‘El nobel y la corista’, de Nativel Preciado

MARISA ARIAS.

Una portada bella que personaliza la trama para un libro que nos transporta a la época. A esa en la que, podríamos decir que, la mujer busca independizarse del hombre, ser libre, ser ella misma y vivir.
La historia se distribuye en 3 partes. La primera y la tercera son actuales.

¿Puede un pasado transformar un presente? ¿ Cuánto influye nuestro pasado en nuestro presente? Estas preguntas bien podrían estar en este libro.

En esta novela  habrá tres  protagonistas femeninas que nos harán viajar por distintas épocas de España. Margot, Jimena y Vera y con apellido ‘Denís’. Tres generaciones: abuela, madre e hija respectivamente, con sus nombres y apellidos que vivieron distintas circunstancias y maneras de entender la vida.

La trama se inicia con una historia en común por descubrir entre Jimena y Vera hacia su querida abuela. En medio, una subtrama principal que será el pilar de la historia: la vida de la abuela Margot y que contada por ella misma como un diario narra acontecimientos vividos o relaciones personales vistos desde la óptica de una mujer que vivió  la Belle Époque, años 20, en Madrid y que trabajaba como bailarina y corista. En suma, una importante artista también muy bella. La historia se hace muy entretenida siguiendo los pasos de unas y otras.

Jimena con unos 60 años es una mujer muy vital aún y con su hija Vera, que trabaja en una galería de arte, iniciarán este camino de descubrimiento con ilusión y algo de intriga, hacia la apasionante vida de la gran Margot que les traerá sorpresas porque quieren saber la verdad. Y todo surge, como tantas veces en la vida real y de forma casi normal, revisando recuerdos de nuestros familiares.

Es indudable el buen trabajo de documentación que su autora Nativel Preciado, ha querido plasmar. Partiendo de un hecho real como la visita de Einstein a España durante unos días y su relación con una bella y misteriosa mujer, nos hace trasladarnos a esos lugares y momentos. De hecho se mezcla realidad y ficción tan sutilmente que es difícil diferenciarlo desde el lado del lector. Su narración es clara y cuidada.

Si hay un personaje con el que me quedaría, ese sería Margot, sin duda. Una mujer con carácter, personalidad, luchadora y que actuaba con libertad para sí misma y para los hombres con los que se relacionaba, en este caso Alfonso XIII o Einstein nada más y nada menos. El argumento principal con el diario y las cartas encontradas como ya he mencionado,  constituirán el eje principal de toda la historia.

Dejo para el lector donde lleva la relación de dichos nombres tan importantes con la principal protagonista Margot.  Y es que en el fondo seguiremos fielmente a todos los personajes, ya que hablarán de ellas mismas con sus miedos, sentimientos  pensamientos o emociones. Es decir mujeres normales al fin y al cabo, con sus propias vidas como todas o todos. «El pasado ni nos crea, ni nos destruye, solo nos transforma»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *