Alessandro Baricco: hacia el lado íntimo de la literatura

Categoría: Novela,Opinión | y tagged con | | | |

Por Rosa Berbel

Su estilo ha sido retratado, en ocasiones, como exageradamente sutil, una exasperante apología a lo naïf. Por otro lado, ha logrado erigirse como un claro referente del modelo de creación contemporánea, al haber rasgado la estructura primaria de la novela para idear una hilera de imágenes y emociones perfectamente conjugadas. Pero, ¿cómo es realmente la literatura de Baricco?

Era uno de esos hombres que prefieren asistir a su propia vida y consideran improcedente cualquier aspiración de vivirla. Contemplaba su destino de la misma forma en la que la mayoría acostumbra a contemplar un día de lluvia. (Seda, 1996)

Alessandro BariccoNacido en Turín en 1958, Alessandro Baricco acarició el cénit con la publicación de su obra Seda, en 1996, dejando un deleitoso regusto en el paladar de los lectores. Esa lacónica y exitosa novela —para algunos su mejor relato— pasaría ineludiblemente a formar parte de nuestras estanterías, pero no llegaría a ser sino una más de las que hoy componen su recorrido profesional, logrando un sello personal que transciende las críticas y los halagos.

Océano Mar (1993), Novecento (1994), Sin sangre (2003), Mr. Gwyn (2011). Sus novelas son relatos breves que en ocasiones, se confunden con extensos poemas, irremediablemente bellos por la originalidad en su estilo. La constante es la elegancia y la exquisitez, y deja entrever un fulgurante cosmos literario, una ventana que deja sólo pasar algunos rayos del sol espléndido que hay al otro lado: la realidad del ser.

Alessandro Baricco se manifiesta, ante todo, como un filófoso. No sólo por portar el título en el bolsillo, sino por gozar de la facilidad de ver a los demás como seres humanos, no habiendo nada en ellos que no ahonde lo suficiente como para dejar herida. Serán precisamente éstas, una congénita melancolía así como las palpitantes cicatrices posteriores, los hilos conductores de todas sus obras. Las crisis existenciales, el pánico a vivir, la dulzura en el amor…. Todo forma parte intrínseca del ser humano y está sometido a un análisis y búsqueda incesantes, incandescentes. Más allá de las etiquetas, los escándalos, el fanatismo, más allá hay una esencia ineludible, una forma de ver el mundo, un talante sensible ante la vida.

Su prosa oscila entre lo real y lo onírico, la narración y la poesía, una perfecta imbricación de tono y forma.

El mar borra por la noche. La marea esconde. Es como si no hubiera pasado nunca nadie. Es como si no hubiéramos existido nunca. (Océano mar, 1993)

Sus detractores, por el contrario, encuentran en este arriesgado planteamiento un cúmulo de líneas inconexas, náufragas, débiles, y un entrecortado ritmo que ralentiza la evolución de la lectura. Se necesita paciencia para leer a Baricco. Paciencia y calma y una percepción global de cada personaje, a fin de ser vistos como una parte más en el túrbido envite de las letras.

Lo que resulta inapelable, es su inclinación hacia el lado íntimo de la literatura. Detesta conceder entrevistas y se refugia en la tímida perspectiva salingeriana, pese a haber trabajado en la televisión entre los años 1993 y 1994.

En definitiva, Alessandro ha sido foco y diana de los dardos de admiradores y críticos, descrito como genio y como esclavo de su propio registro, pero lo cierto es que en el infinito libro de la historia de la literatura perdurará la profundidad de su escritura, la capacidad de describir ese paraje inaccesible que se esconde más allá de sus levísimas metáforas.

Tengo la certeza de que a propósito del enrevesado y burdo panorama del siglo XXI, a Baricco aún le queda mucho por decir, mucho por crear como una afable amalgama de miedos, emociones y pieles que mudan de personaje en personaje. Estoy segura de que otros muchos comparten mi fe.

Related Posts with Thumbnails

5 respuestas a Alessandro Baricco: hacia el lado íntimo de la literatura

  1. “Seda” es una maravillosa novela y es la única que he leído de él. Tras leer este post me lanzaré a por los otros títulos del italiano.

    Juan Carlos
    8 enero 2014 at 22:41 pm

  2. “Seda” tiene una sensibilidad única, pero me agradó más si cabe “Océano Mar”. Me alegro de que este artículo te haya motivado a leer. Un abrazo.

    Rosa Berbel
    19 enero 2014 at 20:24 pm

  3. Compuse unas canciones, a propósito de Océano Mar. Disponibles aquí:
    http://tomaspinel.wordpress.com/2014/04/25/elisewin-a-proposito-de-oceano-mar/

    Tomás
    13 junio 2014 at 17:49 pm

  4. ¡Qué casualidad! Tenbo ahora mismo sobre mi mesa el libro “Emaús” de Baricco. Lo voy a leer y luego haré una entrada sobre él en mi blog. A propósito si lo has leído ¿podrías decirme si te gustó?

    Un saludo cordial

    Juan Carlos
    13 junio 2014 at 18:36 pm

  5. Emaús lo tengo pendiente, espero que lo hayas disfrutado.
    ¡Un abrazo!

    Rosa Berbel
    14 julio 2014 at 18:58 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *