The Pelayos (2012) de Eduard Cortés

 

Por Rubén Romero Sánchez

 

 

 

 

Lo malo de haber debutado en el mundo del largometraje con una película como La vida de nadie es que cada obra que hagas se juzgará a partir de ella. Y no es justo ni injusto, sino natural que a cada creador se le mida en comparación con lo máximo que se supone puede dar de sí.

The Pelayos sería una correcta comedia si no supiéramos lo que es capaz de hacer Eduard Cortés: dosificación de la información para que la tensión vaya in crescendo, utilización de la cotidianeidad como elemento perturbador en el espectador, creación de personajes complejos con los que el espectador a la vez que se identifica con ellos se incomoda por esa misma identificación.

 

Nada de esto hay en The Pelayos, a la cual, a pesar de ser una comedia, o quizá incluso por eso mismo, los elementos citados se le podrían aplicar también, como han demostrado Cukor o Woody Allen.

 

La historia de la familia Pelayo, que se forraron ganando en casinos de todo el mundo de manera legal utilizando un método estadístico de propia creación, prometía. Pero la película tiene una progresión dramática plana, algunos personajes de cartón piedra que actúan como meros comparsas y un final a trompicones sacado de la manga.

 

Las historias personales de los miembros de la familia Pelayo limitan entre la caricatura y lo insustancial, y se ve forzado ese constante mensaje de “mirad lo que lograron estos tipos que eran tíos normales como cualquiera de nosotros”.

 

Lo mejor, el montaje de las secuencias del casino, correctísimas sin pedantería, sin el fácil guiño a Scorsese o De Palma; el superlativo Lluis Homar, sin el cual la película sería otra; el descubrimiento de Miguel Ángel Silvestre como magnífico actor cómico; el carisma de un Daniel Brühl que está en un momento de su carrera en que la elección de sus próximos papeles determinará si se convierte en un grande de verdad; y, por qué no, la humildad de la puesta en escena y la voluntad de estilo clásica y elegante a la vez, que hacen de la película un sencillo entretenimiento sin más pretensiones.

 

Y ahora, a esperar la próxima de Eduard Cortés, y que decida la bolita si esta vez cae en rojo o en negro.

 

Trailer:

 

 

The Pelayos se estrenó el 27 de mayo de 2012

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.