Splash o Yllana ataca de nuevo

Por Ana Riera
 

Alguien que sabe de buena tinta que me gusta el teatro me regala una entrada por el día de mi santo. Es para ver Splash, de Yllana. La reponen este mes de agosto en el teatro Alfil, su teatro de referencia, en la calle Pez número 10 de Madrid. Todos los jueves a las 22.30. Tengo claro antes de entrar que voy a pasar un buen rato. Conecto de maravilla con el humor tierno y gamberro de este grupo que lleva ya más de 25 años haciéndonos reír sin apenas pronunciar palabra. Desde que irrumpieron en la escena madrileña a principios de los años noventa con su espectáculo ¡Muuu!

 

 

El día que acudo al teatro, los encargados de ponerla en escena son Susana Cortés, César Maroto y Antonio de la Fuente. Este último es uno de los actores más veteranos de este experimento maravilloso que es Yllana, al que se unió allá por el 1994, con el espectáculo Glub, Glub. Para Susana (más conocida como “Guss”), Splash fue precisamente la primera obra que hizo con Yllana, hace ahora unos 16 años. César Maroto se unió a la compañía en 2002 y desde entonces trabaja regularmente en ella. Los tres están fantásticos, magistrales. Se nota que se lo pasan genial mientras actúan. Tanto o más que el público, que nos rendimos a su dominio del teatro gestual y su humor irreverente carcajada tras carcajada.

Su increíble energía y dinamismo no dejan indiferente a nadie. Ni al público infantil (que esta noche abunda, probablemente gracias a las vacaciones estivales) ni a los más mayorcitos y avezados, que se dejan ir encantados. De ahí seguramente que lo tilden a menudo de teatro familiar.  Pero es mucho más que eso. Una experiencia única en la que tres actores no dejan respirar al público ni un segundo, encadenando un sketch tras otro, retomando las bromas que funcionan una y otra vez, incansables.

A esta compañía le encanta saltarse la línea que separa el escenario del patio de butacas. Interactúan con el público desde el minuto cero, muchas veces sacan a alguien y lo convierten en un elemento más de la actuación, o lanzan cosas al respetable, como unos espaguetis o un supuesto vómito o lo que sea. O se pasean entre las butacas o incluso salen a la calle. Todo vale.

En esta ocasión, convertidos en una atracción de feria, nos animan a lanzarles pares de calcetines. No nos hacemos de rogar. Todo el mundo se ha provisto de municiones para la ocasión al entrar. Señal inequívoca de que la fama del grupo les precede y la mayoría de los presentes tenemos muy claro a lo que hemos venido. Se desata una verdadera batalla campal en la que los niños se ensañan especialmente. Lo pasamos tan bien, los actores, sobre todo, que nos siguen hasta la calle, una vez terminada la representación, e inician una nueva y divertidísima reyerta. Los transeúntes nos miran alucinados. Los que sabemos de qué va no tenemos tiempo para explicaciones porque el juego y la magia que han creado nos tienen atrapados a todos. Qué buen rato. Qué incombustibles. Por favor, no desaparezcáis. Sería demasiado triste.

 
Idea, Guión y Dirección: Yllana
Dirección artística: David Ottone
Actores: Susana Cortés, Cesar Maroto, Rubén Hernández
Espacio escénico: Yllana, Diego Domínguez
Diseño de vestuario: Sol Curiel, José Pastor
Sonido: Jorge Moreno
Diseño Iluminación: Héctor Hugo Gutiérrez
Estructura Escénica: Taylor & May
Atrezzo: La Faena, Arte y Ficción Marta Konkret Estudio
 
Realización de Vestuario: Sol Curiel, José Pastor, Dorinda Gómez Cancela
Diseño Gráfico: Ángelus
Imagen: Digital
Fotografías: Julio Moya
Producción: Ramón Sáez Comunicación y prensa
Teatro Alfil. Jueves 22,30 horas.  Desde el 2 de agosto, jueves 22 horas.
https://teatroalfil.es/planes-verano-madrid-yllana-splash/
 
 
 

4 comentarios sobre “Splash o Yllana ataca de nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *