«Malditos 16»; reposición de un gran éxito en torno al suicidio adolescente

Por Horacio Otheguy Riveira

La creación de #malditos16 se enmarca dentro del programa Escritos en la escena del Centro Dramático Nacional de 2016 hasta consolidar un espectáculo estrenado con gran éxito el 25 de enero de 2017. Desde entonces una larga gira con especial interés en funciones para Institutos donde profesores y alumnos lograron desarrollar intensos debates sobre un tema espinoso al que nuestro sistema educativo no presta debida atención. Tampoco el sanitario. La palabra suicidio da pánico y paraliza, a menudo por la mala conciencia de los adultos, máximos responsables del trastorno emocional que enfila la conducta de un adolescente hacia el deseo de matarse. El deseo, porque Malditos 16 plantea conflictos en un grupo de jóvenes que intentaron suicidarse y al sobrevivir siguieron una terapia sociopsicológica específica.

Compuesta a partir del trabajo conjunto entre el autor, el director y los actores, esta función nace del esfuerzo colectivo para dar voz a aquellos adolescentes que han visto quebrarse su vida por diversos motivos. Elaborada a partir de experiencias reales, en su proceso de escritura han colaborado diversos expertos en las cuestiones que se abordan a lo largo del texto —suicidio adolescente, trastornos alimenticios, acoso escolar, violencia sexual, transexualidad…—, enriqueciéndose con las aportaciones y los testimonios de psicólogos y jóvenes que han vivido, en primera persona, las situaciones planteadas.

El dinámico trabajo de los intérpretes permite entrar y salir del pasado que se les viene encima en un presente todavía oscuro en el que no se sienten auténticos supervivientes, a caballo entre las angustias del pasado y las del incierto futuro. Ese dolor adquiere muy interesante perspectiva escénica porque los diálogos son muy ajustados, adquieren un ritmo casi musical, volcados en dar testimonio sin perder de vista el poder potencial de información a través del entretenimiento.

Como fondo, hay un buen encuentro con la psicóloga que atendió a un grupo de jóvenes tiempo atrás ye intenta que, ahora que pasaron los 20 años, puedan ayudar a otros chicos y chicas que rondan los 16, pero un notable enfrentamiento ante el nuevo terapeuta que acompaña a la titular aporta una nueva trama.

El conflicto se dirige a la lucha interior de los jóvenes que tiene que ver con la soledad de ambos. Éstos que siguen sintiéndose saturados de angustia y sentimientos de culpa, y los terapeutas paralizados ante los intereses económicos de los políticos que les recortan presupuestos y empujan hacia una burocracia siniestra.

El proceso escénico es muy dinámico y la labor de equipo de los intérpretes lo hace muy llevadero, combinando con ráfagas de humor la desolación y la inquietud que les anima a seguir en pie, añorando, ya con unos 20 años, aquella adolescencia en la que se sentían únicos, furiosos y rebeldes.

A veces necesitamos volver a los lugares donde nos rompemos. Recorrer el camino de regreso al adolescente que fuimos y mirar de frente nuestras heridas, las que se abren cuando nos vemos abocados a elegir quiénes deseamos ser. #Malditos16 emprende ese viaje hacia la identidad a través de las historias de Ali, Dylan, Naima y Rober, cuatro jóvenes que se conocieron en el peor momento de su vida: justo después de querer quitársela. Todos ellos intentaron suicidarse cuando rondaban los dieciséis y ahora, a sus veintipocos, el hospital donde estuvieron internados les propone colaborar en un taller con adolescentes en su misma situación. Acuden con ganas de ser útiles y, a la vez, con miedo de que las grietas se abran y se liberen de nuevo los fantasmas. Monstruos cotidianos de los que apenas se habla. Vidas invisibles –las suyas y las nuestras– que no protagonizan titulares ni ocupan espacio en los medios. Realidades que no existen porque no se nombran y que, sin embargo, todos compartimos. Y es que, aunque nos empeñemos en negarlo, aquellos #malditos16 siguen viviendo bajo el adulto que fingimos ser.

QUINO FALERO, DIRECTOR

En sus veinte años como director de escena ha dirigido fundamentalmente teatro, así como programas de televisión, eventos o galas. Sus últimos proyectos son El manual de la buena esposaLocos por el té y Tamaño familiar para Lazona, Tres, (Juan Carlos Rubio) o Todo es mentira (Álvaro Fdez Armero). Por su estrecha y fructífera relación con Nando López, dirige sus textos Cuando fuimos dosDe mutuo desacuerdoPánico (adaptación), Las harpías en Madrid y Los amores diversos.

NANDO LÓPEZ, DRAMATURGO

Dramaturgo y novelista, ha estrenado más de veinte títulos tanto en España como en Panamá, Estados Unidos o Venezuela, entre los que destacan La edad de la ira (adaptación de su propia novela homónima finalista del Premio Nadal) por La Joven Compañía, De mutuo desacuerdo (Pentación), Las harpías en Madrid (estrenada en el Festival Internacional de Teatro clásico de Almagro) Cuando fuimos dos o Los amores diversos (ambas seleccionadas en la Muestra de Autores contemporáneos de Alicante).

López, profesor de lengua y literatura en excedencia, tiene una amplia obra con los adolescentes de protagonistas. Para Malditos 16 elaboró Una Guía Didáctica publicada por el Centro Dramático Nacional, con la que se trabajó en numerosos debates entre estudiantes y profesores. Aquí en pdf: https://cdn.mcu.es/wp-content/uploads/2016/06/malditos16_guia.pdf

__________________________________

Otras obras de Nando López:

La edad de la ira: adolescentes en pie de guerra

Autor de una notable versión de Tito Andrónico

Novela con adolescentes: En las redes del miedo

__________________________________

 

Dramaturgia: Nando López
Dirección: Quino Falero
Reparto: Andrea Dueso, Guillermo de los Santos, Juan de Vera, Paula Muñoz, David Tortosa y Rocío Vidal
Escenografía: Arturo Martín Burgos
Vestuario: Rebeca Sanz
Iluminación: Juan Ripoll
Música: Mariano Marín
Ayudante de dirección y entrenamiento corporal: Eva Egido
Fotografía: marcosGpunto y Rubén Vejabalbán
Cartel: ByG / Isidro Ferrer

Asesoría y documentación: Hugo Alonso (Transexualidad e igualdad), Teresa Pacheco (Suicidio y prevención), Borja Rodríguez (Violencia y sexualidad), Sandra Santos (Adolescencia e identidad) María Toro (Suicidio y primeros auxilios).

Producción: COART+E Producciones

 

TEATRO GALILEO 31 DE ENERO AL 15 DE FEBRERO 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *