Amor manual

Categoría: Críticas,Poesía |

“Amor manual”, Ángel Muñoz

 

Ed. Talentura www.talenturalibros.com

 

Por Estelle Talavera Baudet

 

Descifrando

Quién no desearía un manual del amor. Del amor fraternal, del amor al prójimo, del amor a las calles que pisamos día a día, del amor a uno mismo, del amor carnal, del fiero y salvaje amor que nos despierta de madrugada y nos hace comportarnos como niños asustados. El amor que se frustra en la encimera de la cocina o en la parada del autobús. Ese amor distorsionado por la lente sucia de uno mismo; ese amor oculto bajo las uñas o entre la fina filigrana de la culpa o de la admiración. Líneas que se cruzan casi en el mismo momento en que se descruzan de lo finas que son.

 

Para Ángel Muñoz la felicidad y la desgracia están pegaditas, juntas como hermanas que se tiran del pelo pero se escuchan. Y es tan fácil retroceder cuando se debe avanzar, y lanzarse cuando en frente la pared tiene hasta pinchos.

 

“Amor manual” (buen juego de palabras, por otro lado), rescata esas sensaciones casi efímeras que uno querría poder pronunciar pero que, sin embargo, apenas intentamos atraparlas en nuestra mente, se desvanecen, como quien pretende recordar un sueño y contarlo en voz alta.

 

Versos cortos, algunos crípticos que requieren varias lecturas y dejar de tocar el suelo por un momento. Otros poemas directos y que dejan desnucado. Palabras desnudas, elegidas con precisión de cirujano; difíciles de intercambiar; imposibles de emular. Perfectas. Cuatro versos bastan para desarmar esa delicada telaraña que tejemos los humanos al mirarnos. Con cuatro versos armamos y desarmamos, como un juego, la torre incauta y falsa que elevamos y rezamos sin apenas darnos cuenta, para no tentar a la suerte y descubrir que el puzle que formamos no termina de cuajar.

 

 

La presentación de su poemario será

el 18 de enero en LA CENTRAL (Ronda de Atocha, 12)

a las 19,30h.

Con la participación de Alejandro Céspedes, Cecilia Quílez y José Naveiras.

 

 

 

a Carlos

 

 

Todavía aprendiz

en la cadencia

de escalar peldaños.

               

Obstinación de martillo.

 

 

Hender el cuello

cuando la soga

y la silla.

 

 

*****

 

 

a Guillermo, el hermano

 

Omitiste el consejo.

 

Entrar en la espiral

de obcecarse con alguien

sólo traerá una mandíbula desencajada.

 

 

Elabora

otro barro de ti

con paciencia de hormiga.

 

*****

 

 

Nada lamentable

pisar un sex shop

si el sonido de monedas en la ranura

te apacigua.

 

Boquear fuera del hábitat

si los maniquíes

salvan tu naufragio.

 

 

*****

 

Antes tu amiga

 

Insistíamos en predecir algo

que no tiene pautas.

Con el oficio de la piedra

interpuso sus dedos.

 

Después un montón de calderilla

desde cualquier parte.

      

El hábito de tu perfil a mi paladar.

                              

 

Tu espalda de maceta.

 

 

 

*****

 

 

Fiel

 

Encerrar la poligamia.

 

Seguir las paralelas

que trazan tu índice y el mío.

 

Templar la intuición

por si el despeño.

 

*****

 

 

Juguetes rotos

 

Salto sin red

al aferrarme a tu espectro.

Recogí flores marchitas

en el mismo lugar

donde otro daba cuerda

a tu reloj.

 

Deidad aburrida

de nuestro ahínco

en el juego.

               

 

Regresar con reclamo de embudo.

 

 

*****

 

 

Manual

 

Aguantar con sapiencia de agua

el hediondo surco depresivo

que en dos años impidió

mantener los párpados móviles.

 

Me falta tu aplomo

aunque copulase sin agrado.

                      

Entendí a tiempo el manual.

 

 

 

Ángel Muñoz (Madrid, 1977) es licenciado en Historia del Arte. Primero fue la poesía, luego la disciplina de congelar el tiempo mediante una cámara fotográfica, ¿o fue al revés?
Realmente son los dos espacios en los que más cómodo me encuentro, no por ello quiere decir que los trabaje con todo el acierto que quisiera. Ahora es cuando la prosa empieza a envolverme.

He participado en varias antologías: “Puta poesía” de Ferrán Fernández (Ed. Luces de Gálibo), “Talla G” (Ed. Lalunaesmía), “Heterogéneos”  (Ed. Escalera), “Al otro lado del espejo-Narrando contracorriente” (Ed. Escalera). He coordinado mi propia antología poética: “Poetrastos (por favor, tratar con cariño) (Ed. LVR[ediciones)
Y tengo algún que otro poemario que alguna editorial valiente ha tenido coraje para publicarme: “Ya no leo tebeos de Wonderwoman” (Ed. Groenlandia), “Como Ulises en una cacharrería” (Ed. Bohodón), “Amor manual” (Ed. Talentura libros)

Actualmente, junto a José Naveiras, trato de llevar a buen puerto la editorial de LA VIDA RIMA ASOCIACION CULTURAL, LVR[ediciones.
Debido a diversas circunstancias ha decidido volverse escueto en presencia y letra.

Escribir y mirarse de puertas adentro, donde las historias auténticas brotan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.