‘Almas perpendiculares’, de Daniel Bardadillo Dubon

LAURA MARTÍNEZ GONZÁLEZ.

Hay gente que para olvidar a aquellas personas con las que han compartido un pedazo de sus vidas solo les basta con borrar su móvil y no verse más. Un corto y cierro en toda regla. Sin embargo, para Dani Barbadillo Dubon, no es tan simple. El escritor de este libro necesita la poesía para liberarse de los sentimientos y el cariño que le atan a una relación pasada. Sin embargo, lo que consigue es que cada verso que crea le encierre aún más en el recuerdo de esa mujer que, por suerte o desgracia, se cruzó en su camino.

Valiéndose solo de la poesía, el autor nos cuenta las experiencias compartidas con un alma que se bajó en la estación de su vida durante un tiempo. Momentos de felicidad que parecía que iba a ser eterna, pero que acabaron convirtiéndose en decepciones, discusiones y reproches. Con este libro, creo que Dani ha inventado otra forma de plasmar los sentimientos sobre el papel. Desde el principio hasta el final, cada página es un poema que nos acerca a los lectores, y a él, a entender mejor la relación que tuvo. Relación con la que consigue emocionarnos gracias a la rabia, la sinrazón y la desesperanza que transmite por haber amado a la mujer que él pensaba sería su alma gemela.

Algo que no le reprocha pues ella también pensaba que él sería la suya. Ambos comenzaron la relación con la mejor de las intenciones, pero él era el loco que amaba sin pensar y ella la que tenía demasiado miedo a arriesgarse a amar y a que la amasen. Esta diferencia fue abriendo una brecha en la relación. Una herida en la que el escritor iba guardando sus sentimientos y recuerdos en forma de verso, para escribirlos en este libro cuando se viera preparado. Lo que no sabía es que escribir esos sentimientos no le harían olvidarla; si no pensar aún más en ella y preguntarse dónde estará, qué hubiera sido de sus vidas de haber seguido juntos.

En cada poema, están esparcidos los trozos del alma que esa chica le rompió. Aunque también, las alegrías y besos que compartieron. Leerlos es como nadar en un mar de sentimientos enfrentados. Unos versos transmiten tristeza; otros, ilusión, pero sobre todo muestran que, detrás de ellos, se esconde un hombre que solo sabe amar, a pesar de la cruda realidad que el amor le ha hecho vivir.

En cuanto a la estética y presentación del libro, creo que expresan sencillez y buen gusto. Algunas de sus páginas están ilustradas con bocetos en blanco y negro. Dibujos hechos con pequeños trazos que aportan más originalidad a la historia y que ayudan a ponerle una imagen real al cuadro abstracto de sentimientos que ha escrito Dani. Esta fiera de la poesía, o también del rap; muchos de sus versos podrían ir acompañados por melodías, capaz de descolocarnos y volver nuestro mundo del revés.

En definitiva, Almas perpendiculares es un libro para quienes disfrutan de la compañía de unos versos que les transporten a ver un mundo donde el amor no se forma de felicidad ni de caricias, si no de instantes teñidos de miedo y frustración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.