Chardin

Por Rocío Pastor Eugenio


 
El Museo Nacional del Prado alberga hasta el 29 de Mayo la primera exposición monográfica de Jean Siméon Chardin (1699-1779).
 
 
Autorretrato con gafas
 
El pintor cultivó el bodegón con una simplicidad única, pero también se interesó en aspectos relacionados con la vida contidiana, que expuso sin adornos y con toda su crudeza. 
Bodegón con gato y raya
 Cómplice con la realidad que le había tocado vivir, fue capaz de mostrar la sencillez de la gente común de un modo magistral.
El Benedícite
Al final de su carrera volvió a  pintar  bodegones. En ellos se pueden observar trazos perfectos, que se difuminan sin perder la esencia de su pintura, su carácter. Ciego, debido a los materiales con los que trabajaba, Chardin pintó hasta sus últimos días.

La cesta de fresas salvajes
 
Más Información
www.museodelprado.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *