‘¿Hacemos un trío?’: homenaje al musical y sus artistas

Por Horacio Otheguy Riveira

 

Natalia Millán, Marta Valverde y Alberto Vázquez en un brillante show donde cantan episodios de su vida, a través de inolvidable musicales.

 

big_Hacemos_un_trio_Natalia_Millan_Marta_VAlverde_Vazquez

Se juntaron un día y ante el panorama tan cambiante y crítico, con tantos vaivenes y sinsabores, se hicieron la pregunta del millón ¿Hacemos un trío? Con el ánimo que les caracteriza y la capacidad de trabajo cimentada en largas temporadas de éxitos “e inevitables fracasos”, se ocuparon de ser ellos mismos “los mejores productores de toda nuestra carrera”.

Con talento e imaginación crearon un espectáculo de casi dos horas dirigidos musicalmente por un auténtico crack como César Belda, en escena dominando piano y teclados, adaptador de grandes temas, conocedor profundo de sus cantantes-actores y de las partituras que adapta para que ellos se expresen libremente sin desvirtuar el corazón de los temas originales.

 Ilusionistas que hacen el mundo desaparecer

Los tres se presentan con su propio estilo y consolidan lo que algunos psicólogos llaman “la erótica conversacional”, pero que en el mundo del espectáculo entendemos como perfecta sincronía próxima al desnudo, al excitante erotismo emocional y musical, ya que el trío sexual tan perverso, juguetón, y a menudo demasiado fantasioso, se convierte aquí en un cuarteto con un pianista-creador de excepcional categoría que ha servido en bandeja a los vibrantes protagonistas un mundo a la medida de sus mayores gozos personales y profesionales, los tres con abundantes experiencias en el musical, el género que aman y al que aquí rinden un homenaje muy original. De entrada, un tema inolvidable que, desde el Buenos Aires de su autora, María Elena Walsh, ha dado la vuelta al mundo: El viejo varieté.

 Enciéndanse las nuevas luces del viejo varieté.

Puede volver, el bailarín que imitaba a Fred Astaire.

Hoy como ayer

necesitamos olvido

y el placer

de ver a los artistas,

esos ilusionistas

que hacen el mundo desaparecer.

 

Estupenda selección de temas con rigurosos profesionales

 

 Natalia Millán se sumerge en algunos temas de su Cabaret, dirigida por Sam Mendes. Alberto Vázquez hace suyo el estupendo de Mamma Mia, “Gracias por dejarme cantar canciones”. Y Marta Valverde lanza un emotivo “Yo sigo esperando aquí”, de un musical muy comentado pero nunca representado en España, City of Angels.

Hacemos_un_trio._Natalia_Millan._Javier_Naval

Luego recuerdan episodios conjuntos y por separado, de cuando se conocieron en el casting del primer My Fair Lady que se estrenó en Madrid con Alberto Closas, Ángela Carrasco, Amelia de la Torre y Alfonso del Real, y ellos, estos que bien se quieren, allí cargados de ilusiones empezando de cero entre los consagrados. Y sigue una estupenda selección de temas y “confesiones” con ajustadas sorpresas (como la espléndida antología de boleros en un insólito programa de radio), y gran sentido del humor para reírse un poco de sí mismos.

Con un guión muy logrado y una dirección que supo aprovechar los estilos de cada uno, hay lugar para emotivas versiones de canciones atemporales como “Alfonsina y el mar” que interpreta Marta en homenaje a sus padres Ángeles Martín y Lorenzo Valverde. Alberto canta a Serrat con su bellísimo “Pueblo blanco”, y Natalia una versión jazzística del clásico de Edith Piaff: “Non, je ne regriette rien”.

Pero hay mucho más por estos tres encantadores artistas que aprovechan la ocasión para rendirse homenaje a sí mismos. Merecido tributo que comparten con el público desde el último verano recorriendo el país: despliegan amor a su profesión y a los espectadores, ya que cada instante del espectáculo tiene la medida, la gracia y la seriedad de rigurosos profesionales.

Se sale del teatro con una sonrisa, un magnífico rumor de melodías y la canción del comienzo metida en el alma:

Pasaron guerras y revoluciones,

perdimos unas cuantas ilusiones,

no la del cuento extraordinario

que alguien repite desde un escenario.

 

El Music Hall es Judy Garland,

eterna como el sol,

y el Nadie aquel

que espera un día cantar como Gardel.

 

Una canción

la moda cambia,

no la fascinación.

 

¡A escena los artistas!

Mientras el mundo exista,

no se suspende la función.

 

Hacemos un trío

Guión y dirección: Zenón Recalde.

Intérpretes: Natalia Millán, Marta Valverde, Alberto Vázquez.

Dirección musical, piano y teclados en escena: César Belda.

Lugar: Teatro Infanta Isabel.

Fechas: Desde el 27 de diciembre de 2013, los viernes a las 23 horas.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a ‘¿Hacemos un trío?’: homenaje al musical y sus artistas

  1. Pingback: “Jaula de grillos”: un cabaret gay festejado a lo grande por unos y otros | Culturamas, la revista de información cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *