Teatro y danza en la Cuarta Pared del mes de febrero 2021

Redacción ESCENA

Un mes de recuperación de la energía perdida en tiempos de pandemia. El año nuevo parece empezar a ritmo de carnaval, de fiesta, y en la fiesta del teatro siempre hay tiempo para ahuecar el ala y pensar, inmiscuirse en los problemas ajenos para hacerlos propios. Visiones de libertad, esperanza y de aquellas amarguras que ansían liberarse. La Sala Cuarta Pared presenta un nuevo mes donde confluyen la danza con el teatro contemporáneo, minando de sorpresas la cartelera. Dos funciones de teatro y dos de danza. Aquí un adelanto de teatro. Programación completa en la estupenda web de CUARTA PARED.

Del 4 al 6 de febrero de 2021 a las 20h.

Género: Teatro. Duración: 60’. Precio: 14€. Teatro de la Catrina

Creación e interpretación: Desirée Belmonte y Cristina Correa
Texto y audiovisuales: Desirée Belmonte y Cristina Correa
Música original: Rafa Fernández-Delgado
Diseño de luces: Isaac Torres
Asesora de arte: Laura Correa
Espacio técnico: Pedro Gualda
Coordinación artística: Isaac Torres
Confección pantalla: Juanma Picazo
Foto promo y diseño gráfico: Clara Carbonell y Guillermo Martín
Prensa y redes sociales: Jessy Puig
Fotografías: Josep Manuel Benavent y Alain Dacheux
Producción: Teatro de La Catrina

 Homenaje a una desconocida, creada por Desirée Belmonte y Cristina Correa, es una pieza de teatro documental autobiográfico que reconstruye la vida de Carmen Muñoz a partir de unas cartas compradas en un mercadillo.

 En diciembre de 2015, rebuscando en un mercadillo de antigüedades, dimos con un puesto en el que los dueños se dedicaban a vaciar viviendas gratis para luego vender los objetos que se llevaban. Entre todo aquel montón de cosas encontramos la correspondencia de Carmen Muñoz con su marido a finales de los años 50. Y así, por 20 euros, nos compramos parte de la vida de una persona: sus cartas y unas fotos.

Al leer estas cartas y sumergirnos de una manera tan íntima en la vida de Carmen, y por el modo en el que habíamos encontrado estos recuerdos, vendidos en un mercadillo, decidimos que teníamos que rescatar su memoria y hacerle un homenaje a esa mujer desconocida.

Este proyecto parte del deseo de no olvidar, de poner conciencia en la importancia de la vida de cada uno y de las experiencias y los recuerdos que la forman y nos forman, aunque esos recuerdos  acaben vendiéndose por unos pocos euros en un mercadillo.

Nuestro objetivo inicial era llegar a componer la biografía de Carmen Muñoz, una mujer que creíamos fallecida y de la que teníamos pocos datos (todos ellos sacados de unas cartas escritas a finales de los años 50). Para ello, indagaríamos en su vida documentando todos los pasos que fuéramos dando: ir al pueblo donde veraneaba, buscar a gente que la hubiera conocido, intentar localizar a su familia… A partir de ahí, y con lo que nos contaban las cartas, construiríamos su biografía.

Después de varios meses de investigación, descubrimos que Carmen Muñoz no era “el personaje” que habíamos imaginado: una mujer dedicada a su casa y a su familia con una vida bastante convencional. Carmen había estudiado Bellas Artes con más de cincuenta años y había sido una de las fundadoras de El Grup Llum, un grupo de cinco pintoras valencianas con las que había llegado a exponer en distintos países de Europa y Latinoamérica. Pero nuestra sorpresa no acabó ahí. Poco tiempo después de conocer su faceta artística, descubrimos que Carmen Muñoz seguía viva, tenía 96 años y estaba en una residencia en La Eliana, un pueblo a 25 km de Valencia. Desde ese momento, la vida de Carmen y las nuestras se entrelazaron humana y artísticamente.

Homenaje a una desconocida es un homenaje a Carmen Muñoz, pero también es una obra dedicada a la vejez, esa etapa de la vida en la que parece que ya nada interesante nos puede pasar.

*** *** *** ***

MAPA DE HERIDAS

Del 18 al 28 de febrero de 2021.

De jueves a sábado a las 21h*; domingos a las 19h.

Género: Teatro

Duración: 90’

Precio: 14€

*El horario previsto está sujeto a cambio

debido a las restricciones de movilidad horaria.

La madre del cordero

Intérpretes: Óscar Oliver y Cristina de Anta
Dramaturgia y dirección: Sergio Martínez Vila
Movimiento escénico: Natalia Fernandes
Diseño de producción: Pablo Villa Sánchez
Creativo técnico y diseño de luces: Juan Miguel Alcarria,

Antonio Colomo Grajera
Escenografía: Silvia de Marta
Ayudante de escenografía: Nicolás Guindo
Cartel y diseño: Sofía Magán
Fotografía: Danilo Moroni

Mapa de heridas es un drama áspero e intimista sobre la violencia sexual. Una obra para dos intérpretes construida como un puzle donde el espacio y el tiempo son posibilidades y las piezas se resisten a encajar de una sola forma.

Sinopsis

Ana se cita con cuatro hombres diferentes, todos mayores que ella: un jubilado de la construcción, un jefe de almacén, un padre de familia que busca sexo con chicas jóvenes y un divorciado que vive con sus padres. Ellos no se hacen una idea de quién es Ana, pero Ana sabe muy bien lo que ellos le hicieron a su madre treinta años atrás. La violaron por turnos. La dejaron embarazada. Y Ana, que fue el fruto involuntario de ese ataque, creció toda su vida creyendo que el hombre que la había criado era su padre biológico. Ahora que ha descubierto la verdad de su origen, siente que hay algo que debe hacer con todos ellos. Pero no sabe el qué. Sólo sabe seguir un impulso que tal vez la ponga en peligro. O tal vez el mayor peligro de todos sea el de encontrarse cara a cara consigo misma.

Mapa de heridas es un drama áspero e intimista para dos intérpretes construido como un puzle donde el espacio y el tiempo son posibilidades y las piezas se resisten a encajar de una sola forma.

El proyecto nace impulsado por el VII Programa de Desarrollo de Dramaturgias Actuales del INAEM, y ha sido escrito dentro de ese marco. La violencia sexual es uno de sus ejes centrales, la semilla a partir de la cual crece y se desarrolla la identidad de Ana, pero es el descubrimiento de esta semilla y lo que ello precipita donde reside el corazón de la obra. La historia es, al mismo tiempo, una deconstrucción y una construcción nueva, incipiente, torpe, un andar a ciegas por un territorio oscuro. De ahí la idea de ‘mapa’, y de ahí también la ambigüedad espacio/temporal de la propuesta, ya que todo en ella es un intento de (re)conocerse en el otro y de volver a situarse en un mundo que, de pronto, se ha vuelto incierto y abiertamente hostil. Por esa misma razón, no está muy claro quién de los cinco personajes masculinos habla cuando les brota la palabra del cuerpo, como tampoco muchas de las acciones descritas tienen un género definido.

El objetivo es trascender el prejuicio de lo que se supone que debería pasar entre una joven y un hombre de mediana edad en una situación potencialmente violenta, así como borrar los límites entre víctima y victimario para propiciar un espacio incómodo de encuentro, como lo son todos los espacios donde las diferencias se anulan. Ése es el lugar escénico que nos interesa y con el que trabajamos de forma habitual.

También es el sentido y el “para qué” de esta propuesta; propiciar la identificación con el otro en un momento tan polarizado como el que vivimos ahora, y bucear en el significado de la violencia que habitamos y legitimamos aun sin darnos cuenta.

 La compañía

La madre del cordero es una compañía de creación e investigación escénicas. Su trabajo está planteado a partir de los conceptos de ‘identidad’ y ‘género’. Aunque se apoya en fuentes o sistemas de pensamiento muy diversos, la mística y la fenomenología de la violencia son las dos vigas maestras de la casa. El objetivo de la compañía es la alimentación de un proceso permanente de investigación y la creación de espacios de encuentro escénico donde los opuestos se alcanzan y se anulan en la identificación mutua. A partir de textos del dramaturgo y director Sergio Martínez Vila, La madre del cordero plantea una revalorización del cuerpo y de la identidad (individual, colectiva), una celebración de sus cambios, y un diálogo artístico con la ineludible realidad de que estamos aquí para ver cómo todo se transforma en otra cosa. Eso también puede ser un motivo de gozo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *