Al habla con Óscar M. Prieto: ” ’40’ es una novela que no necesita intermediarios entre ella y los lectores”

 

Por Pilar Martínez Manzanares.

  • Óscar M. Prieto vuelve de nuevo a primera línea con “40”. Una obra que canta a la vida con sus dosis de sufrimiento y acción ¿Por qué esta nueva novela?

40 es una fiesta y festejar es la manera más maravillosa de devolver a los demás parte de lo que nos han dado. 40 nace de un impulso festivo de agradecimiento, de agradecer a todas las personas que han hecho de mi vida una vida mejor. 40 es un regalo, como regalo la escribí para todos ellos y para los lectores.

  • Si de algo vive la literatura es de inspiración ¿De dónde procede la que te llevó a crear esta obra?

La literatura necesita de la inspiración, es cierto, pero también de la observación, de caminar con los ojos bien abiertos y sobretodo, cuando lo que se pretende es algo más que contar una historia, la literatura exige de la reflexión. 40 es una reflexión sobre la vida, una reflexión en un momento particular y simbólico como es cumplir los 40 años. 40 surge de ese presente en el que uno mira atrás para ver lo que ha hecho y mira también hacia adelante para ver qué quiere hacer. 40 es inspiración y reflexión, sí, pero sobre todo son las ganas de vivir. Este es su origen.

  • Cosmo es el gran protagonista de esta novela, un hombre que ha perdido la ilusión por vivir. Creo que es un sentimiento del que todos hemos sido testigos alguna vez, ya sea de manera directa o indirecta. ¿Te identificas con su desilusión?

Más que perder la ilusión por vivir, Cosmo, se ha acostumbrado a vivir y la costumbre es nefasta para la vida. Hay que vivir cada día como si fuera el primer día y vivirlo también como si fuera el último

  • Gran parte de los personajes que creas tienen alguna cardiopatía y es algo que me parece digno de mención, ya que es una de las pocas similitudes que encontramos entre personalidades tan dispares ¿Por qué esa coincidencia?

Se trata de una coincidencia, como bien dices, en la que yo no había caído hasta que me lo comentó una escritora. El músculo corazón, envía señales cuando algo no va bien, puede darnos un susto, pero como advertencia de que hay algo que cambiar. El corazón, como metáfora, también puede avisarnos de que no estamos haciendo las cosas como deberíamos. Esos personajes míos con cardiopatías coinciden también en que andan un poco perdidos y esa dolencia les sirve para empezar a buscarse.

  • No sé si estarás de acuerdo, pero creo que una de las principales lecciones que puede dejarnos la historia de Cosmos es aprender cómo una situación que en un momento puede ser desastrosa, puede convertirse en una gran oportunidad.

Sería ilusorio creer que tenemos control sobre nuestras vidas. Somos demasiado frágiles y precarios y estamos al albur de un sinfín de circunstancias, de efectos y de causas que escapan a nuestra voluntad. Lo que sí está en nuestra mano es la manera de afrontarlas, de dotarlas de un sentido, de transformarlas en algo bueno para cada uno. No existe bueno o malo en sentido absoluto, será bueno o malo en la medida en que nosotros seamos capaces de convertirlo en algo bueno o malo y de aprender de ello o no. Cosmo aprovecha esa oportunidad.

  • Los contrapuntos temporales son algo habitual en tus obras ¿Qué crees que puede proporcionar al lector en su viaje por esta novela?

Siempre he pensado que más que en el espacio uno se encuentra en el tiempo. El tiempo es la condición radical del ser humano, lo que nos hace precisamente humanos, la conciencia del tiempo. Nuestra vivencia del tiempo, aunque pueda parecerlo, nunca es lineal, antes bien, saltamos del presente al pasado, los recuerdos, nuestros cimientos, y desde estos soñamos un futuro, deseamos. Los saltos temporales en la novela pretenden reflejar esa experiencia vital.

  • Algo que la crítica suele destacar de tu actividad literaria, es que cada una de tus creaciones tiene algo diferente de las demás ¿En qué se diferencia “40”?

Cambian los planteamientos, los paisajes, los nombres de los personajes, sus historias, pero siguen presentes algunos temas esenciales y es reconocible la voz. Siempre la misma y siempre diferente, como dijo el poeta. 40 es una novela más ágil, con más ritmo, sin disgresiones y sin referencia culturales. En este sentido, 40 es una novela más inmediata, es decir, no necesita intermediarios entre ella y los lectores.

. Cortázar está siempre presente en tus obras, pero seguro que hay muchos más escritores que sirven como dosis de inspiración para ti.

A escribir se aprende, no es una actividad autodidacta, y se aprende leyendo. Otros escritores son nuestros maestros y no sólo escritores, se aprende también leyendo incluso los prospectos de los medicamentos. Cortázar es un referente, como Borges también, como también Unamuno y Valle-Inclán y el Siglo de Oro, escritores de distintas geografías y de distintos siglos, sin olvidar al autor de Pentateuco.

 

. Seguro que estos autores tuvieron que afrontar grandes retos a la hora de sacar adelante sus nuevas obras. ¿Qué dificultades ha encontrado “40” para ver la luz?

Escribir entraña un sinfín de dificultades, ciertamente. Publicar, hoy en día, es casi una odisea y una vez publicado, hay que pelear por un pequeño hueco en los estantes y mesas de las librerías. Con 40, he tenido suerte, porque Héctor Escobar, editor de Eolas Ediciones, apostó sin dudarlo por ella. Y yo he apostado por él. De todos modos, ante las dificultades, siempre recuerdo lo complicado que lo tuvieron los pintores impresionistas franceses, los mismos a los que hoy consideramos dioses pero a quienes les costó más de 25 años que les llegara el reconocimiento. Ellos no se rindieron. Yo tampoco.

  • A pesar de los retos a los que has tenido que hacer frente, “40” está aquí y la crítica la ha recibido con los brazos abiertos.

Este es el mejor premio a tanto esfuerzo. Me siento recompensado, no sólo por la crítica, más importante para mí, por las opiniones que me hacen llegar los lectores, la mayoría de ellas coinciden –más allá de lo meramente literario- en que salen del libro con mejor ánimo con el que entraron. Recompensado y agradecido.

  • ¿Cómo esperas tus próximos años en este, a veces, inestable mundo de la escritura?

Los espero con optimismo. Por primera vez tengo un proyecto muy concreto y me siento seguro de su éxito. Mi próximo libro será el “libro de familia”. Me caso el 2 de septiembre.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.