Los viajeros de la Vía Láctea y su banda sonora

El primer guiño musical en la novela de Fernando Benzo, está en el fraseo de un saxo con el que hace su entrada en el mítico local “Vía Láctea” del barrio de Malasaña; con el lenguaje del jazz nos sumerge en una historia donde no sólo nos habla de la amistad desde la nostalgia, sino que también nos ofrece su propia banda sonora que actúa como un pequeño resorte para impulsar su intensidad literaria ambientada en los ochenta.

Dentro del marco de la Feria del Libro de Madrid, Fernando Benzo presenta su más reciente novela titulada “Los viajeros de la Vía Láctea”, un acercamiento a la juventud de los años ochenta en un Madrid que no sólo despertaba a las influencias extranjeras a nivel cultural sino que reflejaba una personalidad propia y efervescente en cuanto a la música y a la libre expresión, la movida madrileña se abría paso entre los jóvenes punk, la música disco, el desenfreno, las ganas de sorprender…; de todo ello el propio local guarda grandes secretos, motivo por el cual hasta la actualidad lleva el mismo nombre.

“La Vía Láctea es una metáfora de nuestra propia vida llevada desde los rincones como los pubs y locales donde te reúnes con los amigos en tu juventud hasta esos momentos difíciles que te marcarán para siempre, pero eso nosotros no lo sabemos” reflexiona Fernando Benzo, quien se ha visto reflejado no sólo en uno, sino en la mayoría de sus propios personajes, aunque descubre que el máximo parecido a la realidad que pudiera tener con la historia de su libro, es que él también tiene una Vespa roja, como el protagonista.

Jorge, Javi, David y Óscar son los personajes de esta historia, tal vez sus nombres se asemejen a los integrantes de un famoso grupo musical sacado de los ochenta, y es precisamente esa década la que marcará sus vidas, el autor los envuelve en un viaje musical que empieza con una versión actual de “I dont like Monday” de Tory Amos, tema original de la banda irlandesa de new wave, The Boomtown Rats; continúa con las menciones de temas de Silvio Rodríguez y Supertramp, hace debatir a sus personajes sobre el video “Perlas Ensangrentadas” de Alaska y Dinarama, para más adelante, hacerles disfrutar de “Mil calles llevan hacia ti” de La Guardia.

Pero las influencias musicales son muchas: UB40, Mecano, Rick Astley, Los Planetas, Bob Dylan, Antonio Vega, David Bowie, Loquillo, Alan Parsons, Eduardo Aute, Talking Heads, Los Secretos…, estilos tan variados que se mezclan entre sí como si pudieran convivir en una sola cinta de casete, y que el autor de esta novela ha querido trasladar a nuestro tiempo y plasmarlas en una playlist de Spotify, pero hay canciones malas en esta lista y él mismo nos lo advierte, lo importante es disfrutar de este viaje acompañado de la música que marcó una década, y que es lo que caracteriza a esta novela con banda sonora,  con momentos cómicos, sus luces y sombras, que utiliza tres tiempos en paralelo para resaltar lo más preciado, el valor de la amistad.

Por Elizabeth Salvatierra

Los viajeros de la Vía Láctea. Fernando Benzo. Editorial Planeta.

One thought on “Los viajeros de la Vía Láctea y su banda sonora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *