La luz de la juventud

Por Jorge Mur.

Sang Kou Vang, más conocido artísticamnte como Knas Vang, es un fotógrafo autodidacta de 36 años, de origen hmong —un grupo étnico chino cuya comunidad se halla dispersa entre algunas regiones del sudeste asiático y otros rincones del planeta— y que, actualmente, reside en la ciudad francesa de Burdeos.

Lo suyo son los retratos. El cuerpo humano por encima de cualquier otra cosa. Su fotografía es fresca, atractiva y muy elegante. Abarca una importante parcela de toda la belleza que se concentra en la juventud. Predomina el color, un color matizado, suave y ligero; pero sus imágenes en blanco y negro poseen el mismo magnetismo y la cantidad necesaria de misterio como para que permanezcan en nuestra retina un buen rato e, intuir, dejando volar la imaginación, la historia que esconden a su espalda, casi como si fuera un juego.

© Knas Vang
© Knas Vang

¿Cómo se convirtió la fotografía en parte esencial de tu vida?

Nunca antes había usado una cámara, y creo que tuve suerte porque me encontré con un puñado de buenas personas que me inspiraron mucho a la hora de tomarles unas fotografías. Así que la fotografía forma parte de mi vida porque tuve un conexión muy fuerte con personas apasionadas.

Tus retratos son muy potentes y expresivos. ¿Cuáles son los aspectos más desafiantes de este tipo de fotografía?

Me gusta asociar objetos con la cara, y todo ello con la luz natural. Sé lo que quiero y me tomo el tiempo necesario para guiar y dar indicaciones a mi modelo. A veces disparo de forma intuitiva y rápida, sin prestar atención a mi estado de ánimo.

© Knas Vang

¿Qué te fascina del cuerpo humano?

Me encanta el cuerpo humano, cada movimiento y cada gesto proporcionan importantes y diferentes reflexiones a los espectadores. Pero me concentro, especialmente, en el aspecto de mi modelo y luego analizo el movimiento del cuerpo.

¿Cómo eliges las ubicaciones para tus fotografías?

Vivo en la ciudad pero amo el campo, las montañas, la naturaleza. Así que prefiero tomarme el tiempo que sea necesario para caminar por ahí. No me gusta disparar siempre en el mismo lugar. Así que, en algún momento, elijo siguiendo el instinto o me fijo antes en mi estado de ánimo.

© Knas Vang
© Knas Vang

Te gusta la fotografía analógica. ¿Por qué? ¿De dónde viene tu fascinación por esta fotografía de rollo o de carrete?

Me encanta disparar con película y siempre tengo a mano mi Minolta SRT101. Creo que el año que viene utilizaré más película, sobre todo para mantener la sorpresa y la magia en algunas de mis imágenes. Me parece que, de esta forma, mi trabajo es poético y más personal. Siempre descubro una nueva técnica con una película diferente, pero me encanta disparar con kodak portra 400.

¿En qué medida crees que las redes sociales han modificado el mundo de la fotografía?

Comparto mis imágenes en las redes sociales porque creo que es bueno tener alguna conexión con el mundo. Pero es cierto que la mayoría de las veces prefiero centrarme en mi proyecto, y no suelo ver lo que hacen otros fotógrafos. Se podría decir que los fotógrafos de esta nueva generación progresan muy rápidamente gracias a las redes sociales.

© Knas Vang
© Knas Vang

¿Quién o qué te inspira a ti y a tu trabajo?

Creo que mi fotografía es mi historia de amor. Puedo estar feliz o triste, mi trabajo depende de mi sensibilidad.

¿Cuáles son tus pasatiempos lejos de la fotografía?

Creo que la fotografía es una evolución de todas mis pasiones (baile, dibujo, música). Dibujo desde niño y antes de comenzar con la fotografía practicaba break dance. También amo tocar la guitarra… Tengo muchas pasiones.

¿A qué persona famosa te gustaría retratar?

Me haría muy feliz conocer y retratar a la cantante Birdy, ya que es al mismo tiempo melancólica y dulce.

© Knas Vang
© Knas Vang

Knas Vang: WebsiteInstagram

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *