Poesía a des-tajo

Categoría: La palabra y la voz,Poesía,Poesía en acción |

Poesía a des-tajo 

Por Rebeca Álvarez Casal del Rey

 

Un trocito de Valencia se ha ido a Toledo. Para ser concretos un espacio, El Dorado-Espacio MAE, que ahora es un no-lugar. Cualquiera relacionado con el mundo de la poesía independiente (y que haya estado en Valencia en los últimos años) conocerá a sus dos coordinadores, Isaac y Alicia, y habrá conocido ese acogedor lugar que era El Dorado, esa utopía. Alicia habla de cómo surgió este espacio “nació como un bar en el que pretendíamos programar todo aquello que no tenía cabida en otros espacios culturales, especialmente aquellas expresiones relacionadas con la poesía”, y como “el sueño de llevar la poesía a todos los rincones de la vida, con la esperanza de que algo se mueva”. Una de las cosas que comenta con más entusiasmo es haber logrado un público heterogéneo, no necesariamente relacionado con la poesía (a veces no se sabe si los poetas van a los recitales a escuchar o a escucharse, es llamativa la cantidad de eventos poéticos en que el público son exclusivamente poetas), haber conseguido salir de esta endogamia es algo de lo que Alicia está muy orgullosa. “Poco a poco nos dimos cuenta de que Valencia estaba llena de poetas deseosos de saltar desde sus torres de marfil, o de salir de las cavernas, y fue hermoso compartir con ellos ese despegue”. En El Dorado se programaron recitales poéticos, jams, presentaciones de libros… “nos atrevimos a organizar algún concurso y hasta dimos premios. Organizamos viajes para que los poetas valencianos fueran conocidos en otras tierras y vinieron también poetas de fuera. Hubo un tiempo en que a estos poetas se les conocía como los poetas de El Dorado, pero se trataba de artistas de muy diversa procedencia, poéticas,… y poco a poco cada uno tomó su camino. También nosotros.” Tomaron su camino y, ahora, El Dorado, pese a su condición de no-lugar, tiene su programación toledana asociada al The Explorer´s Club, espacioso local decorado a lo National Geographic (al que no le falta detalle, dinosaurios y momias incluidos).

 

El Dorado son Isaac Alonso y Alicia Martínez. Él, periodista y escritor, se encontraba dirigiendo el diario Metro de Valencia cuando comenzó la crisis de la prensa, “fueron las perversas costumbres manipuladoras de los políticos valencianos, y el servilismo sin preguntas de los propietarios de los medios, los que llevaron a Isaac a abandonar el diario” comenta Alicia “más tarde fue corresponsal de Público. Pero más de lo mismo. Abrir El Dorado fue nuestra manera de huir del periodismo sin dejar de ejercer su esencia: de la crítica a través de los hechos pasamos a la crítica a través del arte.” Alicia Martínez también es periodista, y poeta, y actriz. Tras dejar el periódico Qué!, donde se había especializado en redes sociales, se dedicó a trabajar en el bar con Isaac, haciéndose cargo de la programación y su difusión. Recientemente ha publicado el poemario Corazones de Manzana, junto con la ilustradora Fransini (editorial Cocó).

 

Uno de los objetivos de El Dorado-Espacio MAE era la colaboración con otros espacios, y así lo hicieron con la sala Carme Teatre para organizar el Primer Festival de Poesía de Valencia, Vociferio, “que salió adelante con mucho trabajo y pocas ayudas, pero con el entusiasmo de algunas instituciones como la Universitat de València, el Museo de la Ilustración, la Librería Dadá, la Cátedra de Diseño de Metro Valencia y, por supuesto, los poetas que participaron. Ahora tenemos el reto de conseguir celebrar su segunda edición.” Alicia no sabe precisar qué fue primero, si el espacio o los recitales, ambas ideas estuvieron juntas desde el principio, y así “cuando nos trasladamos a Toledo, este verano, después de traspasar el bar, no queríamos echar por tierra el trabajo de tres años conociendo poetas, creando redes, catalizando proyectos ilusionantes, y nos pusimos en contacto con la gente que mueve la poesía en Toledo. Nuestro sueño era más que nunca un no-lugar.” Y lo comenta encantada de, por fin, poder disfrutar plenamente de aquello que organiza, en primera fila, sin tener que estar pendiente de atender al local. “En seguida nos dimos cuenta de que no había una programación estable y, mucho menos, una apuesta por la poesía que a nosotros nos llega: poesía de la gente, irreverente, cuestionadora, subversiva, directa, poesía del ahora. Los poetas toledanos nos acogieron estupendamente. Hay que tener en cuenta que Toledo es una ciudad-poesía. Hay ciudades-deporte, ciudades-comercio, ciudades ajenas y perdidas… Toledo no. Toledo es una ciudad-poesía.” Habla de cómo contactó con Álex, gestor cultural de The Explorer’s Club (y derroche de vitalidad e iniciativa que hace las veces de anfitrión, junto a los gestores de El Dorado). “Le propusimos Poesía a des-tajo, pero no como una carta blanca, sin condiciones. Los espacios, y la gente, se tienen que acostumbrar a valorar el trabajo de la gestión cultural y de los artistas. Entendemos que los antiguos modos no valgan: ya no se hacen cajas millonarias en la hostelería y las instituciones han cerrado el grifo de las subvenciones, pero los artistas siguen dedicando su tiempo a crear, a conmover, a emocionar,… y eso debe ser retribuido de alguna forma. Por eso, propusimos que se buscara un patrocinador entre los proveedores que, al menos, costeara los gastos mínimos.” Finalmente fue Coca-Cola quien apostó por el proyecto, aunque siguen buscando más patrocinadores, les gustaría poder traer gente de más lejos e, incluso, poder pagar un caché algún día.

