Marcos Moreno: “Me encanta combinar acción, thriller y comedia, ‘Robinsones’ tiene estos tres elementos”

Por: Elizabeth Salvatierra.

La energía y el entusiasmo del director madrileño Marcos Moreno se transmite en sus palabras cuando habla de cine, un sueño logrado en las costas del Pacífico que busca realidades distintas en sus constantes proyectos, el documental “Assault to Freedom” sobre el que prepara una película o la serie Robinsones próxima a estrenar, son tan solo una pequeña muestra de su particular visión audiovisual.

Marcos, actualmente resides en Chile, ¿Qué fue lo que hizo que dejaras Madrid?

En ese momento yo estaba terminando de dirigir Assault to the Freedom con un productor cubano que vive en Washington, y estaba entre Washington y España, en esos momentos llegó la crisis tan tremenda, y a mi pareja le ofrecen venir a Chile con un proyecto interesante, y entonces cambié mi ruta de Washington a Chile, descubro proyectos que me interesan muchísimo y empiezo a asentarme un poco más.

¿Qué has encontrado en Chile para continuar con tu trabajo y qué te ha aportado?

Creo que es cuestión de perspectiva; cuando pasas demasiado tiempo viviendo en un solo sitio, pierdes la perspectiva de lo que ves.  Cuando viene alguien de fuera, las cosas se ven desde otro punto de vista, y hay cosas en Chile concretamente, que su propia gente no lo ve tan interesante.  La historia de las momias del Chinchorro por ejemplo es un tema que está olvidado, y si preguntas a cualquiera sobre Robinson Crusoe, pensará en el Caribe, pero esta historia pasó aquí, frente a Valparaíso, y de hecho de Santiago a Lima, se calcula que hay unos 8 mil barcos hundidos porque nadie ha contado nada sobre los barcos y tesoros del Pacífico.  Estoy descubriendo cosas que para mí son interesantes y creo que venir de fuera, le puede dar un punto de vista diferente, para mi es enriquecedor, me encanta la diversidad cultural que estoy viviendo en estos momentos, y de poder levantarme cada día y descubrir algo nuevo.

Es difícil tener una proyección internacional para las producciones latinoamericanas, pero has logrado ser avalado por la CNTV para la serie Robinsones.

Bueno, se ha ido dando y no ha sido fácil, las producciones no son tan grandes como en España y cuesta más la visibilidad de un proyecto, pero sé que el hecho de tener conexión con España le da otra dimensión, desde un primer momento conté con el apoyo de Fernando Tejero para la serie; y con Miguel Asensio, que es otro de los productores españoles de prestigio en Chile; me esperan aquí por lo menos dos o tres años de rodaje porque tengo en mente otros proyectos.

El personaje de Fernando Tejero es clave en Robinsones, ¿qué nos puedes adelantar?

El personaje de Fernando Tejero es completamente diferente a todo lo que ha hecho hasta ahora, da vida a un huaquero, se dedica a robar todo lo que puede y sacarlo para Europa, es un personaje excéntrico, vive en una mansión del altiplano con un cóndor, un puma, llamas, vicuñas y guanacos. 

Mezclas con humor la temática social y la problemática de los pescadores, ¿ese es el objetivo de la serie?

La serie empieza desde la reivindicación, pescadores artesanales de generación en generación manifestándose contra la ley industrial y la contaminación, pero esta idea se empieza a diluir porque sacar un tesoro por un valor de 200 millones de dólares importa más que seguir peleando contra ese muro social.  Los personajes se enfrentan todos contra todos y se embarcan en situaciones tan difíciles y desconcertantes que quise contarlas con un humor diferente, con ironía y frescura.

Me estoy divirtiendo mucho escribiendo esta historia, los actores leen los guiones y me cuentan que se han divertido mucho sólo leyendo el papel, otros directores me dicen que no les gusta leer, pero que se han leído la historia de un tirón y muriendo de risa… es ése el objetivo, llegar con una temática real y transmitirla, con la frescura del humor.

El medio audiovisual en Latinoamérica esta en auge, ¿cuáles son los aportes principales que has logrado con tu trabajo?

Creo que Robinsones es muy vendible internacionalmente sin perder la esencia local, es interesante que todo el mundo vea las localizaciones, de Perú, Chile, Ecuador… hay una esencia cultural desconocida en el mundo entero, una gran biodiversidad y yo quiero rescatar eso, quiero que la gente se divierta y se lo pase muy bien; quiero vender esa “marca país” de esos los lugares, ese Pacífico que me parece brutal, el altiplano, la cordillera… pero a la vez con mucha cautela, porque no hablo de política, ni de Pinochet, como el noventa por ciento de los medios nacionales; la serie Robinsones aporta frescura y diversión y lo que pretende es que la gente se lo pase bien y se ría de esta aventura de locos.

Tienes en mente un nuevo proyecto en Perú, ¿qué nos puedes contar?

Estoy hablando con un productor peruano, porque hace tres meses me llegó un artículo donde se hablaba que es el lugar con más avistamientos ovnis del mundo, y se me ocurrió una idea loca… ¿por qué nadie ha escrito ni ha hecho nada sobre los ovnis y abducciones?, creo que es una historia maravillosa siempre desde mi propia perspectiva, de fuera.  Estamos en conversaciones con esta productora peruana para realizar esta locura porque se tiene que ver que hay una cultura más allá del pueblo del altiplano o los pueblos desfavorecidos que siempre vemos, creo que es una visión que puede sorprender.

¿A quienes nombrarías como directores de referencia?

Alfonso Cuarón, Pablo Larrraín, y José María Cabral, me parece que su visión es interesante y tienen muchas referencias que traen de fuera, hablan de su cultura de forma actual.

¿Qué característica puedes destacar de ti mismo a la hora de dirigir?

Yo estudié interpretación en la escuela de Cristina Rota, pero estudié para trabajar con los actores, nunca pensando en actuar ni en ser actor, pero sí en tener esa relación, y me ayuda mucho a la hora de escribir mis textos y guiones, no soy mucho de ensayar porque creo que se pierde parte de la frescura, me gusta trabajar la parte visual antes de trabajar, pero no ensayar… y me considero un director muy comercial.  Nunca haría un drama, por ejemplo, no soy bueno, seria nefasto haciendo drama; me encanta combinar acción, thriller y comedia, “Robinsones”  tiene estos tres elementos.

¿Qué actores te vienen a la mente para una película?

Me parece un lujo trabajar con Fernando Tejero, va a interpretar un papel que no ha hecho nunca, el Indiana Jones Latinoamericano..., me apetece mucho trabajar con él.  Aquí hay actores como Sergio Hernández, Luis Dubó, Claudio Olate, que son la bomba.  Y tengo ganas de trabajar con Mario Casas, vi su ultima película y me gustó mucho su cambio de registro.  También trabajaría con Ricardo Darín pero creo que será difícil… no se dejaría dirigir porque es un maestro.  En España se están haciendo cosas muy buenas y sirve de referente porque el compromiso de los actores es muy bueno.

Yo no creo en los castings, no me parecen interesantes, si al actor le doy todos lo elementos y el material para presentar un personaje, ya estaría hecho, es mejor que el actor no sepa nada.  Para Robinsones por ejemplo, fui a tomarme un café con ellos, les conté la historia, y todos aceptaron… yo les había visto trabajar antes y eso me entusiasma.

¿En qué ha cambiado tu forma de trabajar durante la pandemia?

Yo escribo mis propias historias y guiones porque quiero controlar lo que vamos a trabajar, como soy tan trabajólico, me meto en un proyecto y no hay horas ni días.  En los últimos meses me senté a escribir como una rata en el computador… soy una persona muy inquieta y el escribir, es un proceso muy solitario, cuando escribo pienso que el mundo se está moviendo locamente y me estoy perdiendo cosas, pero con la pandemia estaba encerrado como una rata y el mundo entero también, así que no me perdí nada.

La película basada en el documental “Assault to Freedom” es otro de tus proyectos.

Assault to Freedom es un documental muy interesante, conocí a uno de los tres jóvenes protagonistas que hoy tiene 75 años, él me dijo que quería hacer un documental de su historia, de cómo deciden asaltar un barco para salir del régimen de Cuba, viviendo una tragedia tremenda, él fue el productor.  Yo me metí en Cuba con una cámara, viví una aventura para rodar este documental que finalmente, funcionó bastante bien; se estrenó en Amazon, y se estrenará en Amazon España en breve, Assault to Freedom ha sido premiado una veintena de veces, por eso se decidió hacer una película con una productora americana, esperamos rodar a finales de año y se titulará “For Freedom”.

¿Qué más te espera en el 2021?

Para este año, mi intención es acelerar Origin, la película sobre las momias del Chinchorro, una cultura antigua con 3.500 a.C. que se basará en una historia de aventura y acción.   Y después de la confianza de toda la gente en Robinsones, ahora me queda una tarea importante que es la de no defraudar, es hora de trabajar duro en estos diez primeros capítulos de la serie, y conseguir que la gente se ría a lágrima viva.

La forma en que decidiste dedicarte al mundo del cine, es de película.

Soy informático, trabajé en un banco bastante tiempo y tuve una novia que quería ser actriz y hacer un curso de arte dramático en la escuela Cristina Rota, yo los pagaba; una vez, mis amigos me dijeron que me engañaba con otro, y entonces me apunté a la escuela para averiguarlo, …y efectivamente, así era.  Con las mismas, dejé de pagarle las clases, y me quedé yo en Cristina Rota; de repente, cuando estaba en clase de Eduardo Recabarren que nos hacía escribir nuestros propios textos, empecé a descubrir la escritura, me metí a estudiar guion y cine; y un día, decidí dejar el banco y montar una productora.   Los primeros años fueron la mayor ruina de mi vida, de tener un puestazo en el banco, a pasar hambre, a no tener para pagar alquileres, y a pasar todas las penurias del mundo; pero no quería vivir la vida que tenía porque descubrí ésta vida, que es como quiero vivir, así de fortuito fue el apasionarme por contar historias y transmitir.

Debido a esa experiencia, tienes empatía para colaborar con otros artistas.

Hace poco estrenamos el documental “El sueño de Aline; todo empezó porque una cantante muy conocida en Brasil me contacta para hacer un videoclip pero no tenía mucho dinero para realizarlo y acepté colaborar con ella.  Pero allí, descubrí una fundación que ayuda a las niñas a salir de la calle, de la prostitución y las drogas, conocí a una religiosa franciscana que hace un trabajo tremendo, y después de grabar el videoclip, decidí volver para rodar un documental sobre ellas, para que el mundo conociera su historia, “El sueño de Aline” se estrenó en Amazon y todo lo que se recaude será para ellas.

¿El cine tiene más de trabajo o de pasión?

Primero, es una pasión; yo me considero una persona muy divertida y activa, pero cuando estoy rondando, me convierto en una persona muy seria, muy estructurada y es algo que quisiera cambiar porque creo que, para una película o una serie, te tienes que preparar como si fuera un maratón, es un trabajo muy duro, pero a la vez divertido y finalmente satisfactorio cuando ves nacer a los hijos audiovisuales.

¿Cuál es la última película que has visto?

Varias, una de las más recientes, es “Las Niñas” ganadora del premio más importante del Festival de Málaga, también “No matarás” con Mario Casas, es un actor que tiene un buen registro y me encanta la vuelta que da a sus personajes, también “Sentimental” con Javier Cámara y Alberto San Juan, una película muy divertida, me reí bastante.

¿Qué lectura nos recomendarías?

El más reciente de Guillermo Arriaga, “Salvar el fuego”. (Premio Alfaguara de Novela 2020)

¿Que música es la que escuchas actualmente?

Me gusta mucho escuchar bandas sonoras; recientemente me encanta un tema de Hans Zimmer y Alan Walker, el remix del tema principal de la película “Origen (Inception)”, una mezcla de música instrumental con tecno.

¿Volverás a Madrid?

He vivido toda mi vida en Madrid; y sí, quiero volver, pero en este momento de mi vida, estoy descubriendo cosas maravillosas, tengo un hijo de cuatro meses, mi mujer es de Las Palmas, no pienso quedarme aquí toda la vida, pero creo que tengo que disfrutar de todo lo que estoy viviendo y aprovecharlo.    Me apetece vivir un tiempo en Canarias, en Río y en Perú, donde tengo mi próximo proyecto sobre las momias del Chinchorro; Perú es un país que me atrae bastante, su comida es un espectáculo impresionante, lleva tres años siendo la mejor del mundo.  Me encanta la cocina, de hecho, tengo un restaurante de comida española en Chile que se llama “Sarita Mantel”, en honor a Sara Montiel, y surgió porque yo cocinaba con una amiga e invitábamos a gente, y a todos les gustaba; nos aliamos con un restaurante de otros amigos, y ya llevamos cuatro meses de éxito brutal.

Marcos Moreno es cineasta, escritor y productor, ganador de una veintena de Premios por el documental “Assault to Freedom”, entre los que figuran el Festival Internacional de Berlín y los premios FDCLA Festival del Cine Latinoamericano en Texas, USA; ha dirigido el documental “El Sueño de Aline”, y ha sido premiado por el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) de Chile para la realización de la serie de televisión “Robinsones”.  Sus próximas películas: “For Freedom” y “Origin, Beyond Life”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *