“El mapa del caos”, broche final a la Trilogía victoriana de Félix J. Palma

.

El mapa del caos, de Félix J. Palma.

El mapa del caos, de Félix J. Palma.

¿Y si la muerte pudiera deshacerse?

Actualidad editorial:

El escritor Félix J. Palma cierra la “Trilogía victoriana” que le ha supuesto su consagración definitiva como narrador y que ya ha sido publicada con éxito en más de veinticinco países. Tras El mapa del tiempo (XL Premio Ateneo de Sevilla, 2008) y El mapa del cielo (2012), ahora –el próximo 16 de octubre– llega a las librerías El mapa del caos (Plaza&Janés, 2014), título con el que cierra la serie. Una gran aventura que mezcla amores imposibles, acción a raudales, fantasmas verdaderos y médiums falsos, en un cóctel explosivo que atrapará a los lectores de todo el mundo. O, como diría el misterioso narrador de esta novela, de todos los mundos posibles.

Cuando la persona a quien ama muere trágicamente, el protagonista de esta historia hará todo lo posible por hablar con ella por última vez. En el Londres victoriano, en pleno apogeo del espiritismo, una sesión con el mejor médium de la historia se presenta como la única solución, pero en ella se desencadenarán terribles y desconocidas fuerzas. El mundo entero está en peligro, y su salvación reside en un misterioso libro titulado El mapa del caos. Si nuestro protagonista no lo encuentra, jamás podrá llegar hasta su amada, pues incluso el más allá dejaría de existir. Para ello contará con la inestimable ayuda de Arthur Conan Doyle, el padre de Sherlock Holmes, de Lewis Carroll, el autor de Alicia en el País de las Maravillas y, por supuesto, de H. G. Wells, cuyo hombre invisible tal vez haya escapado de las páginas de su famosa novela para sembrar el caos. Solo ellos pueden descubrir la forma de salvar el mundo; solo ellos pueden encontrar el camino para reunir a los amantes separados por la muerte, el camino a través de los espejos…

Siguiendo palabras del autor, esta tercera parte gira alrededor de otra de las obras más conocidas de Wells, El hombre invisible, que se fuga de las páginas de su novela para sembrar el terror entre los hombres. Aunque forman parte de una misma trilogía, son historias independientes que pueden leerse en el orden que se desee. Dependiendo del que se escoja, la experiencia lectora será diferente. Su intención con esta trilogía es “rendir homenaje a Wells, pero también a todos aquellos escritores victorianos que como Verne, Dumas, Dickens o Stevenson, escribían una literatura popular y sin embargo culta para los lectores surgidos de la burguesía, novelas que reflejaban un espíritu aventurero que solo podía darse en aquella época, porque el mundo era todavía un lugar ignoto, que no estaba completamente explorado ni delimitado por la ciencia. Era un mundo donde podía pensarse que la Luna estaba habitada de unicornios y hombres murciélagos, y que había vida en Marte o en Venus, o incluso una civilización viviendo en el centro de la Tierra. Y nadie podía desmentirlo. Era la época de la imaginación. La era de la fantasía.”

Félix J. Palma (Sanlúcar de Barrameda, 1968) ha sido unánimemente reconocido por la crítica como uno de los escritores más brillantes y originales de la actualidad, siendo uno de sus rasgos más destacados su habilidad para insertar lo fantástico en lo cotidiano. Sus relatos, recogidos en numerosas antologías, le han reportado más de un centenar de galardones. Ha publicado cinco libros de relatos: El vigilante de la salamandra (1998), Métodos de supervivencia (1999), Las interioridades (Premio Tiflos, 2001), Los arácnidos (Premio Iberoamericano de relatos Cortes de Cádiz, 2003) y El menor espectáculo del mundo (2010). Como novelista también cuenta con la novela La hormiga que quiso ser astronauta (2001) y Las corrientes oceánicas (Premio de novela Luis Berenguer, 2005).

.

El mapa del caos.  Félix J. Palma.  Editorial Plaza&Janés, 2014.  704 páginas.  21,90 €

.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.