Extraños eones de Emilio Bueso

Categoría: Novela | y tagged con | | |

Por Ariadna G. García.

Extraños-eones-PortadaHay novelistas que al escribir asumen riesgos, cuyas obras se alejan de los caminos más trillados, que desconocen la existencia de raíles por los que transitan los demás, o que simplemente miran hacia otros horizontes cuando escriben sus libros. Novelistas- antorchas, descubridores de mundos; y no sólo porque alumbren lugares e historias que de otro modo se perderían, sino porque su estilo embauca, su manera de narrar es en sí una aventura, un continente aparte. Emilio Bueso forma parte de ese elenco de voces. Cada uno de sus libros abre una puerta a un misterio diferente, inédito, imposible de trasladar a las páginas si no fuese por él. Tiene el tono adecuado para llevarse a los lectores por hipnosis a la Transtaiga del Canadá, a un puerto de montaña pirenaico, a una eco-aldea autosuficiente de Castellón y al cementerio más poblado del mundo, El ´Arafa de El Cairo. Emilio maneja los tiempos, es hábil fabricando armazones para sus novelas, pero sobre todo, es un encantador. De lectores. Por eso, año tras año, esperamos su nuevo libro dentro de un catálogo. A esto añadamos que los temas que aborda nos afectan a todos: la soledad, la pérdida, la supervivencia mental. De ahí que sus obras se localicen en carreteras desiertas ubicadas en bosques boreales, en ciudades abandonadas junto al reactor de Chernóbil o en desiertos africanos. Busca la escenografía más inaccesible y basta que permite La Tierra. Será que estamos solos y que somos pequeños. Y es que, en el fondo, Emilio es un romántico. Luego, además, se adentra en la espesura del terror y del miedo. Dos flancos desde los que atacar la actualidad que ocultan los telediarios, los peligros de la ingeniería genética o la miseria de cientos de miles de niños cairotas. Dos excusas para hablarnos de lo que verdad importa: la fragilidad de nuestras vidas. Tan frágil, tan expuesta a continuas amenazas (un mordisco mortal, el fin de los combustibles fósiles, un amor sin proyecto, padres sin vocación…) que los personajes de todos los libros de Emilio Bueso sucumben a las drogas para quitarse el polvo de una triste existencia. Heroína, porros, pegamento. Cualquier ayuda externa es bienvenida. Y otra marca de la casa: sus finales grandiosos, apoteósicos, que remarcan muy bien la soledad que los sigue después.

Extraños eones es quizás un libro menos lírico -de prosa más directa- que los anteriores, pero mantiene intacto el embrujo de las palabras. En esta ocasión, el libro se localiza en el mayor cementerio del mundo, habitado por muertos y por vivos que no constan en registro alguno, porniños invisibles cuya meta es malvivir un nuevo día. Una de estas pandas, liderada por un adolescente (Benipé), es la protagonista de la historia. Frente a ellos se despliegan las fuerzas del mal, en cuyas filas hay un escuadrón de polillas humanoides, un panteón nubio, una ciudad milenaria enterrada en la arena, un faraón negro y un dios antiguo. Se trata de una obra de aventuras, con mucho de denuncia social cairota, que sólo en el último tercio vira hacia el terror. A diferencia del resto de sus novelas, Emilio Bueso ensaya en Extraños eones dos nuevos registros: el humor (fantástica la conversación de David con el funcionario del cementerio local) y la ternura. Pruebas de que aún no ha encontrado techo como autor. Y somos nosotros, los lectores, quienes nos felicitamos.

Información del libro:

Extraños eones. Autor: Emilio Bueso. Editorial: Valdemar. Precio: 19,00€

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Extraños eones de Emilio Bueso

  1. Esta reseña es una fantástica invitación a la lectura del libro. Felicidades.

    SM
    23 Septiembre 2014 at 0:08 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *