Tres mujeres libres, atrevidas y solidarias en “El clan de las divorciadas”

Por Horacio Otheguy Riveira

Once años en la cartelera de París avalan esta comedia con poca trama y escasa dramaturgia, pero que avanza con paso firme sobre el talento humorístico de sus intérpretes. Todo está servido para que tres arquetipos femeninos consigan descocarse en un juego de parodia de mujeres solas en el que también se mofan de los hombres que las pretenden por teléfono: todos en busca de alguien “más caliente que una barbacoa”.

 

imagen

Risas directas en las que estas mujeres se lucen desarticulándose físicamente al borde de la acrobacia y en el desenfado más absoluto, tres intérpretes fuera de lo común, auténticos artífices de cuantas sonrisas y carcajadas se consigan cada noche:

Esperanza Elipe es la aristócrata venida a menos (“Estoy más tiesa que una mojama”), y si comienza con un ribete cursi de estrecha del barrio madrileño de Salamanca, va creciendo hasta enloquecer de alegría previendo una nueva vida: “Es que con los hombres o te diviertes o te casas y yo me equivoqué casándome con el que me debería haber divertido. Un desastre”. Poco a poco va liberando su vena más pícara y alocada hasta lograr imitar el desparpajo sexual de la guapa inglesa a la que le alquila una habitación.

Vanesa Romero es la inquilina inglesa con un castellano atravesado, demasiado tonta para ser cierto hasta que convence de que sus tonterías parecen programadas para vivir libre de prejuicios y normas, pasando del llanto fácil a la risa más fácil aún, y la plena libertad con su cuerpo serrano en busca de buenas caricias que lleguen después de algunas preguntas fundamentales: “¿A qué te dedicas, cuánto cobras por mes, cuánto ganas?”. Tiene sus ataques bobos, pero cuando le asaltan las aspiraciones sexuales y se pone a deambular entre gritos y saltos se convierte en una fiera extraordinariamente divertida, capaz de oscilar como un trapecio entre la fogosidad y el delirio de una histérica hermosa que te quieres llevar a casa.

todos1

Y luego está la pueblerina Brígida, una mujer con sobredosis de hormonas masculinas, a cargo de Andoni Ferreño.

En Francia, este papel es interpretado desde el primer día por el propio autor, y el mismo responsable de la dirección lo es de esta puesta en escena en la que junto a las dos espléndidas cómicas, sorprende un galán muy alto y de piernas muy delgadas, con una voz fantástica de hombretón salvaje que irrumpe cuando lo necesita en las dulces maneras de la mujer que le habita.

No es el de Ferreño un travestismo al uso, así que destaca con una vis cómica que no le conocíamos, como la reina de la función, la que centra las aspiraciones y frustraciones de estas mujeres encantadoras, buena gente, y alegremente ridículas como los hombres que las persiguen sin siquiera conocerlas.

Las situaciones se enlazan como sketchs de una revista musical, aunque sin canciones. La función es como es, directa a la diversión, sin filigranas psicológicas ni mínimamente intelectuales, y el patio de butacas estalla en carcajadas femeninas (mujeres que se identifican o identifican en los personajes a otras muy cercanas), bien acompañadas por las sorprendidas risotadas masculinas.

Un Clan de divorciadas que aspiran a divertirse a pierna suelta,  con alegría, desenfadadas, libres, sin prejuicios… pero suficientemente tiernas como para ser solidarias entre ellas cuando los sueños románticos no se cumplen. Por estas cosas, y otras muchas que se descubrirán en vivo, está el hallazgo que hizo posible llenar el teatro durante 11 años en París, y además emitirse por televisión hasta ¡72 veces!

vanesa1

El clan de las divorciadas

Autor: Alil Vardar

Adaptación y Producción: Grupo Marquina

Dirección: Hazis Vardar

Directora Adjunta: Cynthia Miranda

Intérpretes: Esperanza Elipe, Andoni Ferreño, Vanesa Romero

Escenografía: Grupo Marquina

Iluminación: Manu Dávila

Estilista: Charo J. Grueso

Lugar: Teatro Muñoz Seca

 

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Tres mujeres libres, atrevidas y solidarias en “El clan de las divorciadas”

  1. Pingback: Convivencia explosiva de divorciadas | Culturamas, la revista de información cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.