Entrevista a Mercedes Pinto

En colaboración con Nosololeo.

mercedes_pintoHoy conoceremos un poco más a la escritora andaluza Mercedes Pinto Maldonado. “El fotógrafo de paisajes” es su última novela publicada pero ya está inmersa en su próximo libro que cuenta la historia de “Bahati, el último esclavo que bajó del último barco negrero que llegó a La Habana”. Descubriréis en esta entrevista a una escritora carismática y sincera y a la que agradecemos su tiempo así como el envío de su novela: “La última vuelta del scaife”.

¿Qué significa para ti decir que eres escritora?

Para mí tiene un significado muy profundo, siempre he considerado que ser «escritor» implica un compromiso muy serio con la literatura, debe ser porque me eduqué (literariamente hablando) con los clásicos y mucho de lo que hoy soy es por ellos. Pero lo cierto es que la palabra «escritor/a» en nuestros días tiene un uso más genérico y ha perdido parte de su valor. Sí, me siento escritora, pero estoy muy lejos de la excelencia de muchos clásicos y contemporáneos que he leído.

¿Cuánto de la lectora que hay en ti se refleja en tus obras?

Opino que cada segundo vivido deja huella en nuestra personalidad, así que, por supuesto, todo lo que he leído imagino que está reflejado en mis textos, para bien y para mal. Lógicamente, hay autores a los que admiro especialmente y cuyas obras he leído con verdadera devoción; supongo que estos me han marcado sustancialmente.

¿Tus personajes suelen ser obedientes, o te has encontrado con alguno un poco díscolo y que te ha dado alguna sorpresa?

Mis personajes son de todo menos obedientes. Cómo será la cosa que antes de entrar en mis historias, cuando todavía están vagando por mi mente, creo conocerlos al dedillo; pero, oye, es empezar a escribir y mueven el bolígrafo a su capricho, se transforman y sacan aspectos de su carácter desconocidos para mí. Lo que nunca les consiento es que me desdibujen la idea original o el final, por ahí no paso, antes de llegar a esto los expulso de la historia, todo tiene un límite. También los hay más dóciles y timoratos, hay que decirlo.

Según tus palabras el escritor “crea una maravillosa mentira” ¿es difícil conquistar al lector y que conecte con las historias contadas?

No, rotundamente no. Enganchar al lector es un don, al margen del oficio que es cosa de aprenderlo, de manera que si no eres capaz de enganchar con las palabras de una forma natural, no eres escritor, mejor dicho novelista o contador de sueños. Podrás escribir otras cosas, pero nunca novelas.

mercedes+pintoPodríamos decir ¿qué tus libros son como tu psicólogo?, he leído que en ellos plasmas tus dudas y te involucras enormemente, ¿que piensas sobre ello?

Sí, creo que sí. De hecho es la mejor manera que tengo de ordenar esta loca cabeza mía. Escribir es una maravillosa terapia, yo no he encontrado otra fórmula para expresar mis ideas, plantear con orden mis dudas, argumentar, crear y, sobre todo, soñar. Además de que es genial poder «decir» lo que piensas sin que nadie te interrumpa ni te cobre por ello.

¿Qué te diferencia y/o aleja de la escritora que escribió “El talento de Nano” tu primer libro publicado?

Pues imagínate, por lo pronto, doce años de vida, que es una buena parte de nuestra corta existencia en este mundo. Desde entonces he aprendido mucho, en cuando al oficio y en cuanto a la vida. Nadie es el mismo de un día para otro, así que en tantos años… Literariamente, soy más madura, más crítica conmigo misma, más eficaz… He depurado mi estilo y sigo haciéndolo.

Después de todo el revuelo formado debido a una entrada publicada en tu blog; “Captados en Amazon, esclavos de la pluma” ¿qué conclusiones extraes de todo ello?

Muchas, créeme, es que ni te imaginas. Resumir es complicado, pero lo intentaré:

–       Que no estoy sola en este convulso mundo literario.

–       Que he ayudado a muchos escritores emergentes.

–       Que hay compañeros que no son amigos, aunque lo parezcan mientras te necesitan.

–       Que hay escritores que se hacen tus amigos después de saber quién eres en realidad.

–       Que decir la verdad tiene un precio, a veces muy alto.

–       Que la gente es muy cobarde y por eso cuesta tanto arreglar las cosas.

–       Y que hay mucho servilismo a las editoriales entre los escritores, mucho. A veces pienso si a los serviles les dan algo que yo ignoro.

Ya han pasado más de cinco años desde que se publicó “La última vuelta del scaife” ¿que ha supuesto para ti y tu carrera su publicación?

La última vuelta del scaife” es para mí el texto más importante que he escrito hasta ahora, un reto del que pensé no saldría mínimamente airosa. Pero lo conseguí, después de dos años de trabajo resultó una gran historia, muy bien documentada y con grandes personajes. Sé que le falta madurez literaria, pero aun así, es una buena novela.

Tengo la sensación por las reseñas que he leído de tus libros y por mi única experiencia con tu obra que todos tus libros encierran reflexiones que cada lector puede ir extrayendo ¿qué opinas al respecto?

Sí, es así, me considero una escritora humanista, mis libros están llenos de preguntas, pero de una forma humana, cercana. Las preguntas, lógicamente, llevan a la reflexión. Confieso que no contienen las respuestas a esas preguntas, pero creo que el lector se identifica con las miserias y bondades de los personajes y eso les hace sentirse menos solos entre tanta duda.

Otra parte importante de tu obra es mostrar y desarrollar los sentimientos de los protagonistas. ¿Sientes que es una parte necesaria para darle vida a tus libros?

Para mí es fundamental. Te diré más, como lectora, he perdonado muchas cosas a las novelas que he leído, pero jamás perdoné que me dejaran indiferente, que no me conmovieran. La novela es arte, y el arte es conmoción.

scaifeLa última vuelta del scaife” durante un tiempo tuvo otro título y otra portada, ¿a qué se debió el cambio?

Pues, la verdad, fue una solemne tontería. Atendí un consejo de alguien que estaba equivocado. Sé que el título despista, que echa para atrás a muchos lectores, pero no puede llamarse de otra manera, porque resume perfectamente toda la historia.

La historia de Bahati es tu último proyecto en el que estás inmersa, ¿nos puedes adelantar algún detalle?

Bahati es el último esclavo que bajó del último barco negrero que llegó a La Habana. Bahati representa un momento de cambio muy importante en la historia de la humanidad: él es el comienzo de la proclamación de los Derechos Humanos, a partir la llegada a Cuba del protagonista de esta historia ningún ser humano volvió a pertenecer a otro como una mera mercancía, de una forma legal, claro.

Muchas gracias por el tiempo que nos has dedicado  y te deseamos mucha suerte en tus nuevos proyectos.

Gracias a vosotras por esta oportunidad y a los lectores que han tenido la paciencia de llegar a esta última línea.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *