Johfra Bosschart, el último pintor ocultista

Lo que la lectura enseña al lector,

las imágenes  lo enseñan a los iletrados,

a quienes sólo pueden percibir con la vista,

puesto que en los dibujos, los ignorantes

ven historias que deberían leer

y quienes no conocen de letras

descubren que en cierta forma pueden leer.

Gregorio Magno, siglo VI

 

La palabra española “ocultismo” proviene de la voz latina occultus, cuyo significado es el de ‘oculto, escondido, secreto o esotérico’, sinónimos de hermético.

Su mayor uso se remonta –quizá-  a los tiempos del  renacimiento, cuando la Inquisición ejercía  todo su poder y aquellos que pensaban diferente, entre los que se encontraban  escritores, pensadores y pintores  tuvieron que ocultar sus ideas de los Domini Canis o inquisidores, con el propósito de poder transmitir sus ideas.

     El autor representado como Fauno 

El simbolismo es el lenguaje del alma y aparece en todas las manifestaciones culturales de la humanidad, y el mito es la pared en la que se escriben los signos de este lenguaje.

Obras ocultistas hay muchas, pero entre las más significativas tenemos “El Jardín de las Delicias” un tríptico pintado al óleo sobre tela, de Jheronimus Bosch, mejor conocido como el Bosco, o El Triunfo de la Muerte de Pieter Brueghel el Viejo, un óleo sobre tabla pintado hacia el año 1562 y de los que hablaremos más adelante.

En esta ocasión, hablaremos de Johfra Bosschart, uno de los artistas contemporáneos que a su muerte en 1998,  dejó una obra que abarcaba más de 1500 pinturas finamente detalladas, decenas de dibujos,  cuadernos de bocetos llenos de imágenes y veinte  diarios, escritos desde su juventud hasta su muerte. En su arte, podemos encontrar ideas psicologícas, neoplatonismo, religión, pasajes bíblicos, astrología hermética, cultos antiguos, magia, brujería, mitología y ocultismo.    Describió su arte como «surrealismo renacentista” el cual,  busca trascender lo real a partir del impulso psíquico delo imaginario e irracional.

Perteneció a la fraternidad rosacruz “Lectorium Rosacrucianum”, una hermandad creada por sus coetáneos Jan van Rijckenborgh y  hermano. Sin duda, tuvo un  talento nato para el dibujo y lo manifestó a temprana edad, pues fue reconocido por la Real Academia de las Artes en La Haya y fue  aceptado en los curso a la edad de catorce años, siendo un caso excepcional.

Siempre rubricó sus obras como  «Johfra«, un acróstico de su nombre completo Franciscus Johannes Gijsbertus Van Den Berg y en otras ocasiones, agregaba el apellido de soltera de su madre, «Bosschart«, a sus pinturas.


Sus trabajos más significativos

En sus años más productivos llegó a realizar más de 15 obras por mes, todos con temas esotéricos o simbólicos. Entre los más destacados, están la visión de Hermes Trismegisto de 1972, Unio Mystica de 1973. La colección de los signos del zodiaco de 1974 y la adoración de Pan de 1979 y la madre primordial de 1985.

Unio Mystica,

Quizá su obra más hermosa y simbólica de todas, así como la más grande de todos sus trabajos. El tríptico abierto mide 220 x 90 cm, es un óleo sobre tela. Está inspirada el formato del Jardín de las delicias de Hieronymus Bosch. Al cerrarse, tiene una portada y puede encontrarse todo un sinnúmero  de imágenes espirituales. En palabras del autor, representa “La adoración del uno”. Un principio Plotiniano, del que Da Vinci hizo mención en muchas de sus obras.

Se aprecian también los símbolos como el  Pentagrama o pentáculo Hagía,  que representa la salud, la integridad y la bendición divina, con la mano abierta, imitando este símbolo, se saludaban los pitagóricos. La mayoría de ellos pensaba que todas las cosas venían de «el Uno»,

Las palabras finales en griego son ‘En panta’, y pueden significar ‘Todos son uno’ o ‘El Uno es todo‘. Heráclito en una de sus declaraciones más misteriosas, dijo «Cuando me has escuchado, no a mí, sino a mi declaración, es sabio aceptar que Todas las cosas son Una».

Yo soy uno, tú eres  uno, ¿para qué se quieren los demás números?

Por Danie Sans

 

 

 

 

 

 

Danie Sans

Periodista y escritor. Amante del arte y los enigmas históricos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *