“DioS K”: `Toda mujer se sabe vigilada por esta batería de pollas entumecidas…´

Por Horacio Otheguy Riveira

Una travesía teatral que atrapa al espectador y no lo suelta, a través del talento enorme de sus intérpretes. Empieza la función con uno de los siete personajes que interpreta Mona Martínez hablando de sí misma y del hombre que la mira, y termina en doble pirueta a cargo de Alberto Jiménez solo en escena, desnudo por completo, trepando por un monólogo desgarrador de quien se mece entre la desesperación y una delirante conciencia política.

dios_k_escena_14web

 

Mona Martínez, siempre vestida de negro, alguna vez sin chaqueta, pero en todo caso, a lomos de su voz y la actitud corporal, se ocupa de siete personajes. Al empezar la función es Wendy:

 

... DK pasea su mirada por las invitadas. Fíjense bien. Estoy ahí, soy esa guapa mujer sentada en un butacón frente a una cristalera, de espaldas a todos, observando el tráfico a muchos metros por debajo, de vez en cuando la fachada del edificio de enfrente donde hay un hombre sentado en su despacho frente al ordenador. Los ojos de DK me taladran. Me está desnudando en su imaginación. Ya he estado con él en privado, varias veces. Conoce mis encantos. Los ha probado. Es una fiera. No me da miedo, no crean. Hace tiempo que los hombres dejaron de darme miedo. Él sabe que nuestros encuentros son otra transacción en una vida repleta de transacciones. (…) DK está a la cabeza de esa legión de penes que nos apuntan una y otra vez, en la calle y en el trabajo, en el metro y en el autobús, en casa y fuera de ella. Toda mujer se sabe vigilada por esta batería de pollas entumecidas…

 

 

dios_k_escena_03web

 

La excusa del drama es la posible decadencia de un personaje público muy influyente, acusado por una camarera de haberla violado. El caso de DK: Dominique Strauss-Kahn, director del FMI y candidato a la presidencia del Partido Socialista Francés, hasta que fue acusado de violación por la camarera de un gran hotel, según la novela española Karnaval, adaptada para la ocasión.

Se trata de un experimento al que se le escapa el gran personaje real, pero en cambio reluce con las interpretaciones de Mona Martínez y Alberto Jiménez, quienes aportan gran riqueza dramática a cuanto dicen, un texto denso muy bien puesto en escena, resuelto con un dinamismo y una energía que la obra original no tiene.

En efecto, la novela de Juan Francisco Ferré, Premio Herralde 2012, desarrolla en 579 páginas un quiero y no puedo donde reina una verborrea que nunca delimita campos, sino que naufraga en un coitus interruptus constante muy pretencioso. Un maremágnum de palabras que parecen ir a alguna parte, pero nunca salen del autocomplaciente regocijo en un lenguaje muy rico, pero vacío de contenido, batiburrillo por demás pretencioso.

Esta versión teatral tampoco allana camino hacia la comprensión del auténtico personaje —muchísimo más interesante y complejo—, pero encuentra en el dramaturgo Antonio Rojano una capacidad de síntesis asombrosa, esgrimiendo textos de la novela y sumando otros de su cosecha en un tablado donde el encuadre siempre es atractivo. Un viaje hacia la oscuridad del círculo del poder, el dinero y el sexo con un final donde el DioS K es un hombre vigoroso venido a menos, atrapado por sus propias contradicciones, desnudo, en busca de palabras y emociones que le indiquen alguna clase de camino.

dios_k_escena_18web

 

El resultado: una hora y media de teatro en el que destaca el ya conocido talento de Mona Martínez, tantas veces aplaudida en lo breve o extenso de sus apariciones (Montenegro, Yerma, Ensayando Don Juan), quien mueve las manos, entona su voz, cruza y descruza las piernas y en un instante es cualquiera de los siete personajes que dan vida a su partenaire Alberto Jiménez, quien se mueve en tierra de nadie hasta el largo desenlace donde brilla con la luz propia que le caracteriza.

dios_k_escena_01webDioS K

Dramaturgia: Antonio Rojano

Basada en la novela Karnaval, de Juan Francisco Ferré

Intérpretes: Mona Martínez, Alberto Jiménez con las locuciones de: Bruno Ciordia, Paco Deniz, Inés Piñole

Personajes que asume Mona Martínez: La bruja buena del Norte; Wendy, la prostituta; Kasey, adolescente patrocinada por una ONG; Nicole, esposa del DioS K; Dorothy Mayo, inspectora de Policía; La víctima.

Director: Víctor Velasco

Ayudante de dirección: Óscar Nieto

Escenografía, vestuario, iluminación y vídeo: Juan Sebastián Domínguez

Fotografías: Javier Naval

Una producción del Teatro Español

Plató Cineteca en Matadero-Naves del Español hasta el 20 de marzo de 2016.

ENCUENTRO CON EL PÚBLICO el miércoles 9 de marzo al término de la función: 22,30 horas.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a “DioS K”: `Toda mujer se sabe vigilada por esta batería de pollas entumecidas…´

  1. Pingback: Furiosa Escandinavia: montaje fascinante para un texto misterioso | Culturamas, la revista de información cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.