La ética del trasplante de cabeza

Por Aníbal Monasterio Astobiza (@anibalmastobiza).

cabeza-doctor-muerte--644x362

Valery Spiridinov, paciente del primer transplante de cabeza

¿Quién soy? ¿soy mi cuerpo o quizá soy mi mente? ¿Soy el producto de las operaciones electrofisiológicas del encéfalo o fruto de la interacción de mi cuerpo en su totalidad con el entorno? ¿Si trasplantaran mi cabeza a tu cuerpo yo sería tú o tú serias yo? Estas y otras cuestiones relacionadas han tenido ocupados durante milenios a los filósofos: es el problema de la identidad personal.

John Locke (1632-1704) dijo que la memoria es clave para mantener nuestro sentido del yo. Consideró que la identidad personal se sustenta en la memoria y no en el cuerpo, solo la memoria (conciencia) permite la continuidad psicológica. Un filósofo contemporáneo que también defiende la perspectiva psicológica es Derek Parfit. En su libro Reasons and Persons presenta varios experimentos mentales para defender esta postura y uno de ellos es la posibilidad de un trasplante de cabeza. Parfit te invita a imaginar que tu cuerpo está fatalmente dañado y hay otra persona con el cuerpo intacto, pero el cerebro dañado y que un cirujano te trasplanta la cabeza a su cuerpo. La intuición más razonable es que seguirás siendo tú.

Esta y otras conceptualizaciones filosóficas se pueden volver realidad porque el paciente Valery Spiridonov padece una distrofia muscular rara (enfermedad de Werdnig-Hoffmann) y se ha ofrecido como voluntario para el primer trasplante de cabeza humana de la historia médica. Por su parte el neurocirujano Sergio Canavero se ha ofrecido para realizar esta operación que puede tener un tiempo estimado de unas 36 horas y dos años de preparación Se espera que pueda realizarse para el 2017.

¿Cuáles son las consecuencias morales y éticas de lo que previsiblemente puede ser el primer trasplante de cabeza humana de la historia?

En primer lugar, hay que diferenciar entre trasplante de cabeza de un hipotético trasplante de cerebro. El trasplante de cabeza ya se ha realizado con anterioridad, pero en animales no-humanos, como ratas, perros y monos, aunque sin éxito porque la tecnología no estaba lo suficientemente avanzada como para unir los nervios divididos de la médula espinal, con lo que estos animales se quedaron tetrapléjicos. En relación al trasplante de cerebro en el 2005 un grupo de filósofos y neurocientíficos publicaron un artículo en la revista Science (aquí: http://www.sciencemag.org/content/suppl/2005/08/03/309.5733.385.DC1) en el que se advertía de de las consecuencias morales de trasplantar o injertar tejido cerebral (células madre neurales) en animales no-humanos por la posibilidad de que este tipo de procedimiento podría alterar las capacidades cognitivas de los receptores y su estatus moral.

Fue en el año 2013 cuando el Dr. Sergio Canavero del Grupo Avanzado de Neuromodulación de Turín propuso la idea de que los obstáculos tecnológicos que no hicieron posible en su día los primeros intentos de trasplantes de cabeza en animales, ahora pueden superarse resolviéndose con éxito la unión de los nervios de la médula espinal e impedir que el sistema inmunológico del cuerpo receptor rechace la cabeza trasplantada. En junio de este año en la conferencia anual de la Academia Americana de Cirujanos Neurológicos y Ortopédicos a celebrarse en Maryland, EE.UU., previsiblemente el Dr. Canavero anunciará sus planes.

Independientemente de la viabilidad de lo que muchos ya califican como “ciencia loca”, hay muchos médicos que dudan que una anastomosis funcional de la médula espinal pueda llevarse a cabo o que tras cortar el nervio vago que es lo que nos mantiene vivos porque se encarga de la presión arterial, ratio cardiovascular etc. el cuerpo pueda durar vivo mucho tiempo; filosóficamente este anuncio reaviva el debate sobre la identidad personal y su ética ¿Dónde reside la esencia del yo? ¿En el cuerpo o en la cabeza? ¿Es moralmente permisible hacer un trasplante de cabeza?

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a La ética del trasplante de cabeza

  1. ya llovió, un año, pero bueno, mientras españa tenga mas amputados por diabetis que china entera y encima spain es capitalista para el trabajo y socialista para la sanidad pues nada, seguro que empiezan a transplantar cabezas y no solo corazones jjj el DAI es gratis en spain, y la medicina para la hepatitis porque lo del transplante de corazón y de hígado no suelen hacerlo aunque una vez cada 10 años publiquen chorradas así, Freud Viena 1933

    Platón
    19 Mayo 2016 at 1:37 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *