Enero en Sal&Roca, recomendaciones literarias

Categoría: Viajes y libros | y tagged con | | | | | |

Toda la aventura en cinco libros

Nueva entrega de la sección en la que apuntamos de la mano de nuestro colaborador Ricardo Martínez Llorca aquellos libros que, a nuestro juicio, nadie debería perderse.

Óscar Cadiach i Puig en 2011

Óscar Cadiach i Puig en 2011

separacion

Entre-alisios-y-emociones

 

 

 

Entre alisios y emociones

Ana Claver y Joan Bassols

Nova Casa

254 páginas

 

 

 

 

 

Por encima de todo, este libro es un canto al derecho a soñar. Que una familia se embarque en un velero por los mares del Caribe, recuerda todo lo que a las generaciones anteriores nos revelaron como los mejores deseos, la aventura más intensa: el viento y navegar, el mar sin horizontes, los lugares que poblaron los piratas, las islas paradisíacas, el amor entre los hombres o eso que se conoce como fraternidad, la poesía épica y la poesía lírica. Al viaje no le faltan deseos y es con ellos con los que está editado el libro. Sí, porque la realidad y el deseo a veces se entonan en la misma frecuencia y así es como brota la emoción. El problema de este libro es la envidia que sentimos los lectores, a quienes nos pusieron demasiado plomo en las alas como para atrevernos a imitar a estos autores, incluida la pequeña de seis años, de un libro editado con el cuidado con que se pone en la maquetación de una revista de viajes.

Este libro es la historia de un sueño vivido en el mar, de días bajo el cielo, entre alisios y emociones; de horas llenas de olas, fáciles y difíciles, de aventuras inesperadas; de noches sin luna, de noches brillantes; de risas, conversaciones y silencios.

Es la historia de un viaje transoceánico en familia, un paseo por las islas del Caribe a bordo de un mítico velero. Un relato narrado desde la voz de una mujer que abandonó su trabajo, su rutina y su rincón junto al fuego para vivir un tiempo en el mar, con su marido y su hija de seis años, sin ducha y sin zapatos. Cuenta el vacío que se siente al soltar amarras, los miedos, la fuerza que impulsa a los navegantes a hacerse hombres, mujeres y familias de mar, la alegría de navegar con niños, cómo cocinar y bailar cuando todo se mueve bajo tus pies. Incluye una colección de canciones compuestas a bordo durante las travesías, melodías que expresan los sentimientos que surgen al contemplar la fuerza y la inmensidad del océano.

Pero, ante todo, este libro es una invitación a la vida, a la Vida con mayúsculas, porque atravesar un océano es atravesar la conciencia, conocerse a uno mismo, comprender a los demás; aprender a dejarse llevar, sea cual sea el viento que sople, haya buena o mala mar.

Que-mi-gente-vaya-a-hacer-surf

 

 

Que mi gente vaya a hacer surf

Yvon Chouinard

Traducción de Rosa Fernández Arroyo

Desnivel

270 páginas

 

 

 

 

Las memorias, o parte de las memorias de Yvon Chouinard, vienen avaladas nada menos que por Naomi Klein. Chouinard fundó la empresa Patagonia, Inc., no solo para hacer dinero, también para participar de la conservación del planeta. Ese viaje, el del planeta hacia su destrucción, hay que conseguir que decelere. Y luego, si estamos a tiempo, darle la vuelta y rebajar la huella ecológica por debajo del 1. Dado que existe una potente conexión entre el hecho de tratar a nuestras cosas como objetos de usar y tirar, y de tratar a la gente que las fabrica como personas de usar y tirar, las palabras de Chouinard, destinadas a la gente de naturaleza, en todas sus expresiones, a la gente de mar y de montaña, se dirigen a incitarnos a salvar aquello que amamos. Este libro es un intento de desafiar a la cultura de consumo que está en el corazón de la crisis ecológica global, la que llevará el planeta al colapso. Chouiard es capaz de ofrecer la reparación gratuita de sus chaquetas para evitar que la gente compre una nueva. Y se enfrenta, en campañas promocionales, contra acuerdos comerciales entre estados. Un espíritu tan poco frecuenta como necesario.

 «Tres magníficos libros en uno: una autobiografía emocionante, la historia de una empresa singular, y un detallado anteproyecto para la esperanza.» Jared Diamond, autor de Armas, gérmenes y acero, Premio Pulitzer en 1998.

Este libro es una auténtica declaración vital de Yvon Chouinard, legendario escalador de Yosemite y fundador y propietario de una de las compañías más innovadoras del mundo: Patagonia, Inc. Una interesante lectura que te demostrará que la conservación y la defensa del medio ambiente puede ser compatible con los negocios. La historia de un empresario que ha desafiado la cultura de consumo que subyace en la crisis ecológica global con fórmulas verdaderamente originales, comprometidas y responsables con los valores naturales y personales.

Que mi gente vaya a hacer surf en ningún caso es otro de esos relatos de empresarios de éxito. Es la historia de un hombre que ha incorporado su pasión por la aventura y su empeño por ser mejor persona en el corazón de su empresa. Eso le ha permitido disfrutar todavía más del éxito de su negocio, un éxito que trasciende mucho más allá de las cuentas de resultados. Patagonia, Inc. es una empresa referente que ha conseguido, en estos últimos cincuenta años, tener una enorme influencia en el mundo de los negocios norteamericanos, y la prueba de que pocos líderes han tenido más poder de inspiración que YvonChouinard.

caviar-dioses-y-petroleo

 

 

Caviar, dioses y petróleo

Luis Pancorbo

Renacimiento

418 páginas

 

 

 

 

A este hombre le queremos demasiado. Tal vez no sea el mejor literato. Tal vez no sea el mejor escritor viajero o el mejor viajero que escribe. Pero su labor de divulgación, su forma de traernos al mundo a casa, a través de los documentales de televisión, su demostración de que viajar es viajar, sobre todo, a los países en desarrollo, su cariño hacia los desfavorecidos, esa forma de poner a la gente por delante de los paisajes, hacen de él un hombre a quien no nos queda más remedio que querer. Con mucho oficio, el de tantos años gastando suelas, esta vez nos lleva a la única parte del mundo que parece seguir siendo un desconocido en el occidente de Europa. ¿A quién se le ocurre largarse de viaje a Calmuquia, Dagestán o Azerbayán? ¿Qué demonios hay allí para que ese viaje merezca más la pena que una travesía del Sáhara o una incursión en la selva amazónica? La respuesta está contenida en estas páginas y en las propias preguntas: si uno no siente curiosidad, es mejor quedarse en casa. Pero la vida sin curiosidad es mucho menos divertida.

Luis Pancorbo empieza su periplo en el delta del Volga, el gran río ruso que desemboca en el Caspio. Un lugar donde florecen los lotos y vuelan los cisnes salvajes. Pero su viaje le ha llevado en los dos últimos años a un pormenorizado recorrido por todos los países ribereños del Mar Caspio, es decir, cinco repúblicas independientes (Rusia, Irán, Azerbaiyán, Turkmenistán y Kazajistán), y dos repúblicas autónomas (Calmuquia y Daguestán) dentro de la Federación Rusa. Todo un mosaico de pueblos, culturas, y paisaies, desde las estepas kazajas o los desiertos turcomanos que van a morir en un mar de petróleo, como el Caspio. Cuna también de los esturiones que han dado fama al mejor caviar, aunque ahora haya más de estos peces en las granjas. Mar fronterizo asimismo donde confluyeron los mitos y las religiones orientales y occidentales. El fuego de Zaratustra hoy es evocado en un monte junto a Bakú, la capital azerí, donde se quema día y noche gas natural. En Calmuquia, donde la mayoría es budista, adoran las salchichas de carne de caballo.

En-el-reino-del-hielo

 

 

 

En el reino del hielo

Hampton Sides

Traducción de Miguel Marqués

Capitán Swing

560 páginas

 

 

 

 

Esta gente, estos periodistas americanos, no dejan de sorprendernos. No solo son capaces de encontrar la historia inédita de una aventura perdida en la memoria de la historia, sino que con apenas cuatro datos, porque de los registros anteriores al siglo XX apenas se conserva nada, son capaces de armar un aparato narrativo de altísimo voltaje. Nadie como ellos para atraparnos en un grueso volumen que terminaríamos de una sentada si no se hiciera de noche. El relato es tan escalofriante como magnética la construcción de la obra. A mayores, la aventura de supervivencia de los navegantes del USS Jeanette por el Ártico, se adelanta a toda la parafernalia propagandista nacional de la lucha por la conquista de la Antártida, caracterizada por los fracasos. Este libro roza la perfección de El peor viaje del mundo, de Apsley Cherry-Garrard, aunque, obligado por la documentación, se detiene bastante en lo que estaba sucediendo antes, durante y después en Nueva York o Washington. Con todo, la preparación y la espera, como demostró Shackleton y como demostró Penélope, también son parte de la aventura. Apresúrense a pasar frío y disfrutar de él.

