La tragedia de Inés de Castro en versión de Ana Zamora con Natalia Huarte y José Luis Alcobendas

Por Horacio Otheguy Riveira

Una intensa historia de amor herida de muerte por la política de la época, cuando la relación de Inés de Castro y el príncipe Pedro, hijo del rey Alfonso IV de Portugal, rompe todas las normas, pues él está casado legalmente, y es amante de la joven gallega del entonces Reino de Castilla con quien tiene varios hijos y sobre la que caerá todo el peso de una ira que no debería corresponderle.

La apasionada muchacha, nacida alrededor de 1320 es ejecutada en 1355 en la ciudad de Coimbra, víctima de un drama dinástico entre la corona portuguesa y el reino de Castilla, con el propio rey acuciado por ministros y aristócratas para acabar con una mujer que simbolizaba una especie de demonio: nada menos que una conquista castellana.

Inés fue asesinada con el consentimiento de Alfonso IV en el Palacio das Lágrimas en enero de 1355. De manera póstuma fue proclamada reina consorte de Portugal en 1357. Cuando su enamorado se convirtió en el rey Pedro I, tras la muerte de su padre, clamó venganza y obligó a la corte a rendirse ante la coronación del cadáver. Nacimiento de un mito que aún hoy perdura, embarcado en la multitudinaria suma de acontecimientos en los que mujeres inocentes o noblemente combativas cayeron destruidas por hombres encumbrados en el abuso de poder. Un autoritarismo consentido por los poderes fácticos de las sociedades dadas por cristianas.

Nise es un anagrama de Inés, creado por el dramaturgo Jerónimo Bermúdez (Orense, 1530-Tuy, 1599) en dos obras aquí reunidas en versión de Ana Zamora: Nise lastimosa, Nise laureada. Las obras originales son largas y con la pesada carga del discurso literario de la época, muy influido por Séneca, aquí recreadas ambas con gran poder de síntesis y un lenguaje hispanoluso ciertamente muy complejo para ser vocalizado, lo que consiguen intérpretes de primera línea que hacen una labor de equipo muy lograda en su permanente coreografía de movimientos y cánticos operísticos, pues la concepción escénica de la autora de la versión es muy plástica, desarrollando tal vez en exceso imágenes de influencia pictórica de situaciones que podrían adquirir mayor relieve si se detuviera la desmedida acción para dar cauce a hechos trascendentales del conflicto político que deviene en crueldad, de tal manera que se echa en falta mayor precisión en los asuntos míticos o documentados.

Hay una escena en que sí se logra una poética serenidad con la eficacia del testimonio; se trata del acontecimiento más conmovedor de la representación: el encuentro entre el rey e Inés, quien le suplica que impida su ejecución. Es una escena delicadamente compuesta, diría que tallada en la exquisita sensibilidad del admirable José Luis Alcobendas y la joven, ya aplaudida en otros clásicos, Natalia Huarte. Miradas, gestos, voces… de una gran riqueza expresiva.

En este encuentro el rey queda prendado de la bella inocencia de Inés, se convence de la sinceridad con que ama a su hijo… pero la corte le impondrá un criterio superior a su voluntad.

Un espectáculo habitado por espíritus errantes que se buscan entre la tierra y el agua con música en directo y canciones que podrían caracterizarse de mágicas con su aire monacal bajo poderosos designios terrenales.

Palacio das Lagrimas en la bellísima ciudad de Coimbra, donde fue ejecutada Inés de Castro. Hoy confortable hotel Quinta das Lagrimas, de 4 estrellas.
Brillante encuentro entre el contratenor José Hernández Pastor y Natalia Huarte, cuando fluye de la propia acción dramática una hipnótica cantata.
Sepulcro de Inés de Castro en el Monasterio de Alcobaça, ciudad portuguesa a unos 110 kilómetros de Lisboa, donde recibió suntuosos funerales como reina póstuma. Hoy visitado por numerosos turistas.
El vestuario y la iluminación, junto a la música, conforman un espacio lúdico para ubicarnos en tiempos remotos donde la extrema presencia de lo divino acompaña la brutalidad de los intereses políticos territoriales.

NISE. La tragedia de Inés de Castro

Reparto: José Luis Alcobendas, Javier Carramiñana, Alba Fresno, José Hernández Pastor, Natalia Huarte, Eduardo Mayo, Alejandro Saá, Isabel Zamora

Autor: Jerónimo Bermúdez

Dramaturgia y dirección _ Ana Zamora
Dirección musical _ Alicia Lázaro
Asesor de Verso _ Vicente Fuentes / Fuentes de la Voz
Vestuario _ Deborah Macías (AAPEE)
Escenografía _ Ricardo Vergne
Iluminación _ Miguel Ángel Camacho
Coreografía _ Javier García Ávila
Asesor de Máscaras _ Fabio Mangolini
Ayte. de Dirección _ Verónica Morejón
Ayte. de Escenografía y Vestuario _ Irma Martínez
Realización de vestuario _ Ángeles Marín / Maribel Rodríguez
Realización tejidos artesanales _ La Real Lana
Realización de escenografía _ Purple Servicios Creativos
Realización de utilería _ Ricardo Vergne / Miguel Ángel Infante
Dirección técnica _ Fernando Herranz
Prensa _ Josi Cortés
Producción ejecutiva _ Germán H. Solís
Distribución _ Nao d´amores

Una producción de Nao d’amores y Comunidad de Madrid en colaboración con Teatro de La Abadía
Con la colaboración de Ayuntamiento de Segovia y Junta de Castilla y León

TEATRO DE LA ABADÍA. DEL 13 AL 29 DE DICIEMBRE 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *