“Se vende”, comedia policiaca de Julio Salvatierra con Enriqueta Carballeira en buena compañía

Por Horacio Otheguy Riveira

Julio Salvatierra es un autor conocido por sus obras innovadoras dentro del teatro-documento o teatro-periodístico, así como de notables experimentos en otras áreas escénicas, así que lo primero que sorprende es su firma en esta comedia muy ligera que también dirige. La protagoniza una gran actriz que hacía más de diez años que no se le veía en un escenario madrileño. A ninguno de los dos, autor y protagonista les recuerdo jugando este género cómico-policiaco con reminiscencias de Miguel Mihura, Jardiel Poncela y Alfonso Paso, los tres grandes del humor de posguerra. De todos ellos hay algo, y sin embargo Se vende tiene su propia respiración artificial, juguetona, con aire disparatado y bastante cinismo canalla ante el vendaval de la corrupción que a todos parece alcanzar.

Fiel a la tradición de “comedias cómicas” apenas innova con la inclusión del Estado de Corrupción Nacional al que se adscribe la gente corriente en una suerte de inmoralidad al parecer irrefrenable. Todo representado con elementos tradicionales al borde del juguete cómico y el sainete, géneros nobles del llamado teatro de entretenimiento, presentes en la escena nacional desde tiempo inmemorial, siempre ligados a temas sociales de actualidad. Todo lo que pasaba en la calle y entre los políticos se filtraba con el tono burlón del humor popular surgido de los sitios de trabajo y los bares donde caña va, caña viene, cuanto se decía llevaba sus cargas de crítica y sorna bien peinadas.

En esta ocasión, los seguidores de Julio Salvatierra difícilmente se encuentren cómodos. Sus creaciones habituales están muy alejadas de este contexto burlón. Para todos los demás, el divertimento está servido en forma de intriga con el brillante compás de un ritmo bien ajustado por todo el reparto. Enriqueta Carballeira (foto) compone de maravilla a su “vieja estúpida” cascarrabias. Le sobran tablas y encanto para ofrecer un abanico de personalidades, que es la parte más brillante del texto, pues sorprende con ramalazos inesperados mientras los otros personajes femeninos tampoco son lo que parecen.

Así, Esperanza Elipe se desdobla entre una pobre despistada y una bobalicona con ínfulas, Blanca Oteyza en una arrogante falsa millonaria, y Helena Lanza en una empalagosa asistenta latina, ambas con mucha historia oculta de la que acaban brotando buenas chispas. Y como la baza está en las variadas capas de todas ellas… Se vende divierte a un público entregado al irresistible encanto de los gags y los chistes bien colocados. Así sucede desde el comienzo de su estreno a sala llena en diversos teatros de España; de momento recala con éxito en Los Luchana de Madrid sólo los domingos a las 18,30.

Cuatro estupendas actrices que divierten con muy buenos recursos.

Dirección y dramaturgia: Julio Salvatierra

Música original: Mariano Marín
Iluminación: Luis Perdiguero
Vestuario: Lupe Valero

Ayudante de dirección y gerente en gira: Iván Villanueva
Espacio escénico: Pangea Producciones
Realización técnica: Sonia Sanz
Fotografía y diseño gráfico: Marialacartelera
Producción: Pangea Producciones

___________________

Otros espectáculos de Julio Salvatierra

Los esclavos de mis esclavos: una aventura apasionante

Los Iberian Gangsters cantan y bailan

“Éxodo”, un Yo Acuso de turbadora belleza

___________________

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.