I Certamen Internacional de Comedia, en busca del humor perdido

Por Horacio Otheguy Riveira

El Teatro Español, con dirección artística de Natalia Menéndez, abre una convocatoria en busca de comedias ejemplares de aquí y ahora. Habrá premio de 7000 euros para el texto ganador, pero quedarán archivadas otras que podrían haber ganado para recuperar un género despreciado por la «Intelligentsia» internacional desde tiempos inmemoriales.

Aunque se aplauda el satírico humor de Aristófanes (el primero en mofarse de sus colegas trágicos), los autores a los que se vuelve una y otra vez son los más sesudos volcados en el conflicto hombres-dioses: Esquilo, Sófocles, Eurípides. Lo mismo en un mundo politeísta que en el riguroso judeo-cristiano, la risa es un mal a combatir desde las sacrosantas esferas del «buen gusto, la inteligencia, la filosofía». Y tanto ha arraigado esta concepción que ya en el siglo XVII, Molière, hombre de teatro total, tuvo que fracasar como trágico (sólo ansiaba ser el mejor discípulo de Corneille) para entregarse a la parodia de los ricachones que le mantenían: en su cara reía de sus Preciosas ridículas junto al Enfermo imaginario mientras se crispaba El misántropo viendo triunfar y decaer el cinismo de Tartufo, pero su público adinerado creía que el burlado era el otro, el vecino, las esposas, las amantes, los adversarios… nunca ellos mismos. El genio creció a contracorriente de sus deseos, pues el provocar la risa nunca fue su intención, ni siquiera en sus últimos tiempos de jolgorio exitoso.

Desde Sigmund Freud, mucho se ha investigado al respecto. El maestro atribuyó a las carcajadas el poder de liberar al organismo de energía negativa. Algo que ha sido demostrado científicamente al descubrirse que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos un segundo después de comenzar a reír. Grandes creadores del mundo del espectáculo han estado en primera línea de ovaciones con un público entregado a la felicidad de reír, pero los grandes premios siempre llegaron tarde, honoríficos en todo caso, pero no se vieron ni se verán películas u obras de comedia en las ternas para los primeros premios.

José Luis López Vázquez, gran actor de comedia que obtuvo galardones cuando realizó papeles muy dramáticos, aseguraba que «hacer reír en España es triste, bastante triste, sí; una vez, a la salida de un teatro escuché a un espectador decir algo tan tremendo como esto: Me reí como un idiota».

Por esto y tantas otras cosas que merecen un libro sobre las maravillas y las frustraciones del humor popular y refinado, ácido y amable, negro y blanco en el teatro de nuestro país, es de agradecer a Natalia Menéndez y su equipo esta iniciativa de reconsideración de los grandes teatros oficiales hacia un género de extraordinario valor.

 

Good Times, acrílico sobre lienzo por Connie Freid.

El Teatro Español y Naves del Español en Matadero convocan el I Certamen Internacional de Comedia

  • El Jurado estará integrado por cinco profesionales de reconocido prestigio vinculados al mundo de la cultura entre los que estará la directora artística del Teatro Español y Naves del Español en Matadero, Natalia Menéndez.

 El género dramático ha de ser comedia y estará dotado con un premio único de 7.000€

   

En estos momentos históricos en los que las circunstancias hacen que la actividad de las salas de teatro se haya visto interrumpida, el Teatro Español y Naves del Español en Matadero, espacios dependientes del Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, siguen trabajando intensamente en favor de las producciones teatrales y de sus creadores. A partir del próximo 15 de abril, quedará oficialmente abierto el periodo de recepción de obras de teatro a través de la 1ª convocatoria del Certamen Internacional de Comedia 2020, un concurso de escritura dramática cuyo género sea la comedia con el objetivo de animar a que autores y autoras, tanto de nuestro país como de cualquier parte del mundo, sigan alumbrando a través de su trabajo y, además, reivindiquen y potencien el sentido del humor.

Foto: Antonio Castro.

