La abstracción vasca

Por Julia Mª Carvajal

 

Desde este mes de Enero hasta febrero de 2020, en una exposición organizada por ARTE XXI, cinco artistas vascos presentan algunas de sus obras en la Galeria Orfila de Madrid, como representantes de una nueva abstracción vasca.

La abstracción, es una corriente artística que surge como oposición a la figuración, estilo que consistía en imitar y retratar la realidad, prescindiendo del objeto y de la figura sustituyéndolos por líneas y tonalidades, por la experimentación con el color, y por el deseo de expresar lo que se siente pero no se ve. 

Así como el Arte, la filosofía y la ciencia son disciplinas que se desarrollan en lo abstracto. La dimensión abstracta de la razón es un tema que ha ocupado el pensamiento filosófico occidental desde sus orígenes, la filosofía surgió como superación del pensamiento mítico, que se basaba en la simple observación de los fenómenos de la naturaleza, los cuales eran atribuidos a fuerzas desconocidas o a la voluntad de los dioses, es la abstracción lo que crea nuestras ideas, el pensamiento científico maneja nociones abstractas, puesto que sus enunciados son producto de la razón humana.

En el panorama artístico  internacional la abstracción se manifiesta en la segunda década del pasado siglo XX, con dos líneas totalmente diferenciadas,  la “abstracción lirica”, emocional, instintiva, espontánea, representada fundamentalmente por Kandinsky, y la “abstracción geométrica”, liderada por Malevich, rigurosa, ponderada, racional, sucesora del cubismo, que prevalecerá en Europa impulsada por la Bauhaus.

Casi cuarenta años más tarde, nace “La escuela vasca,” formada por varios artistas cuya referencia es el libro “Quosque tamdem” de Oteiza, en el que se postula un nuevo concepto del Arte sin renunciar a la idiosincrasia vasca, y se sientan las bases para adoptar una estética de vanguardia sin abdicar de lo propio. En esta escuela se integran cuatro grupos, Gaur en Gipuzkoa, Emen en Bizkaia, Orain en Alava, y Danok en Navarra.

En la actualidad algunos artistas vascos, herederos de aquel moderno lenguaje plástico, componen una nueva abstracción vasca. 

IÑAKI GARCIA ERGÚIN fundador del grupo Emen en Bizkaia, pasado, presente, y futuro del Arte vasco y universal, pues ya ha traspasado las fronteras geográficas y artísticas para ocupar un lugar en la historia del Arte, y ser uno de los más importantes artistas contemporáneos.

JAVIER SAGARZAZU, maestría en la técnica, una trayectoria jalonada de reconocimientos que no le ha impedido seguir evolucionando hasta llegar a una abstracción de una sutil belleza.

XABIER SOUBELET, su estilo Abstrootism, es una abstracción original dominada por la fuerza del color y la precisión de la pincelada, que convierten el cuadro en un retazo de paisaje.

MARIA ALONSO, la esencia de la pintura permanece en su obra, una vez liberado de ataduras formales, el sentimiento se vuelca en su paleta inundando el espacio con su pasión creadora.

CARLOS PURROY,  energía, voluntad, y una vocación arrolladora, cualidades de los grandes escultores vascos, plasmadas en volúmenes generadores de realidades imaginadas. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *