“En Tierra Extraña” musical que equilibra drama y comedia, con tres mitos: Piquer, Lorca y De León

Hablar de copla es hablar de drama, desgarro y pasión, uno de los géneros más ricos de la historia musical que mezcla de forma excepcional la belleza poética de las letras y la melodía más inspiradora que podría haber evolucionado de forma espontánea de la mano del jazz, un género prácticamente desconocido por las generaciones actuales quizás por carecer de una referencia musical sana e imparcial proveniente de los años veinte, teniendo en cuenta además que nace en una tierra partida en dos.

“En tierra extraña” nos ofrece un encuentro ficticio de la época y nos trae al presente, las canciones más populares de la copla como marco musical indisoluble para contar una historia que gira alrededor de tres figuras intocables: Concha Piquer, Federico García Lorca y Rafael de León, mitos icónicos de una realidad política y social enmarcada en jornadas previas a la guerra civil española que empuja a hablar claro sobre las circunstancias personales de cada personaje y la posición de su arte ante los acontecimientos.

A partir de este mágico acercamiento, la obra mezcla de forma equilibrada el drama y la comedia con un marco musical bajo la dirección de Julio Awad, que nos hace rememorar el pasado histórico.

Celosa de que Federico García Lorca escriba las letras y acompañe al piano a la popular cantante y bailarina, «La Argentinita», Concha Piquer decide conocer al famoso poeta para convencerle de que escriba para ella, le pide a su colaborador Rafael de León que cite al poeta en los ensayos para su concierto en el Teatro Español de Madrid, pero una vez puestas las cartas sobre la mesa, surge la verdadera razón de su encuentro, avisar a Federico de una situación irreversible.  A partir de este mágico acercamiento, la obra mezcla de forma equilibrada el drama y la comedia con un marco musical bajo la dirección de Julio Awad, que nos hace rememorar el pasado histórico.

“En la Habana” y “El amor oscuro” son temas originales de la obra propios de Lorca, pero destacan por su calidad interpretativa y puesta en escena, el controvertido tema “Ojos verdes”, “Y sin embargo te quiero” y “A la lima y al limón”.

En un escenario básico compuesto por cortinas de flores, perchero de ruedas, una escalera alta y un par de sillas de madera, destaca sin duda el gramófono, un piano de pared y en el centro, acaparando miradas: “el baúl de la Piquer”, utilería que cobra vida y va acorde con cada tema interpretado, la copla se mezcla con sonidos de Broadway, géneros tan representativos en la potente figura de Concha Piquer, al igual que la música cubana y la canción popular española que nos acerca más al personaje de Lorca, teniendo como punto de  fusión el jazz y blues para ambos;  “En la Habana” y “El amor oscuro” son temas originales de Lorca que se escuchan por vez primera en un escenario, pero destacan por su calidad interpretativa y puesta en escena, el controvertido tema “Ojos verdes”, “Y sin embargo te quiero” y “A la lima y al limón”.

El debut de Diana Navarro nos muestra a una Concha Piquer correcta e impecable, sin demasiadas estridencias y un garbo mesurado, lo que quizás distancie a su público en algunas escenas donde se espera esa personalidad arrolladora de su personaje, pero el apoyo constante de Avelino Piedad que da vida a Rafael de León es un importante nexo al piano y el guión establecido entre la cantante y Lorca, personaje interpretado por Alejandro Vera, que nos muestra un poeta pasional, transgresor e idealista.

La obra de Juan Carlos Rubio y el recientemente desaparecido José María Cámara, embriaga con pasión y elegancia, un momento de tres grandes artistas que no pudo suceder, pero logra traspasar la barrera del tiempo sin nada que juzgar a una tierra que quizás hasta hoy, continúe siendo extraña.

Por Elizabeth Salvatierra

EN TIERRA EXTRAÑA.  Teatro Marquina, nueva Temporada hasta el 10 de Abril de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *