Un mundo mágico

Por Jorge Mur.

El ruido nos envuelve a diario. Si tenemos suerte podemos escaparnos a un lugar tranquilo, tal vez un parque o un puñado de calles por las que apenas pasa nadie, y deambular sin prisa, sentarnos y contemplar las vistas o, mejor aún, cerrar los ojos para permitirle a nuestro cerebro recobrar el aliento. Sin embargo, resulta todavía más eficaz huir; alejarnos de la ciudad y adentrarnos en paisajes mágicos, como la costa del mar o las montañas.

Rafal Krol hace esto siempre que puede. Originario de Polonia, lleva varios años instalado en la capital de Irlanda, Dublín. Su fotografía es minimalista y en blanco y negro, y nos traslada a un buen número de lugares que le permiten resturar su energía vital.

Clontarf, Dublín | Last Light, Wicklow Mountains, Irlanda © Rafal Krol
Kaminashi, Japón | Juliusza Slowackiego Street, Bielsko Biala, Polonia © Rafal Krol

¿Qué es lo que más te gusta de la fotografía?

Me gustan muchas cosas de la fotografía, pero la que más disfruto es la impresión fotográfica. No hay nada mejor que tener en mis manos la impresión física del «producto final» de lo que hago. La tecnología cambió la fotografía. Digo esto porque a medida que las cámaras digitales y los teléfonos inteligentes se hicieron más populares, dejamos de imprimir fotografías para verlas directamente en las pantallas de nuestros teléfonos y ordenadores. Sin embargo, no importa lo buena que sea la pantalla del teléfono u ordenador, nada se puede comparar con la calidad de una buena impresión fotográfica y, por supuesto, de el hecho de tener lo real en tus manos, es decir, la impresión. Una fotografía está terminada cuando se imprime y se enmarca.

En el pasado, en la era de las cámaras analógicas, la única forma de ver lo que acababas de fotografiar era revelando la película y haciendo impresiones o diapositivas, y realmente extraño esos días.

Casi todas tus fotografías son en blanco y negro. ¿Por qué te gusta tanto este estilo de fotografía?

Minimalismo y simplicidad son mis palabras mágicas. Me gusta mantener todo lo más simple posible, incluida la fotografía. Creo que la falta de color permite que el observador se centre más en el encuadre y la composición.

Algunas de tus fotografías me recuerdan al trabajo de Andrei Tarkovsky, quizás porque no son fotografías en un blanco y negro absoluto, sino que viran ligeramente hacia el sepia. ¿Cómo es tu forma de trabajar? ¿Qué tipo de cámaras usas habitualmente?

Andrei Tarkovsky… gran cineasta y fotógrafo. Me encanta su trabajo, especialmente las imágenes polaroid. Tal y como apuntas, mis fotografías no son puras, no son absolutamente en blanco y negro, están ligeramente tonificadas, me gustan los tonos neutros cálidos, creo que esos tonos se adaptan mejor a mi trabajo.

Comencé mi «viaje fotográfico» con una pequeña cámara digital compacta, una Pentax S30; luego hubo alguna que otra Canon digital, pero durante los últimos años he utilizado principalmente dos cámaras de película de formato medio, Hasselblad y Holga. Hasselblad es simplemente una maravilla técnica, incluso a pesar de la edad, la mía tiene más de 30 años pero siempre funciona bien, brindándote la mejor calidad de imagen. Para mí es la mejor cámara de película de formato medio. Holga, por su parte, con su lente de baja calidad, es lo opuesto; es decir, en lugar de mostrar limpieza, nitidez de borde a borde y exposición perfecta, produce unas imágenes que se caracterizan por su distorsión, la sensación de viñeta y el desenfoque. Ambas cámaras usan películas de formato medio y producen 12 imágenes en cada rollo de película.

A la hora del revelado, no lo hago yo mismo, sino que acudo a mi tienda de fotografía local y, una vez que recupero los negativos, los escaneo en casa y los edito con Adobe Photoshop. Posteriormente hago impresiones con mi impresora Epson Stylus Pro.

Beech Trunk, Beskids, Polonia | Beech Trees, Beskids © Rafal Krol
Phoenix Park, Dublín, Irlanda © Rafal Krol

Además, muchas de tus fotografías tienen una estética minimalista: pocos elementos, tonos neutros y una especie de capa sedosa que diluye la aspereza del mar y la tierra. ¿Qué mensaje quieres transmitir con este tipo de imágenes?

Siempre he vivido en un entorno urbano. Me gusta, pero hay una cosa que extraño al vivir en una ciudad abarrotada de gente y tráfico, especialmente después de mudarme, hace años, desde mi ciudad natal en Polonia a Dublín. Silencio, esto es lo que me falta. Ir a las montañas, al mar, estar en mitad de la nada es mi escape de la ruidosa ciudad. Me gusta estar rodeado de naturaleza, me tranquiliza. Con mis fotografías minimalistas de paisajes y escenarios marinos, trato de hacer lo imposible, es decir, capturar el silencio que experimento cuando estoy fuera de la ciudad, y espero que la gente que contempla mis fotografías pueda «sentirlo».

Tu trabajo se centra en la naturaleza: el mar, las montañas, los bosques… ¿Cuál es tu conexión con la naturaleza? ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo como fotógrafo de paisajes? ¿Cuál es el aspecto, técnico o no, más complicado?

Nací y crecí en Bielsko-Biala (Polonia), una ciudad que está rodeada por montañas. Cuando era niño, pasaba mucho tiempo con mis padres caminando por las montañas, y todas mis vacaciones de verano me quedaba con mis abuelos, que vivían en el campo. Para mí no había y, aún no hay, nada mejor que el olor de los árboles y los campos verdes a los que solía ir con mis abuelos. Siempre me ha gustado estar rodeado de naturaleza. Así que creo que esa es la razón por la que estoy centrado en el paisaje y en la fotografía de paisajes marinos. Además, como mencioné antes, la naturaleza es, en estos días, mi escape de la abarrotada y ruidosa ciudad de Dublín.

Considero que viajar, descubrir nuevos lugares, y disfrutar de la naturaleza es la mejor parte de ser fotógrafo de paisajes. Incluso si no hago fotografías o llueve, con viento o frío, siempre me gusta estar fuera de la ciudad disfrutando del silencio y admirando las vistas.

Foggy Morning, Saint Malo, Francia | Poles, Saint Malo © Rafal Krol
Mont Saint Michel, Francia | Night Shadows, Étretat, Francia © Rafal Krol

¿Cómo describirías la belleza de tu país de residencia actual, Irlanda?

Irlanda también es conocida como la Isla Esmeralda debido, en gran medida, a los campos verdes que cubren la tierra durante todo el año. No es un lugar grande, pero alberga muchas maravillas naturales. De hecho, la variedad del paisaje irlandés es impresionante; desde kilómetros de playas de arena hasta los acantilados más altos (Slieve League) de Europa; desde la región rocosa de Burren en el condado de Clare, casi sin vegetación, hasta un bosque mágico en el Parque Nacional Killarney y sus famosos bosques de robles. Para un fotógrafo de paisajes es el lugar adecuado en el que estar y perderse.

Viajas mucho pero, ¿qué lugares te gustaría visitar para retratarlos con tu cámara?

Hay muchos lugares en mi lista de deseos. Me gustaría visitar Islandia, Noruega, China, España la parte norte: Galicia, Cantabria, el País Vasco. He estado en España varias veces pero antes de «descubrir la fotografía». Por supuesto, me gustaría regresar a Polonia, y también a algunos lugares que ya he visitado, como Francia y Japón.

Anchored Ships, Dublín Bay, Irlanda | Clontarf, Dublín © Rafal Krol
Fuji San, Japón | Fishing Huts, Saint Michel Chef Chef, Francia © Rafal Krol

¿Quién o qué te inspira a ti y a tu trabajo?

No diré nada nuevo aquí. La naturaleza es la mayor inspiración para mí: todos los espacios y las formas creadas por ella. También me gusta el «paisaje» generado por el hombre, especialmente los puertos, muelles, espigones o rompeolas, cabañas de pesca…

También me inspiran otros fotógrafos y su trabajo: Rolfe Horn, Sebastiao Salgado, Bae Bien-U y muchos otros, pero el que más me inspira es Michael Kenna, un fotógrafo británico que vive en Estados Unidos. Para mí, él es el maestro de la fotografía minimalista de paisaje. Soy capaz de contemplar su trabajo durante horas sin aburrirme.

¿Qué otras pasiones tienes además de la fotografía?

La fotografía ha ocupado mi tiempo libre durante muchos años, pero hace poco retomé un antiguo hobbie: construir maquetas y modelos de plástico a escala 1/72. Acabo de terminar de construir el camión del ejército ruso Ural 4320, y ya estoy comenzando otro camión ruso, el Maz 537. Uno de mis maquetistas favoritos es español, se llama Mig Jiménez.

Wicklow Harbour, Irlanda | Branches, Lake Yunoko, Tochigi Prefecture, Japón © Rafal Krol
San Giorgio Maggiore, Venecia, Italia | El Nido, Palawan, Filipinas © Rafal Krol

Acabamos con un breve cuestionario.

Tu lugar, ciudad o país favorito.

Hay muchos lugares que me gustan y amo, pero mi ciudad natal, Bielsko-Biala, es la favorita.

Algo que odias.

Esa es una respuesta simple, odio a las personas sucias que dejan basura en todas partes, especialmente aquellas que van a la montaña o a la playa y dejan la basura allí.

Tu disciplina artística favorita.

La fotografía, por supuesto, y la escultura.


Para saber más sobre Rafal Krol

Website

Instagram

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *