El miedo a los ratones, en una carta de Kafka

Categoría: +Medios | y tagged con |

 

El Archivo Literario Alemán adquirió la famosa carta de Franz Kafka a su amigo y albacea Max Brod, en la que el autor de “La metamorfosis” confiesa su miedo a los ratones.
La compra de la misiva, de cuatro páginas y fechada el 4 de diciembre de 1917, fue posible gracias a diversas donaciones, indica la institución con sede en Marbach, en el sur de Alemania, según informó la agencia de noticias EFE.

“La carta estuvo, en las últimas décadas, en manos privadas y podrá ser mostrada ahora al público”, subraya el archivo, que junto a la Bodleian Library de Oxford, dedica gran parte de su actividad a la conservación de manuscritos del escritor nacido en Praga el 3 de julio de 1883, uno de los más importantes de la literatura universal.

A partir del 11 de abril, la carta será presentada junto a otros manuscritos de Kafka (1883-1924) y testimonios de su influencia sobre escritores como Elias Canetti, Winfried Georg Sebald y Gilles Deleuze en una pequeña exposición titulada “Los ratones de Kafka”.

Según el archivo, “la `Carta de los ratones` puede ser considera una (pequeña) clave para la obra de Kafka, en la que se entremezclan de forma indisoluble figuras del miedo y de lo extraño”.

“Son patentes también las huellas que llevan a obras como por ejemplo `Josefina la cantora o el pueblo de los ratones` o `La madriguera`”, subraya el comunicado.

En la carta, con la que el archivo dice “enriquecer” su destacada colección de Kafka con otra pieza importante, el autor escribía: “Lo que yo tengo a las ratas es vil miedo”.

El precio de salida de la misiva, según el portal de la casa de subastas Kaupp de Salzburgo, encargada de llevar a cabo la puja, fue de 42.000 euros, mientras que la suma ofrecida por el comprador final ascendió a 96.000.

Fuente: Télam

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.