatura cuyo eterno desplazamiento da lugar a que muchas obras de una importancia cultural enorme no lleguen siquiera a publicarse en castellano. José Luis Amorós, responsable editorial, comenta en su web que no aspiran a remediar esta situación, pues en ella influyen factores que escapan al control de cualquier sujeto aislado. Pero sí quieren contribuir, en la medida de sus posibilidades, al esfuerzo de aquellas personas y entidades —principalmente editoriales independientes, críticos literarios, blogueros y librerías— que no cejan en su empeño por paliarla. Satisfacen una forma de hacer literatura que no tiene en cuenta los factores económicos sino que se debe, única y exclusivamente, al arte.

 

Su primer lanzamiento el próximo 29 de octubre, es arriesgado: Conversaciones con David Foster Wallace, recopiladas por Stephen J. Burn (ed.). Reúne las veinte mejores entrevistas concedidas por el escritor durante su carrera. En ellas, además de conocer de primera mano la deriva vital del autor, los lectores descubrirán cuáles fueron los motivos que lo indujeron a escribir cada una de sus obras, sus autores favoritos, sus teorías acerca del arte, sus motivos recurrentes, y comprobarán hasta qué punto Wallace mantenía los mismos niveles de inteligencia, diversión e intensidad en el habla que en su escritura. Todas ellas inéditas en castellano, se incluyen dos documentos de enorme importancia: la larga entrevista concedida a Larry McCaffery para la Review of Contemporary Fiction, y la semblanza escrita por David Lipsky a la muerte de Wallace.

 

A lo largo de dos décadas de creatividad intensa, David Foster Wallace (1962-2008) creó una obra extraordinaria que abarca ensayos inclasificables (Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer, Hablemos de langostas, Esto es agua), un libro sobre las matemáticas transfinitas (Everything and More: A Compact History of ∞), narraciones vertiginosas (La niña del pelo raro, Entrevistas breves con hombres repulsivos, Extinción) y tres novelas inolvidables (La escoba del sistema, La broma infinita, El rey pálido). Tanto la calidad como las características del trabajo de Wallace recalibraron la medida del logro literario contemporáneo.

 

Stephen J. Burn es profesor de lengua inglesa en la Northern Michigan University. Ha escrito numerosos ensayos, monografías y artículos sobre literatura contemporánea, entre los que cabe destacar los libros Jonathan Franzen at the End of Postmodernism y David Foster Wallace’s Infinite Jest: A Reader’s Guide. Es colaborador habitual de publicaciones literarias como el New York Times Book Review, el Times Literary Supplement y la American Book Review.

 

Pálido Fuego continuará sus ediciones con títulos como La escoba del sistema, primera novela del malogrado Foster Wallace, aún inédita en España; Spurius, primera novela del británico Lars Iyer; House of the leaves de Mark Z. Danielewski, considerada hasta ahora intraducible; o Mi primo, mi gastroenterólogo, del norteamericano Mark Leyner.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *