Walter Benjamin: Perderse como forma de viajar

Categoría: +Medios | y tagged con | | | | |

En Infancia hacia 1900, el filósofo Walter Benjamin aseguró que para conocer realmente una ciudad es necesario perderse en ella. A la letra, el fragmento dice:

Importa poco no saber orientarse en una ciudad. Perderse, en cambio, en una ciudad como quien se pierde en el bosque, requiere aprendizaje.

Claramente, Benjamin perteneció a una época en que no existía el GPS y quizá ni siquiera los mapas de inclinación turística; menos aún esa obsesión tan contemporánea por querer saberlo todo y estar siempre preparados: saber ya cuáles son los mejores horarios para visitar tal o cual museo, si lloverá o no en el lugar que pensamos visitar en las vacaciones de verano, si hay Uber en esa ciudad, etcétera.

En cambio, Benjamin creía en el vagabundeo y la espontaneidad, confiaba en la sorpresa (aunque eso suene un tanto paradójico) y sabía que con cierta frecuencia el conocimiento y la experiencia surgen en lo inesperado.

Walter Benjamin (1892 -1940)

Recordamos a Benjamin pero en realidad podríamos hablar de toda una tradición de viajeros que quedó desplazada con la llegada del turista. El viajero que algo tenía de heroico y aventurero, de arriesgado, y que por eso mismo contrasta grandemente con el turista que planea con cuidado, que sabe bien adónde ir, qué lugares visitar, dónde comer, etcétera.

¿Qué sostiene el pensamiento de Benjamin a este respecto? José Lezama Lima dijo en una entrevista que “el viaje es reconocer, reconocerse”, y es posible que en ambos pensamientos hay una suerte de hermandad espiritual. El viaje es un movimiento espacial, real, pero también simbólico, pasamos de un lugar a otro pero también de un estado emocional a otro, de un modo de pensar a otro. Descubrimos cosas, nuestros horizontes se ensanchan, nos damos cuenta de que algo que creímos tan cierto quizá no lo sea tanto.

¿Por qué no viajar entonces con un poco de ese ánimo? ¿Por qué no cambiar un poco de la inmediatez y el deseo de control del turista por la disposición que el viajero tiene por el asombro y lo inesperado?

La pregunta, sin embargo, quizá sea aún más elemental. ¿Estás dispuesto a viajar de esta manera, bajo la premisa de que para orientarte necesitas perderte?

.

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Walter Benjamin: Perderse como forma de viajar

  1. Pingback: 10 pasitos para ser turista indiferente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *