Un año más, los Globos de Oro

Por Javier Franco.

Al final no pudo ser. Después del revuelo provocado el año pasado por sus afiladas palabras, el presentador Ricky Gervais; fue el menor de los protagonistas de una gala, que pecó de previsible en cuanto a los premiados. Aunque claro, eso depende de las quinielas que cada uno hubiera hecho durante las semanas previas a esta edición número 69 de los Globos de Oro.

 

Y si empezamos por las (pocas) sorpresas que nos deparó la noche, resulta imprescindible detenernos en el premio a mejor actor de drama para Kelsey Grammer. Y no por la calidad del actor de The Boss. Grammer atesora ya dos estatuillas y otras seis nominaciones más en anteriores ediciones de los Globos por su, ya clásico, papel en la serie Frasier. Sin embargo, verlo galardonado por su trabajo en una serie dramática puede chocar a más de uno. Sobre todo teniendo en cuenta a quién tenía en frente en las nominaciones. Steve Buscemi, protagonista de Boardwalk Empire, y un inmenso Bryan Cranston en el papel de Walter Whitman (Breaking Bad), llevaban todas las papeletas para alzarse con el premio. Sin embargo, ambas series se fueron con las manos vacías.

 

Si en los últimos años HBO y AMC se han disputado el honor de programar los productos de mayor calidad, la pasada noche presenciaron como su competidora, Showtime, se llevaba el gato al agua en uno de los premios gordos de la velada: el de mejor drama. Ante la inexplicable ausencia de Breaking Bad (esperemos que ahora que los directivos de AMC han anunciado que llega a su recta final, el jurado de los Globos salde su deuda con esta producción) y el retraso de la nueva temporada de Mad Men, la producción auspiciada por el director Martin Scorsese Boardwalk Empire parecía tener todas las de ganar. Aunque ya se sabe: hasta que no se abre el dichoso sobrecito nada esta dicho. El thriller norteamericano Homeland terminaría alzándose con el título de mejor drama y, unido al galardón como mejor actriz dramática para Claire Danes, hizo que la serie de Showtime se convirtiera en una de las vencedoras de esta edición de los Golden Globes.

 

Al otro lado del palmarés, en el apartado de comedias, Modern Family se llevó la estatuilla a mejor serie ante la falta de alternativas. Si el año pasado producciones como Glee o Big Bang Theory demostraron que las series cómicas estaban en forma, esta temporada parecen haber caído en picado mientras la tercera temporada de Modern Family seguía manteniendo el pulso. El hecho de que Matt LeBlanc (conocido por su papel de Joey en Friends) venciera en la sección de mejor actor de comedia por su papel en Episodies, da buena muestra de esta falta de alternativas que ha tenido el género cómico en la parrilla de este año. Algo más previsible, Laura Dern se llevó el galardón a mejor actriz de comedia por su papel en Iluminada.

 

En cuanto a la sección de miniseries o series cortas (inexplicable categoría, sí), todas las quinielas apuntaban a que a Dowton Abbey, la producción británica que ha encandilado al público norteamericano y que en España se emite en Antena 3, se llevaría el premio. Así fue. Como también parecía cantado el premio para Peter Dinklage que, a la postre, se convertiría en la única estatuilla para Game Of Thrones. A pesar de optar a la categoría de mejor drama, la producción de HBO, uno de los mejores estrenos de 2011, tendrá que esperar a futuras ediciones para refrendar su éxito en los Globos de Oro.

 

Por último, resulta imposible cerrar este repaso al palmarés de los Globos sin mencionar a los dos ganadores a mejor actor y mejor actriz de miniserie. Idris Elba (al que muchos conoceréis por su papel en The Wire) y Kate Winslet fueron los merecidos nombres elegidos para esta categoría. Puede que sus respectivas series, Luther y Mildred Pierce, nunca lleguen a estar en esa lista de lo mejor del año, sin embargo, sólo por ver el trabajo de estos dos actores merece la pena darle una oportunidad a este par de historias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.