Esplendor de Los Quintana en un magnífico ‘Varietón’

Por Horacio Otheguy Riveira

Dos actores que ejercen de mujeres de la vida cotidiana, la televisión y el cine en divertidas caricaturas de una sociedad ridícula dominada por hombres idiotas.

Los hermanos Quintana son actores argentinos que dominan a la perfección el fonomontaje logrando un espectáculo sumamente arriesgado. Nunca hablan en escena, pero parece que siempre lo están haciendo, tan perfecto el movimiento de sus labios sobre sus propias voces y las de personajes públicos. Desfilan breves situaciones como fogonazos a través de una increíble sucesión de cambios de trajes: mujeres de rompe y rasga, mujeres geniales, mujeres estúpidas, mujeres hermosas, ingenuas, inocentes… de telenovela, de películas célebres, de películas creadas por y para Los Quintana…

Humor argentino con vocación universal

Durante todo el espectáculo, el fonomontaje funciona con un ritmo sobresaliente en el que las risas de los espectadores no dan tregua. Se trata de un recopilatorio de 20 años de trabajo. Si todavía alguien tiene prejuicios sobre el arte del transformismo, le invito a visitar este templo de la pluma y el desparpajo convertidos en arte de 18 quilates; encontrará un sinfín de motivos para admitir que estaba equivocado. Desde el mínimo mohín a los diálogos enfermizos de las historias de la tele o la publicidad no menos siniestra dirigida al sexo femenino… todo crece en un brillante encadenado que produce asombro y diversión.

Nacieron en Buenos Aires y antes de lanzarse a los escenarios de Argentina, Chile y España estudiaron en el Centro Cultural Rojas, perteneciente a la prestigiosa Universidad de Buenos Aires. Y no estudiaron poco. Lo que en escena parece tan fácil es el resultado de muchos años de trabajo en los que el humor y su capacidad visionaria de saber encajar los dramas sociales tiene detrás maestros en muchas artes de diversos campos: interpretación y dirección teatral, clown y teatro de variedades, y desde luego el fonomontaje. Tienen ya 15 espectáculos y numerosas apariciones en programas de televisión.

Un humor irónico y sarcástico que fluye con naturalidad en las calles y los escenarios de Argentina, especialmente en dos regiones tan pobladas como sobresalientes: Buenos Aires, “la Reina del Plata”, y Córdoba, una provincia muy importante con fastuosos ríos y montañas.

Los Quintana, El Varietón.

Dentro del infatigable desfile de arquetipos boca-abajo, he aquí tres como suculento aperitivo:

Selección de cortometrajes estupendamente integrados en la acción teatral. En ellos se desarrollan situaciones disparatadas y a la vez muy realistas filmadas especialmente para el espectáculo con avances de telenovelas, sátiras de películas y de spots publicitarios.

Me gusta Dios: farsa de una eufórica sesión de alguna Iglesia o Secta de electrizante cristianismo. El monólogo de una mujer terriblemente desgraciada que descubrió un buen día las bondades de la fe: “Lo tenía todo mal todo mal todo mal todo mal y de pronto…”: drogadicta, alcohólica y prostituta en la miseria, acompañada por una mujer de ardiente y autoritaria confianza en el Dios todopoderoso. De los muchos sketchs, este es una obra maestra que debería enseñarse en las escuelas de interpretación.

Queridísima mamá: Los Quintana interpretan a Joan Crawford y su vapuleada hija en libre versión de una secuencia de la célebre película que protagonizara Faye Dunaway en 1981, Queridísima mamá, 1981, sobre libro de la auténtica hija resentida de la conocida actriz. Parodian la versión doblada en un modelo de humor negro.

En definitiva, El varietón es una función abundante en aciertos por dos formidables artistas. Sólo dos en escena, pero el escenario parece poblado de estrellas tronchantes: “Es que antes teníamos actores invitados pero con la crisis no tenemos más remedio que hacerlo todo nosotros o nosotras, según os parezca, no tenemos prejuicios. Eso sí, no tenéis idea del auténtico follón que hay detrás. Cada vez que terminamos una función nos preguntamos cómo fuimos capaces de hacer todo esto, de vestirnos y desvestirnos tantas veces y que todo saliera siempre la mar de bien. Bueno, la verdad es que además de tener maravillosos colaboradores, Los Quintana somos así, capaces de todo, tanto en el Varieté de toda la vida como de su secuela superior, El Varietón”.

Los Quintana, El Varietón.

El Varietón

Idea y dirección: David Quintana.

Intérpretes: David Quintana, Fernando Quintana.

Audiovisuales: Sebastián Casanueva, Cristian Sandoval.

Diseño de vestuario: Los Quintana.

Realización de vestuario: Carola Gómez.

Lugar: Pequeño Teatro Gran Vía.

Fechas: Sábados a las 23,30 horas del 12 de octubre al 21 de diciembre de 2013.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.