Carl Nielsen, un compositor danés con formato internacional

 

Carl Nielsen

 

Por Thomas Mulvad.

Hasta hace poco, el conocimiento del compositor danés Carl Nielsen estaba limitado a los daneses y a los expertos en la música clásica europea. Era una figura olvidada y marginada fuera de las fronteras danesas. Pero en los últimos años ha surgido un interés renovado por las obras de Nielsen, sobre todo hacia sus seis sinfonías, que hoy en día son parte del repertorio de las orquestas sinfónicas de todo el mundo. Este artículo sirve cómo presentación del compositor y para quien quiera aumentar su conocimiento sobre esta figura clave en la historiografía de la música europea del siglo XX.

Carl Nielsen nació el 9 de junio 1865 en Nørre Lyndelse, un pueblo unos 10 kilometros sur de la ciudad de Odense en la isla Fionia. Creció en una familia pobre con un grupo de hermanos de doce. Por entonces no existían indicios de que el pequeño Carl sería una alta personalidad y un importante contribuyente en la historia musical de Dinamarca. No obstante,  mostró desde joven un gran interés en la música y empezó, a petición de su padre, a tocar el violin a los ocho años. Poco después comenzaron sus primeros intentos en la composición. Tras un lapso donde se empleó como aprendiz de zapatero, fue aceptado en la orquesta militar de Odense y así pudo, a sus catorce años, dedicarse a la vida musical. Aprendió a tocar la trompeta mientras continuaba sus estudios del violin. A los dieciocho años se mudó a Copenhague donde se inscribió en el conservatorio real de la música para estudiar composición. Se graduó en 1886 y los siguientes años se alimentó componiendo ocasionalmente y tocando temporalmente en varias orquestas. Asimismo recibió una beca que le dio la oportunidad de viajar por Europa para conocer las grandes figuras musicales de la época, entre otros encontró a: Wagner, Sibelius, Brahms, y Richard Strauss.

Su conocimiento y popularidad siguió creciendo en los siguientes años y empezo a componer para las grandes salas de concierto en Copenhague con cada vez más éxito y adicionalmente fue contratado como violinista y director en la Capilla Real de Dinamarca, sin duda la orquesta más prestigiosa de la época. En la cumbre de su fama, tenía muchos puestos en la vida musical de Dinamarca, entre los cuales se puede mencionar que, junto con otro compositor danés, Thomas Laub, fue elegido para componer una nueva edición del tesoro de canciones fólcloricos de Dinamarca. Compuso varias nuevas melodias para las viejas canciones. Muchas de estas nuevas canciones obtuvieron una inmensa popularidad y fueron difundidas por el nuevo medio, el disco de gramófono. De esta manera Carl Nielsen constituyó una figura relacionada con la música popular entretanto también su música más seria seguía siendo tocada en las salas grandes de conciertos.

Saul_og_David_(Carl_Nielsen),,_Stockholm_1931

Nielsen también impartió clases privadas a muchos músicos y compositores de su generación y la generacón posterior, lo que aseguró que sus ideas seguían teniendo una importancia póstuma en la sociedad musical danesa.

Dado que Nielsen no vivió en la época del gramófono, la dirección de sus obras nunca fue grabada, por lo cual las grabaciones de sus sinfonías dirigidas por sus alumnos Thomas Jensen, Erik Tuxen y Launy Grøndahl se estiman como las más autenticas hoy en día.

Uno de los eventos al que se pone mucho énfasis en la historiografía de Nielsen con respecto a sus composiciones, es el encuentro con Anne Marie Brodersen de quien se enamoró poco después de su primer encuentro en Paris. Los dos se casaron a toda prisa y Nielsen se quedó con ella el resto de su vida a pesar de problemas matrimoniales e infidelidades. En la comprensión psicológica de las obras de Nielsen, a menudo se rinde importancia a los problemas personales surgidos de la conviviencia con Anne Marie, sobre todo en sus dos obras más conocidas, las sinfonias no. cuatro y cinco.

Carl Nielsen de ninguna manera se quedó con un género de composiciones, todo lo contrario, compuso música de varios tipos diferentes: Sinfonías, óperas, canciones, suites y un gran número de conciertos para varios instrumentos. Y aunque sus sinfonías sin duda son sus obras más conocidas, los conciertos para violin y flauta también son reconocidas internacionalmente y parte del repertorio clásico de hoy.

Es difícil atribuir la inmensa importancia de Nielsen en la música y cultura danesa a una(s) obras particulares. No obstante, es cierto que entre el público danés, Nielsen se reconoce primeramente por sus contribuciones al repertorio de canciones populares, del que compuso más que 350 canciones. La mayoría de ellas siguen siendo cantadas hoy en día en la vida cotidiana danesa. En ellas se evidencia la influencia del folclore de Dinamarca, así pues, difieren mucho del Lied artístico en Alemania que no tiene el mismo objetivo de ser cantada en grupo.

atpianoSu mejor contribución a la música danesa son sus obras nacionalrománticas que lograron ubicarse en un puesto muy importante en la consciencia nacional. Por ejemplo la obra Fynsk Forår (Primavera en Fionoa) compuesta en 1921. Es una descripción romántica de su infancia en las zonas rurales de su isla de nacimiento Fionia. No cabe ninguna duda de que Fynsk Forår está basada en distintas concepciones de la Dinamara de ayer, la cual es presentada de una manera muy romántica y está considerada una obra definitoria de la cultura campesina danesa. A parte de esto también escribió la obra Moderen (la Madre) con referencia a la unificación de Dinamarca y las provincias danesas en Alemania en 1920. En sus obras de orquesta a menudo encontró su inspiración en el universo de leyendas antiguas, griegas, árabes e islandesas.

Exactamente este estilo folclórico es muy importante en las composiciones de Nielsen. Porque mientras su música contenía esta influencia local, también seguía las influencias internacionales de la música clásica. Nielsen fue parte del movimiento nacionalromanticismo nórdico al que también perteneció el finés Jean Sibelius y el noruego Edvard Grieg.

La contribucion de Nielsen más significativa al desarollo de la música clásica es el concepto de tonalidad progresiva que es un tipo de composición que significa que una pieza empieza en un tono y termina en otro. A parte de eso tambíen trabajó con un concepto que llamó objektivering. Este concepto es un tipo de composición en la cual las voces se componen de una manera objetiva de tal forma que el músico apropiado puede poner su personalidad y emociones personales. Su famosa quinteta de viento fue compuesta en concordancia con este principio y fue dedicada a cinco amigos que podía mostrar su virtuosidad cada uno de ellos.

La gran influencia que ejerció sobre la vida musical de Dinamarca, dividió su reconocimiento en dos caminos distintos: 1) Fue muy conocido en Dinamarca y especialmente saludado por sus contribuciones romántico – nacionales, sobre todo la canción popular. 2) Fue muy desconocido fuera de Dinamarca pero ha sido redescubierto en los últimos años. Se lo estima hoy en día como uno de los neoclasicistas nórdicos más importanes, igualando a Sibelius en importancia.

Corresponde que estas dos percepciones se unan para entender la inmensa importancia que tuvo el pequeño niño de Nørre Lyndelse que iba a ser el alma de la música danesa en siglo XX.

 

Escucha a Carl Nielsen en Spotify

 

 

Related Posts with Thumbnails

2 respuestas a Carl Nielsen, un compositor danés con formato internacional

  1. Pingback: Laura Mota, juegos de piano | Pablo, la música en Siana

  2. Gran entrada, muy completa y amena! Felicidades!

    Adrik
    2 Mayo 2017 at 22:11 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *