Congelar el tiempo

Por Jorge Mur.

English version

Lorenzo Poli es un fotógrafo y arquitecto nacido en Roma, Italia, que comenzó a explorar el planeta desde los primeros años de su adolescencia. Le encanta cualquier forma de viaje que le ponga en contacto con la naturaleza y las culturas locales: kayaks, tiendas de campaña, autocaravanas, vehículos terrestres, vela, barcos de pescadores y cualquier otro medio de transporte local.

El trabajo de Lorenzo se inspira principalmente en su amor por la naturaleza, una pasión que lo ha llevado a visitar entornos naturales salvajes como Chile y la Patagonia, Namibia e Islandia, entre otros. Sus fotografías exploran cómo los elementos naturales y los eventos atmosféricos pueden resonar en nuestro mundo interior.

© Lorenzo Poli

¿Cuándo y cómo surgió tu interés por la fotografía?

Soy arquitecto de formación y llevo varios años trabajando en despachos de arquitectura de renombre internacional. Sin embargo, siempre he sentido un impulso muy intenso hacia la fotografía, seguramente desde la adolescencia, aunque ha sido bastante discontinuo hasta hace tres años, cuando la pasión se encendió nuevamente de alguna manera. El trabajo de Edward Burtynsky, Walker Evans, Gursky, Locatelli, Leiters, el trabajo y el encuentro con Benjamin Hardman en 2019, además del trabajo de Vincent Munier, entre otros, me impactaron de una forma muy poderosa.

¿Qué es lo que más te gusta de la fotografía?

Creo que la emoción en la fotografía es doble: por un lado, me proporciona un motivo para explorar y documentar el mundo natural, mientras que, en paralelo, me permite desarrollar mi yo interior. Me sigue sorprendiendo el hecho de que mis emociones se puedan traducir en una imagen. Es una experiencia increíblemente nutritiva. Me gustaría describir mi fotografía como una experiencia cognitiva, sensorial y emocional.

La fotografía es una forma de curiosidad profunda ya que, de alguna manera, el deseo de conocimiento se funde con el deseo de compartir. Cada vez que fotografío, tengo la oportunidad (y le doy la oportunidad a los demás) de observar durante más tiempo, de cambiar la naturaleza del tiempo, de reducir la velocidad y de congelar el mundo de la vida natural y nuestro proceso interior emocional. En paralelo, también puedo compartir qué decisión consciente o subconsciente me empujó a tomar una fotografía en primera instancia.

La fotografía es un arte muy poderoso. Es el único medio que conozco que literalmente «congela el tiempo», lo que nos permite profundizar en nuestro subconsciente para crear recuerdos visuales físicos. Y esto se traduce en un medio de exploración y comunicación formidable.

© Lorenzo Poli
© Lorenzo Poli

Tus fotografías tienen una estética algo oscura y sobrenatural. En cualquier caso, diría que es un trabajo muy atmosférico. ¿Cuándo y por qué decidiste capturar el entorno natural de esta manera?

Me intriga la luz y la falta de luz, la oscuridad. No hay luz sin oscuridad. La oscuridad existe en el ojo humano ya que nuestros receptores no pueden interpretar los estímulos de luz cuando están por debajo de unos pocos niveles de lux. Las cámaras contemporáneas, las exposiciones prolongadas y los sensores de alta sensibilidad pueden «ver» incluso más allá de lo que los ojos humanos son capaces de percibir. Recientemente, he estado leyendo algunos libros sobre la fisiología de la visión y es increíble cómo el cerebro decodifica los estímulos visuales para crear imágenes del mundo exterior en la mente.

Además, he desarrollado una verdadera fascinación por la última y primera luz del día. Da una delicada suavidad a las formas y siluetas. Esta luz en particular sólo emerge de la oscuridad. No es una decisión estilística representar ambientes oscuros, sino que es el lugar donde puedo encontrar la iluminación y las condiciones atmosféricas que me apasionan.

Tomo la definición de «atmosférico» como un gran cumplido, ya que está en el centro de mi investigación visual y sensorial. Me parece muy interesante que la definición de elementos naturales «atmosféricos» y los estados de ánimo de los humanos estén de alguna manera entrelazados.

Evidentemente, la naturaleza es la gran protagonista de tus fotografías. ¿Qué te aporta la naturaleza?

Ya sean formaciones geológicas o de hielo, migraciones de aves o fenómenos atmosféricos, la fotografía es una exploración en todos los sentidos. La fotografía amplifica las sensaciones y los sentimientos que experimento en la naturaleza, de manera que llegan más profundamente a mi esfera emocional. Me siento más cerca de la madre tierra mientras fotografío la naturaleza.

He practicado yoga durante años y, al igual que con el yoga, considero que la fotografía posee una especie de valor espiritual. Mientras que el yoga me ayuda a conectarme conmigo mismo, la fotografía me ayuda a mezclarme con la naturaleza. Cuando estoy sólo en el desierto, no hay separación ni protección. La naturaleza soy yo, y yo soy la naturaleza.

© Lorenzo Poli

¿Cuáles son tus principales fuentes de inspiración?

El deseo de explorar nuevas dimensiones, diferentes culturas. La búsqueda constante de nuestras limitaciones como humanos. La riqueza de la naturaleza, su poder, su indomable sencillez y su relajante brutalidad. La sensación de sorpresa y asombro al descubrir la belleza de la madre tierra. Esto es lo que más me inspira y anima en cada paso que doy y en cada fotografía que tomo.

Pero, sobre todo, lo que me inspira es el sentimiento primitivo y crudo de la naturaleza salvaje. Rara vez tomo fotografías de seres humanos, principalmente porque se desvían del sentimiento primitivo de los páramos primordiales que estoy buscando.

En mi sitio web he organizado algunas series fotográficas que reflejan los elementos arquetípicos que impulsan mi investigación fotográfica.

Has viajado por todo el planeta. ¿De dónde nace tu deseo por viajar? ¿Cuál es la mejor parte de tus viajes: la preparación, realizar el viaje en sí, o el retorno a casa, cuando puedes revisar con tranquilidad todas las fotografías?

No soy un gran admirador de la preparación. En cambio, adoro viajar y explorar los resultados del trabajo una vez que regreso a casa. Apenas busco nada sobre los lugares antes de visitarlos, ya que prefiero el increíble placer de descubrir y dejarme sorprender cuando viajo. Un alto grado de falta de preparación es clave para el descubrimiento.

© Lorenzo Poli
© Lorenzo Poli

¿Qué lugar es el que más te ha sorprendido?

He viajado a más de 70 países hasta el momento, y mis favoritos son aquellos donde prevalece la inmensidad y la naturaleza, donde las condiciones ambientales pueden ser extremas para limitar la presencia humana. Si tuviera que nombrar algunos diría Groenlandia, Islandia o Namibia. Ahora he decidido mudarme a las Tierras Altas de Escocia (ya llevo 6 meses aquí) y ha sido una experiencia asombrosa.

¿Qué lugares te gustaría fotografiar?

La Antártida, el archipiélago Svalbard, la península de Kamchatka, todos los países de la Ruta de la Seda, Pakistán, Mongolia, Japón, Canadá, Alaska y Yukón están en la parte superior de mi lista de viajes en un orden no particular. También extraño la naturaleza africana.

Mi misión es ilustrar la naturaleza salvaje indómita como un recurso planetario extremadamente precioso. También estoy interesado en algunos proyectos que aumentan la conciencia sostenible y el bienestar animal.

© Lorenzo Poli

En tu opinión, ¿cuáles son las claves para conseguir una gran fotografía de paisaje?

Si no estoy en sintonía conmigo mismo, las fotografías que tomo no me comunican nada y se vuelven aburridas e insignificantes seguramente para los demás. En mi opinión, una imagen es hermosa cuando tiene la capacidad de comunicar plenamente ese sentimiento original. Las condiciones ambientales dinámicas son la clave. La variabilidad del clima y las condiciones de iluminación discretas son probablemente mis condiciones favoritas. Hasta ahora, las regiones del Atlántico norte nunca me han defraudado a este respecto.

Además, la toma de una imagen no finaliza después de soltar el obturador. Capturar esa emoción y transferirla a los demás es mi misión final. La edición me permite recrear de la manera más genuina posible las sensaciones que tuve al disparar. Lo veo como una parte integral del proceso fotográfico, centrándome en los elementos más básicos. La naturaleza es demasiado hermosa para necesitar agregar nuevos componentes dominantes. En cambio, tiendo a eliminar elementos de las fotografías: ¿qué es lo mínimo que debe contener una fotografía para comunicar la sensación que me proporcionó un lugar específico? De hecho, existe un camino para reducir todos los elementos al mínimo, con el objetivo de lograr más con menos.

Además de la fotografía, ¿qué otras actividades te interesan?

Soy arquitecto y amo la arquitectura. Ahora estoy persiguiendo el sueño de construir refugios en la naturaleza, así que estoy haciendo planes para transformar esto en realidad. Una galería de arte salvaje es otro de mis sueños. El arte es probablemente la forma más avanzada de expresión humana.

Amo el yoga y la espiritualidad, me fascinan los deportes extremos (generalmente en condiciones ambientales desafiantes) y el misticismo de las religiones orientales. Mi misión es combinarlos para aumentar la conciencia de los grandes desafíos climáticos que se avecinan.

© Lorenzo Poli
Lorenzo PoliWebsite | Instagram

English version

Lorenzo Poli is a photographer and architect born in Rome, Italy, who started to explore the Planet very early. He loves any form of travel which puts him in contact with nature and local cultures: kayaks, tents, campervans, overland vehicles, sailing, fishermen boats and any other form of local transport.

Lorenzo’s work is chiefly inspired by his love for Nature, which has led him to visit untamed natural environments including Chile & Patagonia, Namibia and Iceland amongst others. Her photographs explore how the natural elements and atmospheric events can resonate with our inner world.

© Lorenzo Poli

Where does your interest for photography come from?

I am an Architect by formation and I have been working for several years in large internationally renowned architectural practises. I have always had an intense drive towards photography since teenager,  fairly discontinuous until 3 years ago, when the passion was newly inflamed somehow. The work of Edward Burtynsky, Walker Evans, Gursky, Locatelli, Leiters, the work of and the meeting with Benjamin Hardman in 2019 and the work Vincent Munier, struck me brutally amongst others.

What is your favourite thing about photography?

What I found most exciting about Photography is bifold: It gives me a reason to explore and document the natural world, while, in parallel, it allows me to unfold the inner self. When seeing how your emotions on the field translate into an image, I am always stunned and surprised. It’s an incredibly nourishing experience. This is what really drives me to shoot; the feeling that a certain landscape gives me – this is when I release the shutter: intense Emotion. I would like to describe my photography as an emotional sensorial cognitive experience.

Photography is a form of deeper Curiosity somehow, the desire for knowledge coupled with the desire of sharing. Every time I photograph, I have the opportunity (and I give the opportunity to others) to look at it for longer, to change the nature of time, to slow down, and to freeze the natural living world and our emotional inner process. In parallel I can also share what conscious/subconscious decision pushed me to take a shot in the first instance.

Photography is such a powerful art. It is the only media I know to literally “freeze time”, allowing us to dig into our subconscious, to create physical visual memories. This results in a very formidable exploration and communication media.

© Lorenzo Poli
© Lorenzo Poli

Your photographs have a somewhat dark and supernatural aesthetic. In any case, I would say that it is a very atmospheric work. When and why did you decide to capture the natural environment in this way?

I’m intrigued by light and by the lack of light, darkness. There is no light without darkness. Darkness exists in the human eye as our receptors are not able to interpret light stimulus when below a few lux levels. Contemporary cameras, long exposures and high sensitivity sensors can “see” even beyond what the human eyes are able to perceive. Recently, I have been reading a few books about the physiology of vision and it is incredible how the brain decodes the visual stimuli to create images in your mind of the outside world.

Also, I have developed a real fascination for the very feeble last and first light of the day. It gives such a delicate softness to shapes and forms. This particular light only emerges and transitions from darkness. It is not a stylistic “decision” to depict moody or dark environments. It’s just where I can find the lighting and atmospheric conditions which I love.

I take the definition of «Atmospheric» as a great compliment, as it is at the core of my visual and sensorial research. I find it very interesting that the definition of «atmospheric» natural elements and human moods are somehow intertwined.

Obviously, nature is the great subject of your photographs. What does nature give you?

Whether geological or ice formations, bird migrations, or atmospheric phenomena, photography is an exploration in every sense. Photography amplifies the sensations and the feelings I have in Nature, they are reaching deeper into my emotional sphere – I feel closer to Mother Earth while I photograph Nature.

I have practiced yoga for years, and just like with yoga, photography for me has a sort of spiritual value. While yoga helps me connect with myself, photography helps me blend with Nature. When I am alone in the wilderness, There is no separation and no protection. Nature is me and I am Nature.

© Lorenzo Poli

What are your main sources of inspiration for your work?

The desire to explore new dimensions, different cultures. The constant search for our limitations as humans. The richness of Nature, its power, its untamed simplicity and soothing brutality. The sense of surprise and astonishment while discovering the beauty of Mother Earth. This is what inspires me the most and animates every step and photo I take.

But above all, the primitive, raw feeling of untamed wildernesses is what inspires me. I very rarely take photos of human beings, mainly because they divert from the primitive feeling of primordial wildernesses I am seeking.

On my website, I have organized some photo series that reflect the archetypal elements which drive my photographic research.

You have traveled a lot over the world. Where are your desires to travel born? What is the best part of your trips: the preparation, doing it, or back home, when you can calmly review all the photographs?  

Not a big fan of the preparation, while I adore travelling and exploring the results of the work when back. I only marginally scout locations prior to visiting them, as I prefer the incredible pleasure of discovery and surprise when travelling. A high degree of unpreparedness is key to discovery.

© Lorenzo Poli
© Lorenzo Poli

What place surprised you the most?

I have travelled to over 70 countries so far, and my favourite are the ones where vastness and wilderness prevails, where environmental conditions can be extreme to limit the human presence. If I had to name a few I would name Greenland, Iceland, Namibia.I have now decided to move to the Highlands of Scotland  (been here already for 6 months) and it has been an astonishing experience.

What places would you like to photograph? Why?

Antártica, Svalbard, Kamchatka, all the Silk Route countries, Pakistan, Mongolia, Japan, Canada, Alaska and Yukon are at the top of my travel list in a non particular order. Strategising when and how and in which form to explore them. I miss the African wilderness too.

To illustrate the untamed wilderness as an extremely precious Planet resource is my mission.

I am also interested in some projects which increase  sustainable awareness and animal welfare.

© Lorenzo Poli

In your opinion, what are the keys to getting a great landscape photograph?

If not in sync with myself, the photos I take do not communicate anything to me and they become dull and insignificant surely to others. A beautiful picture in my view is when it has the ability to fully communicate that original feeling. Dynamic environmental conditions are the key. Weather variability and low-key lighting conditions are probably my favourite conditions. North Atlantic regions so far never disappoint me in this regard.

Taking one image does not stop on the field after releasing the shutter. Capturing that emotion and transferring it to others is my final mission. Editing allows me to recreate as genuinely as possible the feelings I had when shooting. I see it as an integral part of the photographic process, focusing on the very basic elements. Nature is too beautiful to need to add any new dominant components. I tend to instead remove elements from photos: “How little can a photo contain to communicate the feeling a specific place gave me? There is indeed a adrive to reduce all the elements to a minimum, aiming to achieve more with less.

Besides photography, what other activities are you interested in?

I am an Architect and love Architecture. I am now pursuing the dream of building wilderness lodges and making plans to transform this into reality. A Wilderness Art Gallery is another of my dreams. Art is probably the most advanced form of human expression.

I love yoga and spirituality, I am fascinated by extreme sports (usually in challenging environmental conditions) and the mysticism of eastern religions. My mission is to combine those to increase awareness of the great Climate challenges which lie ahead.

© Lorenzo Poli
Lorenzo PoliWebsite | Instagram

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *