Rosa Regás presenta “Música de cámara”, Premio Biblioteca Breve 2013

 

Actualidad editorial: La escritora Rosa Regás presenta estos días su libro, Música de cámara, con el que ha ganado la última edición del Premio Biblioteca Breve, que convoca la editorial Seix-Barral. En él narra una poderosa historia de amor entre una mujer de herencia republicana y un joven de clase alta durante la posguerra barcelonesa. Siguiendo las palabras del jurado que le concedió el galardón: con esta novela, Regás denota un excelente oficio en la elaboración del personaje femenino protagonista y de las diversas voces que lo acompañan, a la vez que logra una extraordinaria recreación de la atmósfera de la posguerra.

 

Música de cámara, de Rosa Regás.

Música de cámara, de Rosa Regás.

“La literatura para mí es más atractiva si es sugerente y no pedagógica”, comenta Regás. “Acostumbro a ver el final de las historias de una manera más clara. En este caso quería escribir una historia de amor en la que quedara claro cómo influyen la ideología de las familias en una relación de pareja, sobre todo cuando se trata de ideas totalmente contrarias; y como confluyen el proceso amoroso y el proceso político desde la posguerra hasta después de la transición. No es ni mucho menos una historia como Romeo y Julieta, ya que esta relación duró muy poco en comparación con mi novela, que comienza en 1949 y termina con el reencuentro de los dos protagonistas en 1984, en tiempos de la transición”, explica la autora.

 

Acompañada por su tía, una viola y una maleta llena de recuerdos, Arcadia vuelve a Barcelona en 1949. Hija de republicanos exiliados en Francia, se refugia en su pasión por la música para sobrevivir en el ambiente opresivo de la posguerra. Un día conoce a Javier, un prometedor estudiante de Derecho que pronto se convertirá en el centro de su vida. Con todo pueden y a todos se enfrentan para llevar adelante su relación, hasta que la personalidad libre y rebelde de Arcadia se convierte en un estigma social que sella sus destinos. Historia de amor entre dos jóvenes que pertenecen a mundos no sólo distintos, sino contrarios. Y es, también, la historia del reencuentro entre los dos amantes, en el otoño de 1984, durante una larga noche en la que se adentran en una turbadora y lúcida reflexión sobre los años transcurridos.

 

               Ésa fue la última vez que lloré en clase, había aprendido que parecer fuerte te hace fuerte ante los demás y las niñas tenían miedo de la fortaleza. Lloré también en el confesionario, aterrada por tener que inventarme pecados que no había cometido porque estaba obligada a confesar pero no sabía qué contarle al cura.

 

La novela se sirve de su experiencia personal y de lo que guarda en su memoria pero “no es un libro en concreto sobre la transición, o sobre la posguerra; se trata de una historia que transcurre en momentos puntuales, que he vivido yo”, comenta Regás. “Parece que ahora nos percatamos de los múltiples errores de una transición que creíamos maravillosa. En esos momentos, tras la muerte de Franco, todos nos preguntábamos si aquello no acabaría en otra guerra civil. Y es que como decía el pensador polaco Ryszard Kapuscinski: un país, después de padecer una dictadura, tarda casi cien años en volver a la normalidad.” Pero Música de cámara no es un libro reivindicativo, sino una historia de amor con la que Regás pretende reflejar una realidad novelada y poética, mucho más cercana a lo real.

 

               Días y días sin hacer nada como si, escondiendo la cabeza bajo las alas y negándome a mirar a mi alrededor, el sufrimiento fuera menor. Pero el peso era gravoso y tenía la impresión de que todo, absolutamente todo, iba mal dentro de mí. Era como si me he hubieran cambiado la piel. Como si el destino o el diablo o el mismo Dios se dedicaran a someterme y obligarme a hacer todo lo que había odiado, lo contrario de lo que había deseado ser.

 

En aquellos momentos, como los protagonistas, el pueblo tenía miedo. “No hay dictadura que pueda imponerse sin miedo; la mayoría de los crímenes que cometen los dictadores no los comenten tanto por maldad como por crear miedo. Se originaba de esta forma una represión continua. Franco justificó su llegada por las armas con la idea de poner orden, marcando que si no fuese por él todo sería un caos (república era sinónimo de caos). Mucha gente tuvo miedo incluso hasta bien entrada la democracia, como un eco que no se puede parar de la noche a la mañana.” Igualmente pasa en la actualidad, pero el miedo lo tenemos a la situación económica.

 

Rosa Regás.

Rosa Regás.

Rosa Regás (Barcelona, 1933) cursó estudios y se licenció en Filosofía. Entre otras ocupaciones ha sido editora, traductora para las Naciones Unidad, o directora de la Biblioteca Nacional. Ha publicado novelas de enorme éxito como Azul (Premio Nadal 1994), Luna lunera (1999, Premio Ciutat de Barcelona) o La canción de Dorotea (Premio Planeta 2001), pero también ha escrito relatos, cuentos, ensayos, artículos y libros de viaje. En 2005 recibió la condecoración francesa de Chevalier de la Légion d’Honneur, y al año siguiente la Creu de Sant Jordi de la Generalitat, entre muchas otras condecoraciones. Sus obras han sido traducidas a más de diez idiomas y colabora regularmente en diversos medios periodísticos.

 

Música de cámara.  Rosa Regás.  Editorial Seix-Barral, 2013.  320 páginas.  19,00 €

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.