La era de la exploración estaba llegando a su fin, pero el misterio del polo norte permaneció. Los contemporáneos describieron el polo como el «objeto inalcanzable de nuestros sueños», y el impulso de llenar este último gran espacio en blanco en el mapa creció irresistible. En 1879 el USS Jeannettezarpó de San Francisco con multitudes animando y en medio de un frenesí de publicidad. El barco y su tripulación, capitaneados por el heroico George De Long, se dirigían a las aguas inexploradas del Ártico, llevando las aspiraciones de un país joven que quería ser la primera nación en alcanzar el polo norte. Dos años después de la terrible travesía, el casco del Jeannette resultó roto por una impenetrable franja de hielo, obligando a la tripulación a abandonar la nave en medio de torrentes de agua. Horas más tarde, el barco se había hundido por debajo de la superficie, dejando a los hombres a mil millas al norte de Siberia, donde se enfrentaron a una caminata aparentemente imposible, a través del infinito hielo, con los suministros mínimos. En todo momento, ante la ceguera de la nieve y el asedio de los osos polares, ante tormentas feroces y laberintos de hielo, la tripulación se rebeló ante la locura y la hambruna mientras luchaban desesperadamente por sobrevivir.

Llena de emocionantes e imprevisibles giros, En el reino del hielo es una fascinante historia de heroísmo y determinación en el lugar más brutal de la Tierra.

los-14-ochomiles-de-oscar--cadiach

 

Los 14 ochomiles de Óscar Cadiach i Puig

Francesc Joan i Matas

Lectio

167 páginas

 

No podíamos eludir nuestra responsabilidad con el gran formato: un libro bellamente editado, con espectaculares fotografías de las expediciones de Óscar Cadiach al Himalaya. Tampoco podíamos eludir nuestra responsabilidad con las grandes alturas: este año se han sumado dos nombres a los alpinistas españoles que han alcanzado las catorce grandes cumbres. Tras Juanito Oiarzábal, Edurne Pasabán y Alberto Iñurrategui, Ferrán Latorre y Óscar Cadiach, ambos catalanes, se añaden a la lista casi sin habérselo propuesto. Se trata de dos veteranos que poco a poco habían ido sumando conquistas, en principio sin el propósito de encadenar la gran serie, hasta que de repente se dieron cuenta de que apenas les quedaban dos o tres cimas. Y entonces sí, entonces emprendieron el proyecto de cerrar ese ciclo que había comenzado en los años ochenta. Mientras tanto, a lo largo de varias décadas, al margen de este éxito nos han regalado algunas de las líneas más bonitas de escalada en grandes alturas. Enhorabuena, Óscar. Pero más que felicitarte quisiéramos darte las gracias. El libro pasa directo a la estantería de nuestros favoritos.

Òscar Cadiach i Puig se ha convertido en el primer alpinista catalán en alcanzar las 14 cumbres de más de 8.000 metros de la Tierra, sin la ayuda de oxígeno adicional, después de la ascensión del Broad Peak principal el 27 de julio de 2017. Este libro, acompañado de magníficas fotografías, es testimonio de las grandes aventuras del montañero tarraconense (1952) en los gigantes del Himalaya.

Desde su primera gran ascensión, el Nanga Parbat (1984), donde realizó una variante en la travesía del Rupal hacia el Diamir, Cadiach ha protagonizado destacadas gestas: fue el primer occidental en escalar la cara NNW del Everest y el segundo escalón en libre (1985); y abrió nuevas rutas al Broad Peak central, la Fem Tarragona per la vertiente del Xinjiang chino (1992), y el Cho Oyu, la Free Tibet, por la arista NNW (1996). En 2012 inició la carrera para culminar los seis ochomiles que le faltaban: el Annapurna, el Dhaulagiri, el K2 -los tres conseguidos ese mismo año-, el G-I, el Kangchenjunga (ambos en 2013) y el Broad Peak (2017), que culminó después de cuatro expediciones consecutivas. Es guía de alta montaña UIAGM y técnico superior de Deportes en la especialidad de Montaña. Cuenta con la Creu de Sant Jordi que otorga la Generalitat de Catalunya.

Que el dolor no lastre tu vida

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *