250 Aniversario de Beethoven

Demostraré que todo el que procede con rectitud y nobleza,

puede tan solo por ello, sobreponerse al infortunio.

Ludwig van Beethoven

Este 2020 fue sin duda para muy lamentable para muchos de nosotros. Algunos perdieron a un ser querido o estuvimos sufriendo las consecuencias de la pandemia a causa del virus SARS-CoV-2. Otros, restableciéndose por  haber sido contagiados y lo cierto es que nadie, nadie olvidará este año. Lamentable toda esta situación ensombreció los festejos que a nivel mundial, se harían a uno de los compositores más afamados del siglo XIX, Ludwig van Beethoven.

Ludwing van Beethoven, el genio de Bonn –como es conocido mundialmente- está por celebrar el 250 aniversario de su natalicio (17 Diciembre 1770). Queremos rendir tributo a uno de los mayores genios de la música e invitar a los  lectores a escuchar su obra musical, pues no hay mayor tributo para un artista que conocer su obra, entre ellas sus 9 sinfonías, a las que dedicó prácticamente toda su vida a su creación.

Es considerado por muchos, como uno de los compositores más importantes de la historia musical y su legado ha influido definitivamente en la evolución de este arte. Fue compositor y director de orquesta,   nació en Bonn Alemania el 17 de diciembre de 1770 y falleció a la edad de 57 años, el 26 de marzo de 1827.

Su producción musical abarca 9 sinfonías, su Ópera Fidelio, 3 cantatas, 32 sonatas y 5 conciertos para piano, 1 concierto  y un triple concierto para violín, violonchelo, piano y orquesta, 16 cuartetos de cuerda, 1 fuga para cuarteto y cuerda, 10 sonatas para violín y piano, 5 sonatas para violonchelo y piano, así como innumerables oberturas, obras de cámara y arreglos de canciones populares.

La vida del gran compositor,- desde cualquier ángulo que se le mire- es grandiosa, humanista y de constante superación personal, debido a la enfermedad de sordera que sufría desde su juventud. El ejemplo más claro es su última sinfonía, la que escribió completamente sordo. Conociendo un poco de su vida, tomada de sus cuadernos más íntimos,  muestra claramente su manera de pensar y del ´por qué el mensaje de su última sinfonía. Decía: “Haz todo el BIEN que sea posible, ama la libertad por encima de todo y aun cuando fuera por un trono, no traiciones nunca la verdad”.

Infancia

Sus padres eran humildes. El padre era un tenor de escaso talento y músico, llamado Johann van Beethoven, que le enseñó desde los cuatro años, quizá imitando lo que  Leopoldo Mozart hizo  con sus hijos, sobre todo con Wolgang Amadeus Mozart, obligándolo  a permanecer horas enteras frente al clavicordio. Sus biógrafos mencionan, que cuando su padre llegaba a altas horas de la noche completamente borracho, lo sacaba de la cama para que se pusiera a tocar. Esto lo lastimó tanto, que muchas veces llegó a pensar en abandonar la carrera de la música.

A diferencia, su madre, llamada Catalina Kerwerecih, trabajaba en el servicio doméstico y fue muy cariñosa con el compositor. Cuando él tenía 17 años, su madre enfermó de tuberculosis, costándole la vida y dejando una profunda huella de tristeza para todo el resto de su vida. Beethoven, tenía la idea de que su madre, le había contagiado su enfermedad.

Su vida, abarcó finales del XVIII y comienzos del XIX. Cuando dejaron de usarse las pelucas blancas. El Romanticismo influyó en la filosofía, el arte, la literatura, la música y la política y su característica fundamental era la ruptura con la tradición clasicista basada en el conjunto de reglas estereotipadas y pretendía  romper con la ilustración.

A los 22 años, en 1792 Beethoven sale de su ciudad natal y se va a Viena, donde conocerá a compositores muy importantes, entre los que se encuentra Mozart y es donde se forma como uno de los mejores compositores del mundo.

Viena

Ya en Viena, se fue distinguiendo entre su círculo de amigos, por sus virtudes y donde siempre encontró todo el apoyo moral y material  que necesitaba. Hay una anécdota muy interesante sobre el encuentro que tuvieron Mozart y Beethoven. El biógrafo Otto Jahn en el siglo XIX,  relata la siguiente anécdota: Beethoven hizo su aparición en Viena como un prometedor joven músico en la primavera de 1787, pero sólo pudo permanecer allí un breve período. Le presentaron a Mozart e interpretó para él a petición suya. Mozart, considerando que la pieza interpretada había sido estudiada previamente, se mostró algo frío en sus expresiones de admiración. Observando esto, Beethoven pidió interpretar un tema improvisado e, inspirado por la presencia del maestro que tanto reverenciaba, interpretó de manera que poco a poco fue captando la total atención de Mozart y acallando a los presentes, dijo enfáticamente, «¡Recuerden su nombre, este joven hará hablar al mundo!».

De entre toda la prolífica obra de Beethoven, se considera a las  sinfonías Las Nueve Maravillas del Mundo de la Música  o las nueve musas”, pero antes de que entrar de lleno a ellas,  vamos a hablar sobre los maestros del compositor y su gran influencia. La calidad de valores que el compositor mostraba queda de manifiesto en las dos anécdotas que a continuación vamos a relatar.

Una de ellas, son las recomendaciones que el  compositor dio en su testamento a sus hermanos y la otra, en un concierto al que fue invitado a participar. En la primera dice: «Enseñad a vuestros hijos a cultivar la virtud. Ella, y no el dinero, es la que da la verdadera dicha. Os hablo por experiencia, porque la virtud es lo único que me ha dado alivio en mis miserias. El amor a la virtud, como el amor a mi arte, me han salvado contra la tentación de poner fin a mis días»

La segunda fue  en el concierto al que lo invitaron. «En un concierto dirigido por éste en 1813, en favor de los heridos en la batalla de Hanau, envíesele el importe de sus honorarios como director: él los devolvió indignado. – «Decid, añadió, que Beethoven no toma jamás nada de los que sufren».

En la segunda entrega, (la próxima semana), abordaremos quienes fueron sus Maestros y la influencia que tuvieron sobre él,  entre ellos tenemos al compositor austriaco Joseph Haydn de quien aprendiera no solo su estilo musical, si no también su influencia masónica, que dejó plasmada en la Sinfonía n.º 9 en re menor, op. 125.

Por Danie Sans

 

Danie Sans

Periodista y escritor. Amante del arte y los enigmas históricos.

3 thoughts on “250 Aniversario de Beethoven

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *