‘La luz negra’, de María Gainza

ARÁNZAZU GORDILLO.

Hoy les presento a María Gainza (aunque muchos de ustedes ya tendrán el gusto de conocerla). Gainza es una escritora y crítica de arte nacida en Argentina en 1975. La autora escribió un primer libro, El nervio óptico (publicado por Anagrama), que resultó ser un estelar debut literario, pues no solo se tradujo a una decena de idiomas, sino que la crítica la aplaudió a palma abierta. El nervio óptico es una obra de estructura peculiar: a caballo entre la novela, el relato y el ensayo. Una exquisitez donde Gainza desprende inteligencia en cada una de sus palabras.

Anagrama ha publicado su segunda novela, La luz negra, en principio no tan bien acogida por el público como lo fue la primera, pero no de menor calidad o ingenio. 

La propia editorial nos la presenta como «una novela sobre falsificadores y falsarios, con personajes reales que parecen de ficción. La narradora, una crítica de arte que trabajó para una tasadora por cuyas manos pasaban obras falsificadas, relata una historia singular.»

Este, igual que el primero, es un libro para leer con el lápiz a mano, pues encontramos, en casi todas sus páginas, frases de esas que nos gustará recordar una vez cerrado el libro. ¿No son nuestras debilidades más hermosas que nuestras fortalezas?, se pregunta el personaje principal en uno de los párrafos. Y es que Gainza sabe hurgar en la sensibilidad humana hasta descubrir esas debilidades tan bellas de las que habla la protagonista, una mujer que parece más real que la propia autora. Y esa es una de las cosas que merecen la pena de este libro, ese realismo que desprende una historia casi irreal. Gracias a esta novela, María Gainza logró el Premio Sor Juana Inés por la prosa lúcida, impecable e innovadora de la autora.

Seguramente este libro hubiese tenido un acogimiento todavía mayor si no hubiese estado precedido por el primer y formidable libro que publico la autora un par de años atrás. Pues como ella misma escribe en la página 43 qué cosa monstruosa nuestro pasado, en especial cuando ha sido excitante. Frase que podría ser, en sí misma, un relato y que, por descontado, debemos subrayar a conciencia.
En fin, queridos lectores, La luz negra es una historia para aquel que conoció a la autora con el Nervio óptico y se quedó con ganas de más. Pero también un buen libro con el que adentrarse en el bucólico mundo del arte a través de uno de sus caminos más oscuros e interesantes, la falsificación.

2 thoughts on “‘La luz negra’, de María Gainza

  • el 14 abril, 2020 a las 12:26 pm
    Permalink

    Much thanks to you for the great data that has given us a ton of information, permitting us to get a lot of new data all the time from great, valuable sites.
    https://bestonlineclasshelp.com/

    Respuesta
  • el 9 septiembre, 2020 a las 5:47 pm
    Permalink

    Antioxidants, anti-inflammatories, and vitamins that promote vision and bone health are what make this little ol’ green so super . And those bones will be thanking spinach, too! Just one cup of the stuff packs up to 12 percent of the recommended daily dose of calcium and enough vitamin K to help prevent bone loss .
    https://resurgestore.org

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *