Eloisa D’Herbil de Silva: el Chopin con faldas

Categoría: Curiosidades,Más cultura,top1 | y tagged con | | |

Por Silvia Pato

@SilviaP3

nypl.digitalcollections.510d47df-95c3-a3d9-e040-e00a18064a99.001.r

FUENTE: New York Public Library

Eloísa María Dolores Juana de la Santísima Trinidad D’Herbil de Silva (1842-1943), más conocida como Eloísa D’Herbil o Eloísa de Silva, fue la primera compositora de tangos.

Esta gaditana era hija del Barón de Saint Thomas, José d’Herbil, que había escapado de Francia a causa de la Revolución, y que contrató al mismísimo Franz Liszt  para que le diera clases de piano.

Tal era la habilidad y maestría de la muchacha, que el propio Liszt la apodó «el Chopin con faldas». El cumplido no era vano. Con ocho años, Eloísa tocó ante la reina Victoria y su esposo el príncipe Alberto, y con trece dio su primer concierto en el Teatro Real de Madrid, al que siguieron muchos otros por toda Europa.
Cuando contaba con dieciocho años, partió con su familia a Cuba, donde su padre poseía grandes latifundios, y residió allí otros ocho. Durante ese tiempo, Eloísa no descuidó su aprendizaje musical y recibió clases del pianista estadounidense Louis Moreau Gottschalk.
Fue acompañando a Gottschalk, en 1868, en un viaje en barco hasta Buenos Aires, donde iba a actuar el pianista, cuando conoció a quien sería su marido: Federico de Silva. En aquellas tierras, quedó embelesada por la música del tango, que empezaría a componer con pasión. Eloísa creó más de cien obras que aparecían, como solía suceder en aquel entonces cuando las firmaba una mujer, como de autoría anónima.
En el verano de 1872, la compositora estrenó una habanera: Vente a Buenos Aires. Desde entonces, compuso
640px-TangoPostcard1920

Postal c. 1920. FUENTE: Wikipedia

numerosos tangos, como El Maco, El queco, ¡Che, no calotiés!, Calote, La multa, Y a mí qué, Por la calle de Arenales, Yo soy la rubia, El mozo rubio, Que sí que no, etc.

Así, Eloísa es una más de esas compositoras que difícilmente veían publicadas sus partituras y a las que vale la pena reivindicar. Resulta curioso comprobar que no todo el mundo sabe que la primera compositora de tangos era de Cádiz.

FUENTE: Un Compás de Obturador, Diario Andino
Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.