El cine odia a los videojuegos

Por Néstor García.

Dijo en su día Uwe Boll (el director más odiado por los amantes de los videojuegos) que si se recogían un millón de firmas pidiendo que dejara de hacer películas haría de nuestros deseos, ordenes. La Web que las recoge ronda las 400.000… la sociedad no funciona…

La industria cinematográfica tiene un odio visceral a la industria del videojuego: históricamente, con unos 70 años menos, el ocio electrónico llena sus arcas con muchísima más facilidad que el celuloide. Cualquiera con una bombilla dispuesta a encenderse hubiera descubierto que si las adaptaciones de novelas están a la orden del día y funcionan, las de videojuegos por regla lógica debería hacer ricos a unos cuantos.

Si tiramos de memoria, se atribuye que la primera adaptación de un juego al cine fue, como no podía ser de otro modo, Super Mario Bros. Sería curioso descubrir como se llega a un proceso creativo por el cual el mundo de Mario se transforma en una realidad paralela cyberpunk. Ni Bob Hoskins ni Dennis Hopper la salvaron de ser un fracaso indiscutible de taquilla. Aunque el que escribe conserva en vitrina el Vhs.

Otro Vhs de veneración: Street Figther, “La última batalla” (y tanto). No se va a hacer más leña del árbol caído al respecto de este filme. Solo decir que a nadie se le ocurra insinuar en mi presencia dudas al respecto de la capacidad interpretativa de JCVD.

Esto nos da una primera idea sobre el fracaso de las adaptaciones para futuros productores: amigos, no se pueden adaptar productos que no tienen argumento. Pues Street Figther no alcanzó esto hasta la saga Alpha y el fontanero de Nintendo… nunca.

Esta primera regla podría romperse con la adaptación de Paul W. S. Anderson de Mortal Kombat, pero tampoco se debería hacer una gran fiesta al respecto.

Ahora al revés, primero la regla y luego los ejemplos: si el argumento de un videojuego es bueno, ¿Para que cambiarlo? Aquí la palma se la lleva otro gran fracaso de taquilla como fue Final Fantasy. Vendida como revolucionaria ha acabado en el olvido. Por suerte, el error se ha subsanado con Advent Children que por fin nos trajo Final Fantasy VII. A esta lista podemos sumar Resident Evil (ni una se salva de la saga), Tomb Raider (¿por qué Angelina? ¿por queeeé?) o Alone in the Dark.


Esta última, dirigida por Uwe Boll, y, que no creo que nadie haya podido ver hasta el final, incumple todas y cada una de las reglas. Aparte de la máxima que dice: nunca contrates a Christian Slater si deseas que alguien te tome en serio.

Luego tenemos la cuestión estética, esto es, adaptar el lenguaje del videojuego al cinematográfico. Esto que parece imposible se podría demostrar afirmando que si estamos adaptando un shooter no nos viene mal arriesgar unos cuantos planos subjetivos. Casi consigue hacer algo similar a lo dicho, Doom, pero claro… es que no es aceptable ni como producto de videoclub.

El último axioma que nadie tiene en cuenta es la elección del videojuego (aunque por este deberíamos dar gracias). ¿O es que nadie ve el potencial de Metal Gear Solid en pantalla?

Sin embargo, terminemos de forma positiva. Que todas las adaptaciones cinematográficas de videojuegos son malas, queda demostrado y podrían ponerse mil ejemplos más. Pero si hay una película, por supuesto no sobresaliente, que podría servir para ver como hay cosas que deben hacerse para pasar el pad a la gran pantalla esa es… Silent Hill.


Related Posts with Thumbnails

8 respuestas a El cine odia a los videojuegos

  1. Creo que uno de los problemas de que no se hagan buenas adaptaciones de videojuegos viene por las diferencias de lenguaje. Un videojuego se basa en la interactividad y te transmite por empatía y por personificación mientras que el cine transmite de una manera distinta. Intentar adaptar eso es muy difícil en ambos sentidos. Aunque también es cierto que se podían haber logrado mejores resultados…

    josemanuel
    11 julio 2010 at 4:31 am

  2. Si solo se respetase el guión del juego y fuera dirigida por alguien mañoso a la dirección no creo que fuera tan difícil hacer la adaptación.

    Néstor
    11 julio 2010 at 12:47 pm

  3. Lo sé, soy un Friki, pero tanto Mario Bros como Street Figther son de mis flimes favoritos (¿nostalgia de la infancia?)… y mortal combat (1 y 2) estan en mi estanteria de VHS… Lo cierto es que los videojuegos siempre tuvieron mas mercado en las series de dibujos (sonic, mario, etc) que en los filmes…
    Por cierto, Kurt Russel como Snake (MGS) sería la polla..
    Para que veas que vez en cuando te echo un ojo, te vigilo ¬¬
    xD
    un abrazo Nestor!

    Garvía
    26 julio 2010 at 14:09 pm

  4. PD: la saga de resident evil tiene su gracia, como peli de zombies tiene su gracia (aunque la trama no tenga mucha relacion con el juego)… que en la 2 sale Némesis!! xD

    Garvía
    26 julio 2010 at 14:15 pm

  5. Se nota que nos hemos criado con los mismos patrones y la misma radiactividad.

    Un abrazo Garvía y gracias por tus comentarios.

    Néstor
    27 julio 2010 at 12:03 pm

  6. ¿porque angelina no?…Si lo hace genial, y el papel le viene al pelo, creo las pelis y la adaptacion estan muy bien..y espero que vuelva para hacer una segunda secuela…le pese a quien le pese.

    pas
    24 marzo 2011 at 14:54 pm

  7. Pingback: ¿¿¡¡Una película de Metal Gear Solid!!?? | Culturamas, la revista de información cultural

  8. Pingback: La tele, el cine y Alan Wake | Culturamas, la revista de información cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.