Seis formas de crear tensión en tu novela (y potenciar la trama)

Soy Amalia Sánchez, creadora de Hera Ediciones y del Programa 1 a 1 de Asesoramiento Literario.

Soy experta en novela negra gracias a mi tesis doctoral y llevo más de 12 años ayudando a escritores noveles a ver cumplido su sueño de estar en las librerías.

Y para agradecerte que estés aquí, te voy a hacer un regalo: mi ebook «Cómo seducir a una editorial. Unos consejos que nadie te ha contado para conseguirlo». En él descubrirás los 10 errores que cometes cuando contactas con una editorial y que impiden que te publiquen. Descárgalo gratis aquí.

En este artículo voy a exponerte de una forma rápida y que tú puedas implementar en cuanto termine el audio, de qué seis formas crear tensión en tu novela y potenciar la trama.

Qué importante es jugar con las variaciones en el cambio de ritmo y con los escenarios para generar suspense, ¿verdad?

La tensión narrativa se relaciona directamente con el ritmo de la narración, es decir, con el modo en que el escritor dosifica las piezas argumentales para no revelar demasiada información o bien muy pronto o demasiado tarde.

Por eso es tan complicado manejarla en algunos momentos.

Seis formas de crear tensión en tu novela

Así, ¿qué seis pequeños tips puedes usar en tu novela para generar tensión a lo largo de todo el texto?

1) Dale a tus personajes un motivo y una meta dentro de la trama: algo que conseguir, algo que debe alcanzar.

Eso le llevará a que tenga que esforzarse por conseguirlo, y eso a su vez te llevará a ti a poner al personaje ante distintas situaciones de peligro, de cambio, de intriga, que le aporten la dosis necesaria de tensión a la trama.

2) En segundo lugar podríamos hablar de lo que yo llamo “escenas de destino”.

¿En qué consisten? Son escenas en las que puedes situar al personaje protagonista en una encrucijada, entre la espada y la pared y tenga que decidir.

Esto, a su vez, está relacionado con los giros argumentales y con los cambios de suerte del personaje.

La importancia de la credibilidad

3) Nunca retrates en tu novela un mundo perfecto porque la sociedad en la que vivimos no es así y, por tanto, tu historia no resultaría para nada creíble.

La mejor forma de aportarle tensión a tu trama es que refleje realismo, que haya muerte, que haya sexo, que haya robos, problemas, todo lo malo que nos rodea.

Y es que cuanto más realismo y veracidad tenga tu historia, con un mayor grado de tensión puedes jugar.

Cuidado, eso sí, si escribes fantasía épica o literatura infantil o juvenil, porque en ese caso la tensión la tendrías que aplicar mediante la acción o mediante giros en la suerte del protagonista, si hablamos de fantasía épica.

Y a través otros recursos como las escenas de acción o el peligro, por ejemplo, si nos referimos a libros para niños.

4) Volviendo a los personajes, puedes poner a estos en situaciones complicadas donde quede patente la personalidad de cada uno de ellos con opiniones enfrentadas ante una situación.

O puedes incluir discusiones o elementos que te permitan poner a un personaje frente a otro porque aunque no lo parezca, esto también genera tensión en tu historia.

Y por último…

5)  ¿Qué premio recibe el protagonista?

Una buena forma de aumentar la tensión es que aumentes el premio que recibirá tu personaje principal una vez que tu trama esté avanzada.

Si haces crecer ese premio que está esperando, también tendrán que aumentar los problemas y los obstáculos para que lo pueda conseguir, y esto hará crecer el conflicto y a su vez, la tensión.

6) El último truco tiene que ver con tres elementos.
  1. Juega con la intriga y oculta cierta información que vayas dosificando poco a poco.
  2. Utiliza el suspense para mantener atento al lector, lo que aumenta también la tensión.
  3. Incluye tensión sexual entre personajes. ¿Qué sucederá entre ellos, habrá una relación o no? ¿Sucumbirán?

Por supuesto, si tienes alguna pregunta sobre alguna de las cuestiones que te he planteado, contáctame.

Y recuerda que puedes descargar mi ebook gratuito para conquistar a las editoriales haciendo clic aquí.

Gracias.

Soy Amalia Sánchez, soy periodista, asesora y coach literaria.

Desde hace más de 12 años ayudo a publicar y a llegar a editoriales autores exigentes, comprometidos, que están dispuestos a aprender, que tienen en cuenta los detalles y la calidad, que quieren saber qué hacen bien y qué deben mejorar al escribir, que buscan crecer como escritores, que han invertido tiempo y esfuerzo en su libro y desean continuar trabajando para ser reconocidos y estar en las librerías. ¿Tú quieres esto? Te ayudo a conseguirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *