W

Por Àngels S. Amorós

Isaac Rosa. W. Barcelona: Editorial Edebé (Periscopio), 2019.184  pp. A partir de los 12 años.

>>No. Vente ya, yo salgo ahora
>>No
>>Cómo que no?
>>Que no. No me muevo de aquí
>>Ese no era el trato
>>Pídeme lo que quieras a cambio. Pero porfa, porfa, porfa. Quiero probar qué se siente al ser tú, despertarme en tu habitación
>>Estás loca
>>Porfa, porfa, porfa
>>Como una cabra
>>Beeeeee

Valeria descubre que tiene un doble el día que en la parada del autobús se encuentra con una chica idéntica a ella que se llama Valentina.  Entre el asombro y, ¿por qué no?, algo de inquietud, decide hablar con ella y descubrir si sus semejanzas se limitan a lo físico o van más allá.

Muy pronto, Valeria comprueba que su «doble» Valentina y ella no comparten gustos ni tampoco aficiones. Además, la personalidad de una poco tiene que ver con la otra. Sin embargo, se dan cuenta de que pueden aprovechar su semejanza para ayudarse mutuamente. Lo que al principio empieza como un juego se convierte en una pesadilla.

Asistimos a un juego de suplantación de identidad, confusión y superación que implica a dos jóvenes y dos voces narrativas que se turnan para contarnos la historia desde dos perspectivas muy diferentes: la de Olivia que nos lo cuenta todo en primera persona y la de un narrador externo cuya identidad descubrimos al final del libro. En realidad, esta forma de narrar tiene mucho que ver con la realidad porque se trata de un libro escrito a cuatro manos. Por una parte, el periodista y autor de novelas para adultos Isaac Rosa y su hija de quince años Olivia. Los dos combinan a la perfección para dar forma a un relato muy ingenioso y con una intriga que se mantiene hasta el final. Gracias a algunas entrevistas sabemos que la novela se desarrolló poco a poco a través de las muchas conversaciones que entablaron padre e hija antes de ponerse manos a la obra. El objetivo era escribir una novela juvenil que le gustase a su hija y el resultado seguro que ha satisfecho a ambos y ha servido para fortalecer su relación.

Por otra parte, el tema del doble, o doppelgänger en alemán, despierta bastante interés y son muchos los que aseguran que todos tenemos un doble sobre la tierra y que en el caso de encontrarnos con él las consecuencias pueden resultar fatales. La novela de los dos Rosa no profundiza en este sentido, pero sí que advierte sobre el peligro de dejar en manos de otra persona las riendas de nuestra vida. A todos nos gustaría tener un hada madrina que nos sacase las castañas del fuego de vez en cuando, o quedarnos en la cama mientras otro igual que nosotros da la cara  para luego recoger los frutos como si nada. Pero está demostrado que lo peor saca la parte más positiva de nosotros mismos y que la lucha nos hace más fuerte. Así han querido hacérnoslo ver estos dos autores y es de agradecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *