Los ángeles de hielo: algunas claves

Por Sonia Rico

Ni que decir tiene que los escritores están influenciados por muchas lecturas, películas e historias que se cruzan en sus vidas dejando poso.

Toni Hill hace referencia en su libro ” Los ángeles de hielo” a varias lecturas, quizás sea una buena oportunidad para releerlas o para acercaros a algunas de ellas:

La primera es sin duda “Jane Eyre” de Charlotte Brönte. Escrita en 1847. La novela se publicó bajo el pseudónimo de Currer Bell y tuvo un éxito inmediato. Cuenta la historia de Jane, una niña de 10 años que es custodiada por su tía política. Jane fue tomada a cargo cuando se quedó huérfana y pasará por una serie de humillaciones y pequeños maltratos. Más tarde, cuando ella empieza a rebelarse contra la injusta manera en que es tratada se la envía al colegio de Lowood. Y la historia de Jane continúa pero os animo a leer el libro ya que es un clásico de obligada lectura.

La segunda referencia es ” El hombre de arena” de E.T.A. Hoffmann. Publicado en 1817 es un célebre relato que salió publicado dentro de los Cuentos nocturnos. En el se narra la vida de Nathanael, un estudiante traumatizado por la muerte de su padre, ocurrida durante su infancia. A pesar de estar comprometido, se enamora de una autómata: Olimpia. Nathanael cree que es real y cuando descubre el truco pierde la cordura y…hasta aquí puedo contar.

Ya tenemos un internado de señoritas y otro elemento importante que es la pérdida de la razón.

Animaos con nuestra propuesta para este mes: Los ángeles de hielo y no dejéis pasar la ocasión de acercaros a otras lecturas, que casi siempre las novelas suscitan.hombre-de-arenajane-eyre

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *