O Apóstolo (2012) de Fernando Cortizo

 

Por Alberto Quintanilla

 

 

 

Muchas veces se le achaca al cine patrio el injusto tópico de que “carece de originalidad o riesgo”. Pues bien, en esta ocasión llega a las pantallas una producción gallega que ha sido completamente rodada con la técnica de animación stop-motion, siendo además pionera en Europa por este motivo. La mayor diferencia con respecto a otras cintas rodadas del mismo modo en EEUU radica en que todos los actores han interpretado previamente las escenas para inspirar con sus movimientos y expresiones reales a los animadores.

 

Tras el abrumador éxito del filme de animación Las aventuras de Tadeo Jones, de Enrique Gato, ahora le toca probar fortuna con O Apóstolo al compostelano Fernando Cortizo, quien logra una meritoria cinta que al menos merece la oportunidad de un visionado a pesar de la competencia feroz en las salas y la dificultad general que vive la industria. La película ha llevado tres años de duro trabajo y ha logrado incluso que la banda sonora sea obra de Philip Glass, compositor tres veces candidato al Oscar.

 

En el mismo sentido, el reparto es variado y de nivel, destacando los actores Carlos Blanco, Jorge Sanz, Paul Naschy (a quien está dedicada la cinta de modo póstumo), Geraldine Chaplin y los gallegos Celso Bugallo, Manuel Manquiña y Luis Tosar en intervenciones menores. Todos ellos prestan sus voces a los personajes y su apariencia física (las figuras fueron creadas basándose en su propio retrato) e interpretaron sus escenas antes de que sus muñecos les sustituyeran en el resultado final imitando sus formas y movimientos.

 

O Apóstolo nos deja tenebrosas imágenes que hacen volar la imaginación, maldiciones en los bosques gallegos que recorren la ruta del Camino de Santiago, espíritus, profecías y desapariciones en una misteriosa aldea. Quizá demasiados elementos que no se tratan con la misma entidad, creando un ritmo bastante inestable por momentos. Pero aunque quedan expuestos aspectos que son abarcados de forma superficial y solo entenderán expertos en tradiciones gallegas, en muchos tramos la película se deja ver con interés y curiosidad. El mérito de su propuesta es enorme e innegable porque recupera la magia por el mundo de las meigas, la superstición, los espíritus, la Santa Compaña y determinados elementos mágicos de la Galicia más ancestral. Lástima de un guion mejor estructurado porque podría haber sido una obra a recordar en años.

 

Por cierto, solo por ver los planos de la fachada principal de la catedral de Santiago de Compostela reproducida con detalle y máximo realismo merece la pena.

 

 

O Apóstolo(2012) se estrenó en España el 31 de octubre de 2012

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.