 

Alicia explica Poesía a des-tajo, compuesto por cuatro ciclos, uno cada domingo del mes:

Poetry Slam Toledo. Se trata de un torneo de Spoken Word en el que los poetas compiten sobre el escenario. Acostumbra a haber un poeta invitado. Sobre las tablas un poeta, 3 minutos, sin artificios. Entre el público, cinco implacables jurados a los que habrá que seducir con la única herramienta de la voz. Hay premios para los ganadores y la posibilidad de pasar a la final y a competir en España y Europa ya que hemos conseguido entrar en la Federación Española y en abril, dos poetas toledanos defenderán la ciudad en Jaén.

Ciclo Nómadas de las Letras. Presentaciones de Libros de poesía, narrativa, relatos, revistas… Los autores hoy, más que nunca, son nómadas que viven en la carretera, de ciudad en ciudad, llevando sus letras directamente a sus lectores. Si no, es muy difícil vender poesía.

Ciclo The explorer’s poet club: Microabierto de Versos y Re-versos. Se trata de dar la oportunidad a todos los poetas toledanos de compartir sus versos, de conocerse, intercambiar inquietudes, lecturas, escuelas, de crear juntos, crecer juntos… Un micro abierto en el que se combina voz, poesía y microrelatos no sólo propios, sino también de autores fetiche, las últimas lecturas. Además se concibe también como un taller para de domingo a domingo escribir juntos, crecer juntos.

Ciclo de Poesía Fermentada. Recitales de poesía, vídeo-poesía, arte de acción, performances… Poesía barera en la que se invita a los últimos autores de la nueva poesía española contemporánea.”

 

En estos siete domingos han visitado Poesía a des-tajo poetas como Inma Luna, Pepe Ramos, Antonio Lázaro, Ángel Petisme y Jonathan Teuma ‘Yanito’. En próximas convocatorias contarán con Felipe Zapico, Eva Márquez, Ángel Muñoz, José Naveiras, Eva Gallud, Leire Olmeda, Isabel García Mellado, Escandar Algeet, o Antonio Rómar. Y están en trámites con Matías Escalera, Gonzalo Escarpa, Antonio Martínez i Ferrer, Óscar Aguado, Ana Pérez Cañamares, Víctor López, Mónica Caldeiro, Cisco Bellabestia y otros tantos poetas y editores para próximos meses. Suman ya más de 20, entre poetas invitados y participantes, y está siendo una propuesta muy bien recibida en la ciudad, que va aumentando su público cada tarde de domingo y consolidándose como una atractiva oferta de ocio cultural. Y hay que añadir que, a los poetas, los tratan muy bien, no sólo les financian el transporte y les invitan a bebida y picoteo, también se les escucha en silencio, con un público muy próximo, que escucha con atención y con el que se puede charlar amigablemente después. Un público que se va animando a ser cada vez más participativo.

 

“La verdad es que pasar de programar tu propio espacio, en el que también tienes que servir copas, poner la música, atender a todo el mundo,… después de haber estado todo el día detrás de la barra a pasar a programar un espacio ajeno, aunque es menos romántico, si se quiere, es desde luego más intenso porque puedes dedicarte mejor a conocer a los poetas, al público, más distendido.” Alicia habla de lo importante que está siendo para ellos conocer a los poetas y editores toledanos “gente estupenda y maravillosa que ya nos ha acogido como parte de la ciudad. Formamos un grupo, ideado a la manera de la Orden Surrealista de Toledo, de Buñuel, Lorca,… que se llama La Orden de Babia y es precioso recorrer con ellos las calles y tabernas de Toledo recitando, bebiendo y nomadeando.” Y hay que verles la cara de felicidad cuando comparan el hecho de trabajar 14 horas diarias en su propio negocio, con su vida actual “Vivimos a pocos kilómetros de una ciudad tan hermosa como Toledo, en un pueblito llamado Nambroca, rodeado de campos de olivos, nos asomamos a la ventana y vemos el horizonte, los atardeceres…” 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *