El cannabis es estereotipado en el cine

Categoría: Sin categoría | y tagged con | |

 

 

 

Los primeros registros de consumo de Cannabis se remontan a más de 8000 años, específicamente los habitantes del sur y centro de Asia hicieron uso de esta planta, así como de sus extractos para un gran número de aplicaciones medicinales y religiosas. Posteriormente, se conoció que las fibras de esta planta, denominadas cáñamo, fueron utilizadas en algunos países de los alrededores de estas regiones para la fabricación de telas, convirtiéndose de esta forma en uno de los productos más utilizados desde hace 2000 años. Del mismo modo se destaca en registros que en la antigua Europa durante el siglo VII los celtas exportaban desde Massilia (actual Marsella en Francia) cuerdas y estopas de cáñamo a todo el Mediterráneo.

 

Tiempo después, esta sustancia toma un uso más orientado al ámbito medicinal; al incorporar sus semillas como un elemento básico de la medicina tradicional China pues se descubrió que su composición era rica en proteínas, así como también alta en ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales. Sin embargo, en los países occidentales el Cannabis solo ha sido mencionado por la farmacopea, y actualmente se están desarrollando investigaciones científicas para utilizarlo como un nuevo antibiótico.

 

Por otra parte, la medicina natural desde los años 40 ha avanzado con el medicamento cannabidiol o CBD que tiene un efecto anticonvulsivo y reduce la transmisión de señales dolorosas al cerebro. Cabe destacar, que el CBD no posee efectos psicoactivos que produzcan alteraciones del comportamiento ni de la percepción, a diferencia de la marihuana. Aunque la legislación española no permite su uso, ésta ha logrado comercializarse a pesar de las restricciones.

 

Sin embargo, en la actualidad la planta de Cannabis ha sido asociada a su consumo mediante inhalación, tanto así que varios escritores han dedicado espacio a esta dentro de sus obras cinematográficas. Tal es el caso del periodista y escritor Hunter Thompson quien escribió su libro más famoso “Miedo y asco en Las Vegas” que posteriormente fue llevado al cine por Terry Gilliam, donde se cuenta la historia de los viajes del periodista Raoul Duke quien en su maleta transporta todo tipo de drogas.

 

Por su parte, en el film American Beauty  (1999) emplean el uso de la marihuana sin ningún sentido, en su argumento refieren que esta es genéticamente modificada por el gobierno de Los Estados Unidos, sin embargo, Lester Burnham (Kevin Spacey) le paga 2.000 dólares a su vecino Ricky Fitts (Wes Bentley) por una bolsa completa. En cambio el cineasta Pedro Almodóvar, ha utilizado el cannabis como elemento recurrente en la trama de sus películas tales son los casos de: Entre tinieblas, Matador y ¡Átame! Específicamente en su film Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988) utiliza el Cannabis como somnífero.

 

De manera que, el cannabis en el cine es utilizado únicamente como psicotrópico que afecta las funciones del sistema nervioso, razón por la cual se ha estigmatizando  su uso medicinal en su presentación de cannabidiol.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.