Para la directora artística, Natalia Menéndez, es importante esta apuesta por la comedia tras detectar la falta de atención de este género en las carteleras de los teatros institucionales, tanto de Europa como de América Latina, donde se programan muchas menos comedias que dramas o tragedias. En palabras de la propia Menéndez, “lo que es muy difícil es escribir una gran comedia, interpretar comedia, pintar comedia, musitar comedia. Desde una estética no violenta debemos mirar nuestras debilidades y nuestras fortalezas desde otro lugar, con humor. Esto es algo que no todo el mundo posee pero que todo el mundo aprecia, el humor.

La comedia aligera pero sin restar un ápice de carga de lo que queremos decir, y se recibe casi sin esfuerzo, –prosigue la directora- con sonrisa con carcajadas o con pudor de habernos reído. La comedia se atreve con todo y con todos. La comedia se eleva y nos eleva; confluye en una perfecta entente con su género hermano, la tragedia. Se trata de saber de conocer de explorar al ser humano en su entorno, pues reivindiquemos la comedia, y de manera internacional. Queremos escuchar las alegrías y los humores de otros países. Queremos encontrar esas perlas que nos provoquen disfrute y reflexión.

En estos tiempos tan revueltos, gracias al humor de los creadores, muchas veces hemos podido levantarnos o nos hemos podido ir a dormir más tranquilos. Doy las gracias a todos los creadores que nos han provocado esas sonrisas, que nos han sacado del miedo y nos han ofrecido otra manera de vivir este confinamiento. Pongámonos serios, escribamos comedia”, destaca Menéndez.

La última comedia musical representada en el Teatro Español: Las de Caín, de los hermanos Álvarez Quintero, convertida en musical por Pablo Sorozábal, padre e hijo. Dirección: Ángel F. Montesinos. Al frente de una orquesta de 26 profesionales, Montserrat Font Marco. Año de estreno, 2011. (Foto: Javier Naval).
Última comedia representada en el Teatro Español. Género negro de autor francés, dirigida por Sergio Peris-Mencheta en 2019: ¿Quién es el señor Schmitt? Con Javier Gutiérrez y Cristina Castaño, entre otros. (Foto: Sergio Parra).
Una mujer mayor sonríe avergonzada, mientras la más joven exhibe sus hombros desnudos y sonríe sin pudor. Obra del barroco español creada por Bartolomé Esteban Murillo.

El periodo de recepción de escritos será del 15 de abril al 30 de septiembre y se comunicará a la persona/s ganadora/s a través de correo electrónico antes del 30 de diciembre de 2020

Las bases podrán ser consultadas en la web del propio Teatro Español de las que se resume que, además de que el género sea comedia, debe tratarse de un texto propio, que no haya sido premiado en ningún otro certamen, que a la fecha de presentación no esté presentado a ningún otro certamen (debiendo mantenerse esta condición hasta la resolución del jurado) y que no haya sido publicado ni estrenado en formato alguno (lectura dramatizada, semimontado, montaje escénico,…). Así mismo, cada persona, deberá presentar únicamente una obra a concurso (aun cuando sea coautor/a en ella).

El Jurado estará integrado por cinco profesionales de reconocido prestigio vinculados al mundo de la cultura, entre los que estará Natalia Menéndez como actual directora artística del Teatro Español y Naves del Español en Matadero, y será nombrado por Madrid Destino, a propuesta de la dirección artística del Teatro Español y Naves del Teatro Español en Matadero. Estará asistido por un secretario/a miembro del departamento de Asuntos Jurídicos de Madrid Destino, así como por un moderador de la misma empresa, ambos con voz, pero sin voto. El jurado adoptará las decisiones por mayoría y su fallo será inapelable.

La/s persona/s ganadora/s obtendrán un premio en metálico de 7.000€ en total y los derechos de la obra serán propiedad exclusiva de Madrid Destino como empresa gestora del Teatro Español y Naves del Español en Matadero que podrá llevar a cabo la producción del montaje escénico de la obra en régimen de producción propia o de coproducción con uno o más coproductores a su elección. En ningún caso será obligatorio poner en pie dicha obra en las instalaciones del Teatro Español. Si al final no produce la obra dentro del tiempo estipulado en las bases, la persona/s ganadora/s será/n libre/s de llevar a cabo la explotación de la obra.

BASES EN LA WEB DEL TEATRO ESPAÑOL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *