Los mil blancos de los esquimales

Los mil blancos de los esquimales, de Isabel Minhós (texto) y Madalena Matoso (ilustraciones). Traducción del portugués de Antón Fortes. Pontevedra, OQO editora, 2009. Cartoné, 36 pp.,  25×23 cm., 12.50 €. También en gallego. A partir de 4 años.

 Por José R. Cortés Criado.

Es verdad que el color blanco tiene matices, aunque los que estamos acostumbrados a ver una gran gama de colores consideremos al blanco simplemente “blanco”; esto no ocurre en una zona del planeta donde la nieve cubre el paisaje eternamente, y así, el protagonista de este libro –un niño esquimal- nos presenta un paisaje infinitamente blanco, donde no hay árboles, ni flores, ni siquiera un mar azul, porque al helarse, también se transformó en una masa blanca.

El pequeño nos contará, desde su inocencia, cosas de su tierra y nos hablará de los distintos colores blancos existentes, como la señal blanca que deja detrás el trineo azul, el blanco del hielo bajo sus pies, el blanco de la nieve al caer, el blanco de los osos, el blanco de las nubes, el blanco del iceberg, el blanco de la noche en su aldea…

Los ojos negros de los esquimales diferencian miles de tonos blancos y no lo consiguen porque sean especiales, sino porque saben observar. Por eso aprecian esa gama del color blanco; los que no acostumbran a diferenciar matices en los colores y en la vida cotidiana, difícilmente podrán disfrutar de las pequeñas cosas.

Si el texto es de una gran belleza y gracia infantil, abrir las páginas es otro placer; es viajar por zonas heladas donde el blanco predomina, y sobre el cual destacan los colores vivos del niño y su familia, y otros -no tan llamativos- que reproducen la silueta del iglú, su interior, la forma de un oso, de una ballena o de su abuelo pescando en la superficie helada.

Las ilustraciones de Madalena Matoso son de una belleza tal que te envuelven, te hacen sentir el frío y la caída de los copos, porque es un disfrute ver esos magníficos collages que los componen. Tanto los personajes como el paisaje son el resultado de una superposición de papeles de distintas texturas y colores, restos de periódicos o revistas y otros elementos que embellecen el texto.

Los mil blancos de los esquimales es un buen álbum ilustrado que será disfrute de mayores y pequeños.

Una respuesta a Los mil blancos de los esquimales

  1. Pingback: ‘Magia’ de Charo Pita | Culturamas, la revista de información cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.