Introducción a la literatura de Jorge Luis Borges

 

Por: Walter Gonzalves

Facebook   |  Instagram

Mucho se puede decir acerca de la literatura de Jorge Luis Borges, nadie puede negar que sus escritos forman parte del canon, hoy Borges es un autor clásico. No menos cierto es que muchos lectores sienten una especie de temor al estar frente a aquellos libros que son de “grandes autores”, el temor de no comprender, el temor de comenzar a leer unas lineas y que la construcción que comienza a erguirse los supere y los haga abandonar su lectura.

La celebridad de Borges se ha incrementado por su iconografía: la imagen del escritor anciano, erudito y ciego; la mano sobre el bastón, los laberintos y los espejos.

No negaré que la presentación de sus textos no ha colaborado en acercarlo a todos los lectores, incluso Bioy Casares dijo en el prólogo de “Antología de la literatura fantástica” dijo: (…) Con el  «Acercamiento   a   Almotásim»,   con   «Pierre   Menard», con «Tlön, Uqbar, Orbis Tertius», Borges ha creado un nuevo género literario, que participa del ensayo y de la ficción; son ejercicios de incesante inteligencia y de imaginación feliz, carentes de languideces, de todo elemento humano, patético o sentimental, y destinados a lectores intelectuales, estudiosos de filosofía, casi especialistas en literatura. (…); es cierto que esta ultima oración espanta a los lectores, pero me permito desacreditar parcialmente lo dicho por Bioy Casares. Borges es complejo, pero ademas es profundamente sentimental y humano, y la complejidad de su literatura se basa lo que es marca de un clásico, ¿Por qué un clásico es un clásico? Una posible respuesta es que soporta muchas lecturas, un texto que siempre es el mismo, cambia, nos dice algo distinto, algo que luego de vivir ciertas experiencias, de tener ciertas claves, podemos descifrar; haciendo que el libro sea otro y el mismo. El libro le demuestra a su lector que el ha cambiado y que aun frente a sus ojos hay mas de lo que pude notar al ver, al leer.

Los textos de Borges pueden ser disfrutados por su lector, pero si el lector se detiene en algún punto quizá este despierte su curiosidad. La literatura de este escritor argentino es humana, su poesía es profundamente sentimental.

 

Algunos fragmentos de la obra de Borges:

Arrasado el jardín, profanados los cálices y las aras, entraron a caballo los hunos en la biblioteca monástica y rompieron los libros incomprensibles y los vituperaron y los quemaron, acaso temerosos de que las letras encubrieran blasfemias contra su dios, que era una cimitarra de hierro. (…) ”

Fragmento del cuento: Los teólogos

Sobre este cuento, el escritor Mario Vargas Llosa menciono que poseía una gran melodía, la invitación es leerlo en voz alta.

 

Ya no es mágico el mundo. Te han dejado.
Ya no compartirás la clara luna
ni los lentos jardines. Ya no hay una
luna que no sea espejo del pasado,

cristal de soledad, sol de agonías.
Adiós las mutuas manos y las sienes
que acercaba el amor. Hoy sólo tienes
la fiel memoria y los desiertos días.

Fragmento del poema: 1964

Una muestra del que Borges es sentimental, aquellos que han tenido la experiencia del desamor podrán encontrarse en este poema

 

De fierro

de encorvados tirantes de enorme fierro tienen que ser la noche,

para que no la revienten y la desfonden

las muchas cosas que mis abarrotados ojos han visto,

las duras cosas que insoportablemente la pueblan.

Fragmento del poema: Insomnio

 

Cuentan los hombres dignos de fe (pero Alá sabe más) que en los primeros días hubo un rey de las islas de Babilonia que congregó a sus arquitectos y magos y les mandó a construir un laberinto tan perplejo y sutil que los varones más prudentes no se aventuraban a entrar, y los que entraban se perdían. Esa obra era un escándalo, porque la confusión y la maravilla son operaciones propias de Dios y no de los hombres. Con el andar del tiempo vino a su corte un rey de los árabes, y el rey de Babilonia (para hacer burla de la simplicidad de su huésped) lo hizo penetrar en el laberinto, donde vagó afrentado y confundido hasta la declinación de la tarde. Entonces imploró socorro divino y dio con la puerta. Sus labios no profirieron queja ninguna, pero le dijo al rey de Babilonia que él en Arabia tenía otro laberinto y que, si Dios era servido, se lo daría a conocer algún día. Luego regresó a Arabia, juntó sus capitanes y sus alcaides y estragó los reinos de Babilonia con tan venturosa fortuna que derribó sus castillos, rompió sus gentes e hizo cautivo al mismo rey. Lo amarró encima de un camello veloz y lo llevó al desierto. Cabalgaron tres días, y le dijo: «Oh, rey del tiempo y substancia y cifra del siglo!, en Babilonia me quisiste perder en un laberinto de bronce con muchas escaleras, puertas y muros; ahora el Poderoso ha tenido a bien que te muestre el mío, donde no hay escaleras que subir, ni puertas que forzar, ni fatigosas galerías que recorrer, ni muros que veden el paso». Luego le desató las ligaduras y lo abandonó en la mitad del desierto, donde murió de hambre y de sed.

La gloria sea con aquel que no muere.

Cuento: Los Dos Reyes y Los Dos Laberintos

¿Por que libro comenzar?

Si te agrado, recomiendo que comiences por “Ficciones”, suele ser un libro interesante para ingresar en su lectura.

¿Hay mas sobre Borges?

Esto es solo una invitación pasajera, pero hay muchos mas textos, mayor complejidad y riqueza para mostrar sobre Borges. Mucho se ha dicho y escrito.

A aquellos que quieran escuchar al autor de primera mano les recomiendo las lecturas de algunos de sus poemas -realizado por el propio autor- llamado Borges por él mismo y también una serie de conferencias que brindo llamada: Siete Noches

 

La invitación esta en tus manos y queda en ti descubrir más.

 

 

 


Un comentario sobre “Introducción a la literatura de Jorge Luis Borges

  • el 4 agosto, 2020 a las 6:07 pm
    Permalink

    a no compartirás la clara luna
    ni los lentos jardines. Ya no hay una
    luna que no sea espejo del pasado,

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *