Django desencadenado (2012) de Quentin Tarantino

Por Juan Murillo Bodas.

 

django_desencadenado1_nosologeeks

Django desencadenado (2012) de Quentin Tarantino

 

Tenía puestas grandes esperanzas en esta película. Primero por tratarse de un western, género imprescindible y a reivindicar dentro de la Historia del cine;  segundo por ser una película de Quentin Tarantino,cineasta al que admiro y respeto profundamente. Y lo cierto es que me ha parecido una extraordinaria película.

Django desencadenado nos cuenta la historia de un rescate de proporciones casi épicas en los Estados Unidos anteriores a la guerra de secesión, al mismo tiempo es una historia de venganza individual que se torna en símbolo de venganza para hacer justicia  contra la injustamente tratada y masacrada raza negra; también es una historia de amor y la de una peculiar amistad entre dos personajes marginados del sistema: un cazarrecompensas camuflado bajo la apariencia de doctor y un esclavo negro. Y es que ambos inician una relación que, si bien en sus comienzos está marcada por un puro interés mercantil, se convierte a través de la metáfora del viaje en un proceso mutuo de conocimiento y reconocimiento del otro. Django aprende a desenvolverse en un mundo dominado por los blancos: aprende a leer, a disparar y a matar sin sentirse culpable por ello,  en un proceso de progresivo endurecimiento del personaje; por otro lado el doctor Kingston sufre el proceso inverso y se humaniza progresivamente desprendiéndose poco a poco de su lado más cruel e inmisericorde.

Tarantino filma su western con un pie en el clasicismo y otro en la modernidad. Su uso de la panorámica rememora a John Ford o Howard Hawks, mientras que sus  coreografías de la violencia y el uso (eso sí, contenido) del zoom y del ralentí, lo emparentan con el estilo visual de su admirado  Sergio Leone y del mejor Sam Peckinpah; esto encuanto a las influencias más visibles; por otro lado, Tarantino deja su sello a través del propio tema del film, ya que son escasos son los westerns que abordan el tema de los esclavos negros, por lo menos desde una perspectiva tan atrevida y radical como él lo hace; no faltan las señas de identidad de su cine: el humor negro, los diálogos brillantes, la construcción de situaciones aparentemente inverosímiles que maneja con suma habilidad y destreza, así como el uso de la música para realzar el significado de determinadas escenas y potenciar aún más un ritmo cinematográfico que ya de por sí es implacable y sin concesiones.

Y qué decir del reparto… están todos espléndidos, no podía ser de otra forma; Christopher Waltz como el Dr. King Schultz, cuya verborrea y astucia deslumbran; Jamie Foxx, como Django esclavo transmutado en una especie de superhéroe westerniano; y su sufrida esposa Broomhilda, interpretada por  Kerry Washington,a la que ya puedimos ver en Ray o El último rey de Escocia;  Leonardo di Caprio como el malvado terrateniente y cuya figura nos recuerda a la de Clark Gable en Lo que el viento se llevó, pero con un carácter maléfico; el extraordinario Samuel L. Jackson, haciendo de lacayo servil de este último; además de  las apariciones estelares de Don Johnson y Franco Nero y del propio Quentin Tarantino,cuyo personaje resulta fundamental para el desenlace apoteósico de la película.

¿A qué esperan para ir a verla al cine? No se arrepentirán, se lo aseguro.

 

Django desencadenado (2010) se estrenó es España el pasado 18 de enero de 2013

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.